SEGURIDAD | Noticias | 27 DIC 2013

Tendencias en recuperación de datos para el nuevo año

La continua proliferación de nuevas unidades de almacenamiento y el malware han sido los principales desafíos que ha afrontado la industria de la recuperación de datos durante este año, tendencias ambas que seguirán dominando durante 2014, según Kroll Ontrack, proveedor de recuperación de datos y gestión de la información.
Kroll Ontrack discos
Redacción PCWorld

Cuando estamos a punto de despedir el año, Kroll Ontrack desvela los principales desafíos que tendrá que abordar la recuperación de la información en 2014, tras analizar los casos y retos afrontados en sus laboratorios durante 2013.

Nuevos dispositivos de almacenamiento, mayores volúmenes de datos y los virus complicarán la tarea de recuperar datos a empresas y usuario. Estas tendencias ponen de relieve la necesidad de que las empresas y los consumidores entiendan cómo la evolución de la tecnología afecta a la protección y recuperación de datos críticos, explica la firma.

Los discos SSD y otros dispositivos flash están impactando en la recuperación de datos. Siguen reduciendo su precio, alineándose con los del disco duro y casi el 10 por ciento de las recuperaciones de datos son ahora en memorias flash. Además, los ingenieros deben lidiar con nuevos formatos de transmisión, como las unidades de híbridos, que contienen tanto SSD como otros componentes, que optimizan la operación en diferentes niveles, el almacenamiento de los datos a los que se acceden con más frecuencia en el SSD más rápido y los datos a los que se accede con menor frecuencia en el giro lento de la unidad.

"Con SSD y flash aún en evolución, cada nuevo formato de memoria es específico del fabricante y por lo tanto requiere la puesta en marcha de un conjunto de herramientas de recuperación de datos dependiendo de cada caso, que influye en los tiempos de I+D requeridos", explica Nicholas Green, director general de Kroll Ontrack Iberia.

Por eso, lo mejor que pueden hacer los usuarios de SSD y otros dispositivos flash, es que descarguen las herramientas de software del fabricante de su sitio web, para optimizar el control de estas unidades de almacenamiento, explica el proveedor.

Por otro lado, el impacto de estas nuevas tecnologías en la recuperación de datos está aún por determinar. Los principales fabricantes de discos duros incluyen cada vez más capacidad de almacenamiento en las unidades. Por ejemplo, Hitachi construyó unidades de helio. Con menos espacio para el aire entre los cabezales, el disco duro trabaja con menos resistencia, los platos están más juntos y pueden incluirse un mayor número de platos en cada unidad. Por el contrario, Seagate está aumentando la capacidad del disco duro a través de la tecnología Shingled Magnetic Recording (SMR), que almacena los datos superponiendo las pistas de datos, en vez de en forma lineal.

"Por ejemplo, la apertura de una unidad de helio en una cámara limpia debería hacerse usando nuevas técnicas para asegurar que los cabezales no se bloqueen y que la recuperación de datos tenga el resultado óptimo. Por tanto, estamos realizando desarrollos tecnológicos y poniendo en marcha varios métodos para recuperar de forma segura y de manera efectiva los datos de estas unidades", indica el directivo.

En cuanto a virus, este año ha surgido CryptoLocker, un tipo de malware que afecta a los equipos que ejecutan Windows. Cuando se activa, el programa cifra ciertos tipos de archivos y muestra un mensaje que sugiere que los datos pueden ser descifrados mediante pago en un plazo determinado. Sin embargo, las víctimas del virus han podido desbloquear sus archivos después de cumplirse el plazo, aunque a un coste incrementalmente más alto que el rescate inicial solicitado.

"Los delincuentes tienen claro el valor de los datos. Es necesario ser consciente de los correos electrónicos sospechosos, y hacer copia de seguridad en el caso de que seamos víctimas de estas estafas", recomienda Green.

Asimismo, el DIY (Do It Yourself) está de moda y nadie lo ponen en duda. También en esta área los consumidores intentan recuperar los datos por sí mismos, sin ayuda. Por eso, a lo largo del año, Kroll Ontrack también vio un aumento en el número de usuarios que por sí mismos intentaron recuperar sus datos. En más del 10 por ciento de las ocasiones, las unidades mostraban intentos de acceso a los datos, por lo que se dificultaron los esfuerzos de recuperación.

En este sentido, el directivo explica que "la clave es saber cuándo el software de recuperación es aplicable a cada situación. Si el daño físico es importante, se debe apagar la unidad y consultar a un profesional de recuperación de datos para evitar cualquier pérdida de datos aún mayor".
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información