TI CORPORATIVA | Noticias | 08 FEB 2010

Revisan la patente de la VoIP

La oficina estadounidense de patentes y marcas registradas ha decidido revisar una controvertida patente registrada en 2001 que se supone que cubre gran parte de la tecnología que está detrás de la VoIP (Voz sobre IP).
PCWORLD PROFESIONAL

Dicha patente está en manos de una pequeña empresa llamada C2 Communications Technologies y es una de las 10 que la Electronic Frontier Foundation (EFF) ha estado intentando eliminar desde hace varios años a través de su Patent Busting Project. La semana pasada, la oficina de patentes accedió a las peticiones de EFF para volver a examinar la patente, según anuncia EFF. Esta organización de libertados civiles digitales argumenta que con anterioridad se intentaron registrar otras tecnologías que, básicamente, cumplen la misma función que la que posee C2.

La patente en cuestión es la número 6.243.373, cuyo autor es David L. Turock, aunque es propiedad de C2 (antes conocida como Acceris Communications Technologies). Según su vicepresidente, secretario y director financiero, Stephen Weintraub, C2 posee media docena de patentes pero no fabrica ningún producto.

En 2006, C2 denunció a las principales operadoras de Estados Unidos (como AT&T, Versión y Qwest) por presunta violación de patentes. Una denuncia que, según Weintraub, se resolvió sin juicio mediante un acuerdo monetario.

Pero C2 cree que hay muchas otras compañías que están violando su patente, así como otras relacionadas con la VoIP. Las patentes de C2 cubren gran parte de la tecnología que se utiliza en la Voz sobre IP aunque no todos los productos VoIP infringen estas normas, según palabras de Weintraub.

Sin embargo, la EFF, a través de su Patent Busting Project, se centra en aquellas patentes que, según su visión, no deberían ser válidas porque perjudican la innovación por parte de los usuarios. En este caso, la patente afecta a una tecnología que hace las llamadas de voz más asequibles  y que depende, en parte, de inventores independientes para lograr avances, según la directora legal de la EFF, Cindy Cohn. “VoIP es una de esas tecnologías que hacen a las personas más libres”, sentencia para añadir que el temor de su organización es que el miedo a denuncias por parte de C2 impida que los desarrolladores fabriquen nuevos productos relacionados con la VoIP. 

Además, la EFF cita una aplicación patentada por investigadores de Lucent Technologies en 1996, la número 5.568.475. Una patente que vendría a cubrir muchos de los desarrollos contemplados en la patente de C2.

En cualquier caso, no parece que esta cuestión se resuelva pronto, ya que, de media, la oficina de patentes tarda entre 8 y 12 meses en tomar alguna decisión, a lo que habría que añadir posibles recursos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información