SEGURIDAD | Noticias | 16 OCT 2009

Un hacker fugitivo, obligado a comparecer ante la justicia estadounidense

Se trata de Edwin Pena, que debe hacer frente a 20 cargos federales relacionados con prácticas ilegales on-line y fraude.
Paula Bardera

Se trata de un ciudadano de Miami, que, durante los últimos 3 años, ha logrado evadir a la justicia estadounidense, pues era perseguido por diferentes cargos relacionados con el robo y reventa de servicios VoIP. Ahora está siendo extraditado a Newark desde México y deberá comparecer ante un tribunal federal de Nueva Jersey en los próximos días.

Edwin Pena, de 26 años, fue arrestado en junio de 2006 por múltiples cargos de fraude, pero consiguió no ir a la cárcel al pagar una fianza de 100.000 dólares. Sin embargo, fue arrestado en México el pasado mes de febrero y, desde entonces, han trabajado en su extradición a los Estados Unidos. Es decir, ha sido un fugitivo durante más de tres años.

Ahora, debe hacer frente a 20 cargos entre los que se incluyen conspiración para cometer intrusión informática y conspiración para cometer fraude de redes. Los Estados Unidos creen que, desde noviembre de 2004 a mayo de 2006, Pena y otro hacker entraron en las redes de proveedores de servicios de VoIP y dirigieron llamadas realizadas por clientes del servicio de VoIP de Pena a través de ellas.

De este modo, vendieron más de 10 millones de minutos de servicio VoIP que fue robado de más de 15 proveedores de telecomunicaciones. Estos minutos están valorados en 1,4 millones, tal y como alegan las compañías víctimas del fraude. El modo en que operaban consistía en entrar en las redes y, una vez logrado, realizaban ataques de fuerza bruta para conseguir los códigos propietarios necesarios para identificar y aceptar llamadas autorizadas en las redes. Al parecer, utilizaban los códigos para redirigir las llamadas de sus clientes a través de estos sistemas. Según el informe policial, Pena consiguió así más de un millón de dólares. 

tribunalesUn matrimonio roba a Cisco 23 millones de dólares

Pero éste no es el único caso de este tipo relacionado con las TI. Un matrimonio ha sido arrestado por, presuntamente, haber robado 23 millones de dólares a Cisco.

Al parecer, utilizaban un esquema en el que se aprovechaban del sistema que el gigante de las redes utiliza para reemplazar piezas, el programa SMARTnet. Así, creaban negocios falsos en ocho estados distintos que solicitaban las piezas, pues éste es un programa de soporte técnico que promete, entre otros beneficios, entrega de piezas defectuosas en 2, 4 o 24 horas.

El hombre, de 33 años, Mario Easevoli y su mujer de 28, Jennifer Leigh Harmon Easevoli, hacían negocios como si se trataran de la firma Synergy Communications. Él actuaba como presidente y ella como vicepresidenta. Un tercer hombre también ha sido acusado, Jason Allan Conway, pero aún no ha sido detenido.

Una investigación realizada por el FBI, el Servicio Fiscal y el Servicio de Inspección Postal finalizó con su arresto. Estas agencias encontraron que este trío utilizaba docenas de nombres falsos y compañías ficticias para obtener piezas buenas por parte de Cisco. Estas piezas se entregaban en buzones de correo privado en tiendas de UPS de ocho estados norteamericanos. Según los cargos, utilizaron más de 21 nombres falsos de empresas y 80 identidades falsas para obtener estos buzones. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información