SEGURIDAD | Noticias | 05 MAR 2014

Internet de las Cosas abre la puerta de nuestra casa a las amenazas informáticas

Electrodomésticos conectados. Hace un mes, un frigorífico inteligente fue identificado como el origen de una campaña de spam vía correo electrónico. Es sólo un ejemplo del futuro que afrontamos, a medida que conectamos a millones de dispositivos inseguros. El prestigioso ingeniero de Cisco, Eric Vyncke, ha alertado de los riesgos que Internet de las Cosas (IoT) puede entrañar en muy poco tiempo.
IoT. frigo Samsung
Tony Bradley. PCWorld

Desde la nevera al coche, el reloj, las gafas, casi cualquier objeto de nuestra vida cotidiana podría tener conexión a Internet en poco tiempo. Está claro su potencial de mejorar nuestro día a día, pero ¿alguien se ha preguntado qué riesgos podemos correr en una casa donde casi todos los electrodomésticos están conectados y pueden ser monitorizados de forma remota?

Un ladrón que se cuele en los sistemas inteligentes de nuestro hogar podría saber si hemos utilizado el gas, el agua o la misma nevera en la última semana y detectar cuándo está la casa vacía. Según el experto de Cisco, los gusanos, troyanos y botnets que una vez atacaron a equipos PC y dispositivos móviles, podrían infectar también el sistema de seguridad o videovigilancia de cualquier hogar.

De hecho, ya ha surgido una nueva generación pirata, los llamados "script kiddie", inexpertos que irrumpen en los sistemas sin una base firme de conocimiento. Se trata de “piratillas” que más que hacer daño o buscar recompensa, simplemente atacan sistemas, porque pueden. Son capaces de entrar en los sistemas de un vecino, simplemente para hacer la gracia, cambiarle los termostatos, acceder a sus cámaras web o incluso apagarle las luces cuando quieran.

Pero aparte de estas bromas de mal gusto, existe una legión de hackers profesionales y desarrolladores de malware que podría obtener mayor lucro de este futuro universo doméstico conectado. Incluso sabotear instalaciones y sistemas críticos. La red eléctrica, oleoductos en todo el mundo, plantas de energía nuclear o sistemas ferroviarios estarían en peligro.

Y Vyncke sugiere otro hándicap; Internet de las Cosas es tan amplio que ningún análisis de seguridad puede evitar cualquier tipo de ataque y hacer frente a todos los escenarios de riesgo. En todo caso, el experto recomienda a los desarrolladores que se centren en las propiedades genéricas que son comunes a las diferentes tecnologías.


En su razonamiento, si cortamos el problema en partes, más pequeñas y manejables, podremos al menos empezar a dar pasos en la dirección correcta.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información