SEGURIDAD | Noticias | 01 JUL 2015

Un 45% de los ex-empleados tienen acceso a datos confidenciales de sus empresas, ¿cómo evitarlo?

Según un estudio de Osterman Research, el 45 por ciento de los ex-empleados siguen teniendo acceso a información confidencial de sus antiguas empresas, un 49 por ciento asegura haber accedido a algún servicio tras haber abandonado la compañía. Panda Security recuerda la importancia de tomar medidas antes de que los trabajadores se hayan marchado.
Usuario con PC
Hilda Gómez

Cuando un empleado abandona una empresa, a menudo no se toman las precauciones necesarias para evitar que se lleve consigo datos propiedad de la empresa o las claves para acceder a ellos. Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por Osterman Research, según el cual, el 89 por ciento de los ex-empleados mantienen las claves de acceso a al menos a uno de los servicios de la empresa para la que antes trabajaba. Además, el 45 por ciento reconoció que seguía teniendo acceso a información confidencial de la empresa y el 49% aseguraba haber accedido a algún servicio después de haber dejado la empresa. Por eso, en el último post de su blog, Panda Security recuerda a las empresas que implementen mecanismos y estrategias que les permitan salvaguardar la privacidad de sus datos ante eventuales cambios de personal.

Según Panda, las medidas deben aplicarse antes de que los trabajadores se hayan marchado. Para ello resulta básico tener constancia de todas las cuentas a las que tienen acceso los empleados y registrar sus credenciales de inicio de sesión, algo que se solucionaría con la puesta en marcha de una plataforma de inicio de sesión única, un portal desde el que el empleado pudiera acceder utilizando como usuario su email corporativo. Así, si la relación laboral toca a su fin, sería suficiente con eliminar el correo de ese trabajador para evitar que pueda acceder en el futuro.

En ciertas ocasiones se pueden pasar por alto medidas de seguridad tan sencillas como asegurarse de que los ex-empleados devuelven herramientas que han recibido para realizar su labor, como un ordenador, un smartphone o la tarjeta de acceso a la oficina. En cuanto a las herramientas digitales, las compañías no pueden olvidar cerrarles cualquier acceso a sus cuentas corporativas, así como a los servicios, aplicaciones y canales que habitualmente utiliza la empresa para que sus trabajadores puedan operar en conjunto.

También hay que tener en cuenta que muchos empleados emplean servicios cloud como Dropbox, OneDrive o Google Drive para almacenar documentos que tienen que consultar fuera de la oficina. De hecho, el 68% de los trabajadores consultados afirmaban haber guardado información corporativa en una cuenta personal de servicio en la nube, información que puede ser consultada por personas ajenas el día que se convierten en ex-empleados. Por eso, otras de las recomendaciones que deberían seguir las firmas es implementar su propio servicio de almacenamiento en la nube, e incitar a sus empleados a que guarden ahí la información, para evitar que no tengan acceso a ella en caso de dejar la empresa y que no se pierda en caso de borrar sus PC.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información