VIDA DIGITAL | Artículos | 14 ABR 2016

"El Crucigrama de Jacob" una novela llena de interactividad.

Es un proyecto que según su creadora traspasa las lindes del papel para que las personas puedan experimentar la literatura desde todos los ángulos. Este proyecto está centrado en la captación de un público joven que usa la tecnología como lenguaje habitual y que difiere del lector habitual.
Marta Pérez

En palabras de Ana López Martín, este proyecto innovador ha ido adquiriendo socios importantes a lo largo de su camino como el grupo planeta. El objeto pasivo que en este caso es una novela se convierte en un elemento mucho más vivo y lleno de interactividad con las personas y para ello nos hemos apoyado en una serie de herramientas digitales para aportarle un valor añadido. El momento de decisión de compra es muy importante, en ese aspecto hemos usado la realidad aumentada, el libro tiene 3 marcadores de realidad aumentada, el primero de ellos es la foto de la contraportada que si apuntas con la app “mira realidad aumentada” reproduce el booktrailer de la novela, de esa manera el potencial lector puede decidir si le gusta y comprar o no el libro, es algo muy honesto hacia el consumidor, señala la autora.

El segundo marcador es la portada que abre un crucigrama que enseña historia jugando, para resolver el crucigrama es necesaria la previa lectura, la recompensa para quien lo resuelva,es entrar a formar parte del casting para salir en la película documental, además puedes escoger a cuál de los personajes te gustaría interpretar, De esa manera creamos comunidad y ayudamos a la gente que quiera formar parte del este proyecto.

El tercer marcador de realidad aumentada está en el interior de la novela, es una pirámide judeomasonica sita en la página 33 del libro, este es itinerante en el tiempo, va a ir cambiando ya que va a ir muy en la línea de las gymcanas, la primera será el 6 de julio en el parque del retiro coincidiendo  con la feria del libro en donde la comunidad generada tendrá la oportunidad de vivir una experiencia física conjunta de trabajar en equipos mediante aplicaciones móviles  para buscar el tesoro que simbólicamente el protagonista esconde en la novela, el ganador recibirá un premio directo. Una de las premisas es que nunca fuera un concurso, el primero, el más talentoso, el más innovador se lleva el premio de forma directa.

La web se soporta en tres pilares:

-Un formulario en donde los lectores pueden conocer más acerca de los protagonistas, y de los enigmas sin resolver que plantea la novela.

-La comunidad en la que se apoya el digital.

-El juego de los elegidos que está pensado para aprender jugando y resolver misterios.

La novela “El Crucigrama de Jacob” quise basarla en los sefarditas porque conocí a uno en Estambul que me contó su historia y me abrió unas puertas muy interesantes, me pareció una fotografía congelada en el tiempo de hace 500 años (el habla en castellano antiguo ya que se lo han ido pasando de generación en generación ellos siguen siendo españoles de corazón, les han echado y están esperando volver, hace poco el gobierno les entrego los pasaportes que llevaban esperando 500 años ) todo esto me pareció algo que no podía dejar pasar.

Para Ana el mayor reto fue crear una novela en la que cualquier lector tuviera un personaje con el que identificarse, este proyecto lleva incubándose 5 años, es un camino largo y muy innovador y necesitas de un equipo que emprenda, apueste y arriesgue contigo.

La próxima cita será el 6 de junio en el Parque del Retiro de Madrid, allí todas las personas que se inscriban en la web tendrán la oportunidad de vivir una gran aventura.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información