SEGURIDAD | Noticias | 04 JUL 2006

Opinión: WinFS, crónica de una muerte anunciada

Tags: Hardware
Recientemente conocimos que Microsoft abandonará el proyecto WinFS tal y como fue concebido en un principio.
Daniel Comino
Después de haber generado un gran entusiasmo por parte de los desarrolladores, después de haber captado un gran interés en la comunidad TI, después de predicar una y otra vez las innumerables ventajas que WinFS podía hacer por todos nosotros, tanto a nivel de consumo (en Windows Vista) como de productividad profesional (en Windows Longhorn Server), después de algún que otro síntoma premonitorio (en lugar de salir con el sistema operativo para cliente, se decidió, en 2004, incluirlo únicamente en Windows Server Longhorn), después incluso de incluir sesiones sobre WinFS en el último TechEd (celebrado en Boston hace tan sólo dos semanas). Después de todo esto, resulta que Microsoft decide prescindir de todos los avances hechos hasta ahora y continuar el proyecto por otros derroteros que más bien poco (o nada) tienen que ver con el ambicioso proyecto que se habían marcado. En definitiva, después de haber invertido tiempo, dinero y recursos en el proyecto, finalmente la compañía se da cuenta de que no puede cumplir las pautas que se había impuesto.

Desde luego para nosotros es una decisión incomprensible, al menos en primer término, hasta que se conozcan más detalles de la noticia. Yo, a nivel personal, tuve la oportunidad de asistir, en octubre de 2003, a la Profesional Developer Conference (PDC), que fue la primera puesta de largo de Windows Longhorn (nombre en clave con el que se conocía entonces al actual Windows Vista). En este evento, celebrado en Los Ángeles (y cuya información publicamos en PC World de diciembre de 2003), un apasionado Bill Gates mostraba entusiasmado las ventajas que WinFS traería al nuevo sistema operativo. Según reconocía el propio Gates, NTFS (el actual sistema de ficheros), no estaba preparado para lidiar con la ingente cantidad de información multimedia que el mercado tecnológico habría de soportar con el nuevo sistema operativo. Pero no sólo era una buena solución para el segmento de consumo, sino que a nivel profesional, los nuevos servidores Windows Longhorn Server serían capaces de indexar y rescatar todo tipo de información de un modo mucho más rápido y eficiente.

Bien es cierto que el proyecto no ha sido del todo desechado, ya que algunas partes están siendo implementadas en otros productos de la compañía, como SQL Server o ADO.NET, y el grupo de trabajo seguirá en esta línea a partir de ahora (puede que incluso se llegue a aprovechar este mismo trabajo en productos tan importantes para Microsoft como Exchange o Sharepoint) pero, personalmente (y sospecho que ocurre del mismo modo en el sector profesional), pienso que Microsoft ha generado una necesidad a la que, al menos por el momento, no va a dar respuesta. Nos ha puesto el caramelo en la boca y nos lo ha quitado. Efectivamente existen otras opciones ajenas al propio sistema operativo que pueden resolver esta papeleta en mayor o menor medida, aunque, desde luego, no mediante el mismo concepto. Por lo tanto nos quedaremos sin la plataforma relacional, capaz de etiquetar la información con metadatos que nos venían prometiendo desde hace ya casi tres años.

Más información en el blog oficial del equipo de WinFS:
blogs.msdn.com/winfs


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información