VIDA Y HOGAR DIGITAL | Noticias | 27 ABR 2015

El consumidor digital demanda experiencias más inteligentes y 'más humanas'

Tags: Tendencias
El consumidor digital demanda mejores experiencias digitales, más inteligentes y con un toque más humano, según la segunda edición del informe "Tendencias digitales", publicado por Microsoft Advertising y realizado en colaboración con The Future Laboratory.
digitalización
R. Alonso


El usuario cada vez sabe más sobre las posibilidades que la tecnología le ofrece para mejorar su vida, y eso se traduce en que se convierte en más exigente. Según un estudio de Microsoft sobre tendencias digitales, el consumidor demanda mejores experiencias digitales, más inteligentes y con un toque más humano.

Estas son las principales tendencias que detecta del estudio en el que han participado 13.200 participantes de muy diversos países, entre ellos España:

1.    Valor de los datos personales
El usuario es consciente del valor de sus datos y exige una contrapartida para cederlos. Si en 2013, un 30 por ciento estaba dispuesto a “vendérselos” a las marcas a cambio de algún beneficio, la tendencia persiste y en 2015 son ya el 32 por ciento, un 45 por ciento en el caso de España, donde esta tendencia está más arraigada que en la mayoría de países. A nivel global, el 61 por ciento de los menores de 35 años reconocen que ya han entregado sus datos a cambio de algún tipo de ganancia.

2.    Contenido relevante
Otra tendencia que se afianza, según Microsoft. Los consumidores, abrumados por el exceso de información que recogen de sus múltiples dispositivos, sólo reciben de buen grado el contenido relevante. Un 64 por ciento de los encuestados está interesado en una futura tecnología que permitirá filtrar automática e inteligentemente el contenido para ofrecérselo en el momento apropiado. Además, a un 39 por ciento le agrada que se analicen sus datos para optimizar los servicios que reciben, haciéndolos más personalizados.

3.     Experiencias atractivas y sensoriales
La tecnología está empezando a ofrecer experiencias más completas, atractivas y sensoriales. Los usuarios de hoy perciben muchas de esas experiencias online como parte de su propia vida, desdibujándose la frontera entre “vida digital” y “vida real”. De hecho, la mitad de ellos (49 por ciento) están mucho más dispuestos a interactuar con experiencias digitales que parezcan reales y que no constituyan una barrera con respecto a su realidad física.

4.    El derecho a la identidad
El usuario de hoy ha pasado de la obsesión por la privacidad a querer controlar cómo se refleja su propio yo. Conscientes de que existe una huella digital inevitable, quieren ser ellos quienes lideren su identidad digital. El 57 por ciento quiere tener el poder de controlar cuánta de la información que comparten permanece online y entienden que liderar esa identidad no significa solo borrar, sino también construir: las actualizaciones en redes sociales, los planes de viaje o los kilómetros recorridos al hacer running son algunos de esos elementos que ayudan a dar forma a la “persona digital”.

5.    Analítica para mejorar
La llegada del Internet de las Cosas significa datos. Las personas quieren datos, no solo sobre sí mismos, también sobre todo lo que les rodea. Más de la mitad de los internautas utilizan ya o muestran interés por aquellos dispositivos y servicios que se encargan de medir algún tipo de actividad o su rendimiento. Y, sin embargo, sólo un tercio de éstos sacan auténtico provecho a esos datos. Ahí radica la clave de la nueva era: el usuario de 2015 ya no se conforma con datos y, al igual que hacen las marcas con Big Data,  está buscando la forma de sacarles provecho para mejorar su vida.

6.    Estímulo de la creatividad
Con el aumento de los servicios digitales, los consumidores están diseñando y modelando productos en base a sus necesidades e intereses. El 56 por ciento de los encuestados son mucho más favorables a comprar a aquellas empresas que les permitan participar en sus productos o servicios.

7.    La nueva era del descubrimiento
Los consumidores buscan recomendaciones, pero no sólo sobre las cosas que les gustan y las actividades que desarrollan. Quieren experiencias que se salgan de su zona de confort. No quieren lo nuevo: quieren lo más nuevo y conocer los aspectos más profundos de sus actividades actuales.

8.    Redes más flexibles
Los consumidores buscan redes más flexibles y temporales que les permitan conectar con los variados intereses que van teniendo en las diferentes etapas de su vida. En este sentido, las redes nicho- aquellas que versan sobre un área de interés específico- siguen teniendo vigencia, pero el internauta de 2015 busca además que esas redes fluyan, y que puedan adaptarse a los cambios en los intereses que se producen a lo largo de la vida.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información