TABLETS | Artículos | 08 NOV 2012

Microsoft sube su apuesta para los desarrolladores en la guerra de las apps

Miguel Ángel Gómez

Ganar terreno en la guerra de las apps es el objetivo de la estrategia puesta en marcha por Microsoft, y plasmada en la conferencia de desarrolladores de esta semana, sabedores de que ésta es la principal arma a la hora de convertir Windows 8 en una plataforma de referencia.

Mientras algunos analistas insisten en que la adopción de Windows 8 llevará su tiempo, todos, tanto los más optimistas con este proceso como los menos parecen estar de acuerdo en un aspecto esencial del éxito de la plataforma: el desarrollo de las apps.

Consciente de esto, Microsoft está tratando de conseguir que los desarrolladores se suban cuanto antes al carro de Windows 8 y Windows Phone 8. Y es que el campo de batalla del mercado PC, que Microsoft ha dominado claramente durante tantos años, ha sufrido una metamorfosis más que evidente, y la guerra convencional ha mutado a una guerra de guerrillas protagonizada por iPads, iPhones y tabletas y smartphones Android.

Así que en Microsoft saben que necesitan “reclutar” un nuevo ejército de desarrolladores, porque mientras que la Windows Store cuenta con alrededor de 10.000 aplicaciones, la App Store de Apple ha anunciado ya que se han superado las 700.000, y el número de aplicaciones para Android tampoco anda lejos de esa cifra. De ahí que Microsoft haya aprovechado su reciente conferencia para los desarrolladores para poner encima de la mesa una propuesta atractiva para “ganarse” su favor. Así, la firma de Redmond puso sobre la mesa para los asistentes al evento un tablet Surface, 100 GB de almacenamiento gratuito en SkyDrive, un Nokia Lumia 920 Windows Phone 8 y un descuento especial para para el registro de desarrolladores en la Windows Store. Sin embargo, el principal incentivo, la gran llamada de atención de Microsoft a la comunidad de desarrollo ya se había hecho pública con anterioridad: más dinero. Microsoft dará a los desarrolladores el 70 por ciento del precio de venta de cada aplicación, pero incrementará al 80 por ciento este ingreso una vez que la aplicación haya superado los 25.000 dólares en ventas.

Frente a esto, tanto Apple, que lo ha incrementado recientemente, como Google, han situado esta comisión en el 70 por ciento.

Y, ¿qué opinan los desarrolladores de estos movimientos? En conversaciones con la edición estadounidense de CIO, algunos desarrolladores han señalado estar preparados para un lento crecimiento del ecosistema de aplicaciones de Windows 8, si bien se mostraban muy entusiasmados por la versatilidad multiplataforma, así como por la variedad de herramientas de desarrollo que Microsoft pone en manos de la comunidad.

Y, evidentemente, no podemos olvidar lo más obvio, y es que el potencial de crecimiento que presenta la plataforma es enorme, dado que son alrededor de 670 millones los usuarios de Windows 7 que pueden migrar, en algún momento, a Windows 8, sin contar con los potenciales nuevos usuarios que llegarán con la compra de nuevos PC. Ahora bien, pese a esta tremenda base instalada de equipos, Windows 8 es “nuevo en el vecindario”, dada la reciente proliferación de tablets, smartphones y tiendas de distribución de aplicaciones.

Tal y como ha señalado Tom Verhoeff, desarrollador de la firma Methylium, que recientemente han creado la aplicación para Windows 8 de Booking.com, la web para la reserva on-line en hoteles, “Microsoft se ha dado cuenta de que su posición no es la prominente en el mercado, sino que tienen que conquistar el mercado de nuevo”.

“Desde el punto de vista del sistema operativo, en sobremesa Windows sigue siendo la mejor opción. Pero una vez que los usuarios se acostumbren a la nueva interfaz en sus sistemas de sobremesa, van a querer extender la experiencia a sus teléfonos y tablets, contentos con cómo se sincronizan los ficheros entre ambos”.

También reconoce este experto que el éxito de iOS y Android es el principal obstáculo al que se enfrenta Windows 8, más allá de otra consideraciones, como la caída de las ventas de PC, que, si bien no va a permitir a Microsoft unos números como los que solían ser habituales para la compañía, le va a permitir mantener su espacio en el mercado.

Otro punto de vista es el mostrado por Jonathan Isabelle, desarrollador de Jack of Tools, una especie de navaja suiza con múltiples utilidades. En su migración a la nueva plataforma ha utilizado RadControls for Windows 8.

Isabelle se muestra de acuerdo con la idea de que, evidentemente, la audiencia actual de las aplicaciones sobre Windows 8 y Windows Phone 8 es menor, pero eso se compensa, en su opinión, por el hecho de que hay menos competencia por el memento. “La audiencia potencial puede ser enorme, es muy apetitosa para un desarrollador, y es que, cuando empezamos a desarrollar para Windows Phone había 10.000 aplicaciones, y ahora hay 100.000”.

La industria respalda esta idea, y Forrester ha publicado unas estimaciones en las que señala que 2014 será el año en el que Windows 8 empiece a avanzar a velocidad de crucero entre los dispositivos tradicionales y los táctiles, y en 2016 podría alcanzar una cuota de mercado del 30 por ciento en el mercado de tablets.

Un desarrollo único, un código único y muchos dispositivos

Otra de las armas de Microsoft es la compatibilidad entre las diferentes plataformas. Una misma app puede funcionar en un PC, un tablet y un smartphone, ofreciendo a los desarrolladores un amplio abanico de potenciales usuarios, una versatilidad que coloca a Microsoft en una posición única frente a sus competidores.

Los desarrollos para iOS sólo llegan a iPads e iPhones, y el código puede ser diferente en ambas plataformas, lo que lleva a que los desarrolladores tengan que ajustarlo.

Verhoeff reconoce que la compatibilidad entre diferentes tipos de dispositivos no va a ser perfecta como el ajuste de la interfaz de usuario de Windows 8 a pantallas más pequeñas, pero los desarrolladores pondrán mantener el mismo código. “Si lo haces bien, el desarrollo de una aplicación para cuatro tamaños de pantalla diferentes tendrá el mismo código, y esto es asombroso”.

Plataforma multi-lenguaje

La última de las decisiones que ha tomado Microsoft de cara al desarrollo de aplicaciones es la de incluir más lenguajes de programación, con lo que las aplicaciones pueden ser desarrolladas con lenguajes convencionales tales como C++, C# y Visual Basic, o lenguajes de desarrollo web como HTML, CSS o JavaScript.

Éste es otro factor diferencial frente a iOS, por ejemplo, que sólo permite el desarrollo con Objective C, o Android, dado que Google sólo soporta el desarrollo con Java.

“Microsoft quiere dejar claro a la comunidad de desarrolladores que no es la compañía propietaria que pudo ser en otro momento, sino que quiere tener a todo el mundo a bordo”, comenta Verhoeff.

Sin embargo, junto con este intento por ampliar el soporte a más desarrolladores, Microsoft se está mostrando muy estricto en cuando a las normas específicas para el desarrollo de las apps, apostando de forma muy decidida por la apariencia Metro. “Es cierto que no tienes la libertad de diseño que con iOS, pero, aun así, puedes proporcionar una experiencia única con este diseño”.

Además, Microsoft quiere que el desarrollo no sea caro. Así, frente al coste de ser desarrollador iOS, 99 dólares al año, Microsoft Visual Studio Express es gratuito.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información