SEGURIDAD | Noticias | 30 MAY 2012

Gartner detecta un importante interés de las empresas por controlar los medios sociales

Tags: Actualidad
Las empresas de todo el mundo están analizando el creciente uso que hacen los empleados de las redes sociales y la consultora Gartner acaba de hacer público un estudio que indica que en 2015 el 60 por ciento de las organizaciones controlará el uso que hacen sus empleados de las redes sociales, para evitar problemas de seguridad corporativos.
PCWORLD PROFESIONAL

Menos de un diez por ciento de las compañías actuales monitoriza el uso que hacen sus empleados de redes sociales como Facebook, YouTube o Linkedin, y el impacto que ello tiene en su seguridad corporativa. Pero esto va a cambiar en breve, según predice Gartner.

Las nuevas tecnologías y servicios disponibles ya permiten establecer este tipo de controles pero, en primer lugar, las organizaciones deben realizar un importante esfuerzo por conjugar estos nuevos medios con aspectos legales y éticos relacionados con la privacidad de los individuos, como destaca Andrew Walls, vicepresidente de investigación de Gartner que ha dirigido un estudio al respecto.

Este tipo de controles permitiría a las compañías evitar problemas de seguridad, como que sus empleados intercambien videos o mensajes no autorizados y que puedan perjudicar los intereses de sus compañías.

Sin embargo, la cuestión no es sencilla y choca frontalmente con derechos fundamentales del individuo. De hecho, este mismo año se conoció un informe que ponía de manifiesto cómo algunas empresas, en sus entrevistas de trabajo, pedían a los candidatos sus claves para acceder a Facebook.

De hecho, la vigilancia de las actividades de los empleados por este medio puede generar serios conflictos con los derechos fundamentales de los individuos en los países occidentales. Como ha destacado el director de política y apoyo a los derechos privados, Paul Stephens, “no hay duda de que el crecimiento de las redes sociales ha generado un nuevo paradigma en cuanto el acceso y control de la seguridad de las organizaciones. Los empleados deben saber que sus actividades en estas redes pueden ser controladas por sus empleadores, aunque los parámetros legales concretos para poder hacerlo deben ser desarrollados todavía".

Por el contrario, otros defensores de los derechos civiles están criticando esta nueva tendencia de “espionaje corporativo”. Como señala el director del proyecto de control de privacidad de los consumidores, John Simpson, “hasta ahora muchos de los aspectos que se estaban discutiendo tenían que ver con la falta de garantías personales. No hay razones válidas para que las empresas lo hagan y, si efectivamente se demuestra que alguna lo está realizando, debe ser denunciada por actividades no éticas”.

Ya hay disponibles en el mercado productos que permiten realizar estas tareas de control y supervisión de redes sociales pero, como destaca Walls, “el problema ahora es la capacidad de las herramientas y métodos de vigilancia para producir grandes volúmenes de información irrelevante”. “Esta información puede quedar expuesta de forma accidental o convertirse en objetivo de comportamientos poco éticos por parte de los responsables de seguridad”.

Lo que parece claro es que las compañías se han dado cuenta de que sus programas de monitorización deben garantizar el cumplimiento de las leyes de los países donde se aplican. Además, se insiste que, para actuar con garantías, los controles de este tipo deben estar autorizados y supervisados por la máxima autoridad en la empresa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información