SEGURIDAD | Noticias | 29 MAY 2012

Nuevas armas tecnológicas para blindar los móviles de los más pequeños

La paternidad está en guerra en estos días. Se trata de una batalla tecnológica para defender a los más pequeños de las nuevas amenazas que han traído los últimos avances técnicos, en especial las redes sociales. Los padres actuales deben hacer frente a amenazas muy diferentes a las que debieron sortear sus antepasados. Los móviles son la gran puerta de entrada a peligros contra la infancia y los proveedores tecnológicos deben responder al desafío.
PCWORLD PROFESIONAL

Como en cualquier escalada armamentística, los padres necesitan todo un arsenal de defensa para responder. Hace cincuenta años, las amenazas que preocupaban a los padres eran un posible rapto en la calle o un atropello. Ahora, el peligro ya no es físico, sino psicológico. Los riesgos son cada vez más virtuales y la evasión casi imposible.

La amenaza actual más peligrosa para los chavales puede ser el bullying on-line. Este tipo de acoso siempre ha existido, pero las redes sociales han aportado elementos que pueden aprovecharse para realizarlo impunemente, como el anonimato, la vergüenza pública o el chantaje.

Gracias a las redes sociales, el acoso ya no está confinado al patio del colegio, las víctimas pueden sufrir abusos en cualquier momento y lugar.

Facebook es el mayor facilitador jamás inventado para estas prácticas, de forma fortuita y no intencionada, claro. Ésta y otras redes sociales  son utilizadas por chicos de menos de 13 años, aunque Facebook no tiene forma de saber la edad actual de sus usuarios.

Varios informes de consumidores determinaron hace un año que unos 7,5 millones de norteamericanos menores de 13 años utilizaban Facebook, mintiendo sobre su edad, y cinco millones de ellos eran menores de 10 años. Seguramente, estas cifras serán aún mayores ahora.

Estas redes pueden ser utilizadas de forma sencilla para entrar en contacto con los chicos y, mintiendo en la edad y la identidad, engañarles y atentar contra su seguridad es pan comido.

Otros temores de los padres tienen que ver con la gran exposición de sus hijos a la violencia extrema, la pornografía y otros comportamientos delictivos.

Es falso que los niños entren en Internet para visitar las webs de Disney y Nickelodeon. En realidad, el site más popular para ellos es YouTube.

Pero sin querer exagerar el peligro real de los niños en Internet, lo que sí es cierto es que muchos de ellos sufrirán algún tipo de adicción relacionada con la red. La calidad adictiva del entretenimiento online crece cada día y representa un reto sin precedentes para toda la sociedad.

No obstante, los padres tienen algunas opciones para hacer frente a estos peligros que van desde no hacer nada hasta combatir el fuego con fuego, en otras palabras, aprovechar la tecnología para combatir la amenaza tecnológica.


Cómo ayuda la industria en esta particular ´batalla´


Por ejemplo, el operador británico Vodafone acaba de presentar un servicio, llamado Bemilo, que a un precio de 6 dólares al mes permite a los padres controlar el uso que hacen sus hijos del móvil. El producto es una tarjeta SIM de propósito especial que soporta el servicio.

El video promocional del servicio incluye estadísticas alarmantes, como que un tercio de los chicos británicos sufren falta de sueño por utilizar mensajes de texto durante la noche, mientras que el 10 por ciento es acosado por esta vía, una cuarta parte utiliza sus móviles en clase y un tercio destina al menos cinco horas al día a navegar por Internet con sus móviles.

El nuevo servicio permite a los padres establecer horas concretas de uso de los móviles  a sus hijos y el móvil simplemente no funciona en las horas establecidas, durante la jornada escolar, por ejemplo, o a última hora de la noche. Así, los padres aprueban o rechazan a gente potencialmente peligrosa que pretenda entrar en contacto con sus hijos, a través de llamadas o mensajes de texto. E incluso permite a los padres ver quién llama y leer los SMS.

Este nuevo servicio es la avanzadilla de una compleja y creciente industria de defensa que también cuenta con alternativas para iOS, Android, BlackBerry, Symbian y Windows Mobile, muchos de ellos con algunos de los controles que ahora aporta  Bemilo. Se trata de la aplicación MobShield al precio de 50 dólares al año.

Además, la firma McGrupp SafeGuard acaba de anunciar una app para el navegador Web de iOS que automáticamente bloquea sites inapropiados en iPhones e iPads. También el máximo rival de los tablet Android, el Kindle Fire de Amazon, introducirá nuevos controles parentales, según ha anunciado la compañía, al igual que el gigante de los smartphones Research In Motion que también ha integrado controles para su BlackBerry Curve 9220 y el Curve 9320, y estos controles casi con total certeza también estarán disponibles para otros equipos RIM en el futuro.

La industria por fin ha respondido a la gran demanda de este tipo de programas con herramientas potentes que permiten garantizar la seguridad de nuestros hijos. Pero, ¿se utilizarán realmente?

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información