SEGURIDAD | Noticias | 18 JUL 2014

Microsoft pone fin al experimento Android X

Desde Microsoft nos anunciaron hace tan solo unos días el modelo Nokia X2 con Android, un terminal que llegaría en el mes de septiembre a un precio de 139 euros. Con lo indicado por su CEO, Satya Nadella, la familia Nokia X se convertirá en Lumia con Windows Phone, poniendo fin al experimento de terminal Android.
Nokia X2
Alfonso Casas

El Nokia X2, el terminal basado en sistema operativo Android que fuera anunciado hace tan solo unos días por Microsoft, ya no saldrá a la venta. Junto con la información facilitada por Satya Nadella sobre la reestructuración de la compañía, el CEO de Microsoft ha destacado que no continuarán con el desarrollo de la plataforma Android sobre los smartphone Nokia X. De hecho, se convertirán en productos Lumia con Windows.

 

Hace tan solo unos días, asistíamos a la primera presentación realizada por Microsoft tras la compra de Nokia, donde tuvimos la oportunidad de ver en funcionamiento los nuevos Nokia X2. Microsoft tenía grandes planes para este producto, con el que pretendía ofrecer una alternativa de bajo coste a aquellos usuarios que acuden a las tiendas buscando un terminal de plataforma Android. Desde Microsoft destacaban que al fin y al cabo, ganan en la adopción de servicios que son comercializados con los dispositivos, véase OneDrive, Skype, así como las herramientas de la suite de Office.

 

De este modo, el Nokia X2 cuya disponibilidad en España había sido anunciada para el mes de septiembre, a un precio de 139 euros, ya no verá la luz aquí ni en ningún otro país. O quizás sí, quien sabe, ya que los planes son aprovechar el hardware para implementar el sistema operativo Windows Phone.

 

Cabe destacar que estos dispositivos que se las prometían por su bajo precio, a efectos prácticos, no se les auguraba una gran salida. Los periodistas profesionales del sector coincidimos al salir del evento que al nivel de precio que era presentado, el Nokia X2 tenía peor hardware que muchos otros modelos smartphone con Android que se comercializan. También resultaba peor producto incluso que el Nokia Lumia 630, un Windows Phone muy válido que cuesta 149 euros, tan solo 10 euros por encima del Nokia X2.

 

Otro de los argumentos por los que el Nokia X2 no acababa de convencer es que es un sucedáneo de Android, con lo que el usuario de serie no podría instalarse aplicaciones de Google Play. Tan solo los más aventajados, utilizando versiones de ROMs específicas, podrían habilitar dicha opción. En cualquier caso, un perfil de usuario que no suele decantarse por esta gama de móviles, sino que recurre a los smartphone tope de gama. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información