SEGURIDAD | Noticias | 26 OCT 2007

Una de cada cuatro personas se expone a sufrir un robo de identidad

Tags: Internet
Un estudio encargado por McAfee revela que la mayoría de los usuarios no toman en serio su seguridad, empleando las mismas contraseñas para acceder a distintos servicios en red. Además, por lo general se trata de contraseñas simples, que dejan la puerta abierta a amenazas y fraudes online.
Hilda Gómez

McAfee ha hecho público un estudio en el que se concluye que casi uno de cada cuatro europeos corre riesgo de fraude online o robo de identidad, debido a los malos hábitos para elegir contraseñas. El informe revela que casi la cuarta parte de los usuarios (24 por ciento) usa siempre la misma contraseña para acceder a todas sus cuentas, y casi la mitad (43 por ciento) nunca las cambia, aumentando el riesgo de delatar su identidad y de que la contraseña sea pirateada o robada.

La investigación, fruto de una encuesta realizada por Ciao Surveys entre 3.500 consumidores en Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, España y Países Bajos, revela que los consejos de los expertos de usar contraseñas largas y complejas caen en oídos sordos. Así, casi una tercera parte de los participantes (30 por ciento) usa contraseñas de uno a seis caracteres, y casi un cuarto de ellos (22 por ciento) usa caracteres alfa.

Única contraseña

Por otra parte, un 59 por ciento de los encuestados “siempre” o “casi siembre” usa la misma contraseña para todo. En Europa, los franceses han sido los peor parados ya que el 39 por ciento de ellos usan una contraseña para todo. Le sigue de cerca España, con un 37 por ciento.

Junto con el dato de que el 43 por ciento de nosotros nunca cambia la contraseña, el estudio de McAfee revela también que el 16 por ciento la cambia una vez al año, y que sólo el 11 por ciento lo hace las tres veces al año recomendadas. El peor parado es España, ya que el 55 por ciento de los encuestados nunca cambia su contraseña. A España le siguen Francia (51 por ciento), Países Bajos y Reino Unido (41 por ciento), Alemania (37 por ciento), y finalmente Italia (36 por ciento).

No es sorprendente que recurramos a una única contraseña para todo, puesto que nos inscribimos en sitios online más que antes. Como explica Grez Day, analista de seguridad de McAfee, “la gente se inscribe más y en más cuentas online y como consecuencia mucha gente deja su “ADN Digital” en la red. Es más, el 41 por ciento de los encuestados afirma registrar sus datos online al menos una vez al día, y el 20 por ciento dice que necesitan sus contraseñas entre 10 y 30 veces al día. El total de contraseñas necesitadas hace que mucha gente recurra a usar obvias contraseñas, y queremos ayudar a la gente a entender las consecuencias de su comportamiento”.

A pesar de los consejos, el estudio muestra que el 22 por ciento de los usuarios usa simples contraseñas con todos los caracteres alfa. Del estudio, podemos deducir que los franceses tienen las contraseñas menos seguras en Europa, ya que el 37 por ciento de los encuestados usa todos los caracteres alfa. A Francia le sigue España (28 por ciento), Italia (24 por ciento), Reino Unido (18 por ciento), Países Bajos (17 por ciento) y finalmente Alemania (15 por ciento). Estos últimos tienen las contraseñas más seguras en Europa, ya que el 34 por ciento de los encuestados combina caracteres alfa y numéricos, una cifra bastante elevada comparada con el 23 por ciento de los participantes en los Países Bajos, el 22 por ciento del Reino Unido y Francia, el 19 por ciento de Italia y el 13 por ciento en España.

Las contraseñas más populares son los nombres de nuestras mascotas, seguidos por un hobby y el apellido de nuestra madre. No es sorprendente pero sí preocupante en sitios sociales online, como Facebook y MySpace, donde mucha de esta información está disponible abiertamente.

Móviles poco seguros

La investigación también estudia las actitudes de la gente en materia de seguridad en sus teléfonos móviles y resulta que casi las dos terceras partes de los encuestados (61 por ciento) no disponen de código PIN para proteger sus dispositivos móviles. De entre los que sí disponen de él, las tres cuartas partes (76 por ciento) nunca lo cambia, y un 29 por ciento usa el establecido por defecto.

 “Como muchos de nosotros usamos teléfonos móviles, necesitamos ser conscientes de la necesidad de protegerlos. Todo el mundo sabe qué hacer si le roban el teléfono, ya que cancelando la tarjeta SIM el problema está resuelto. Pero la mayoría de la gente no piensa en la información que almacena en su teléfono, como contraseñas online o datos personales. Dejar esta información desprotegida implica poner en riesgo tu identidad” afirma Jan Volzke, director de marketing de seguridad para móviles de McAfee.

El estudio concluye señalando la necesidad de que los consumidores vigilen más, no solo su ordenador personal, sino también sus dispositivos móviles, proteger las claves de su ID y evitar convertirse en víctimas de robo de identidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información