SEGURIDAD | Noticias | 23 OCT 2013

Europa avanza en el endurecimiento de las normas de protección de datos

Google, Facebook y otros gigantes estadounidenses han recibido varias alertas de Europa sobre sus prácticas en cuanto a protección de datos personales, pero no deben asustarse, de momento, según uno de los arquitectos de la nueva legislación. Además, el Parlamento acaba de pedir a la Comisión suspender de forma temporal el acuerdo que permite transferir datos bancarios europeos a EE.UU.
privacidad
Redacción PCWorld

El Comité de Libertades Civiles del Parlamento Europeo acaba de votar abrumadoramente a favor de endurecer la normativa de la UE en materia de protección de datos personales, con multas de hasta 100 millones de euros para las empresas que no cumplan la futura norma sobre los datos que son compartidos con empresas de otros países fuera de la UE.

Esta decisión supone que en los próximos meses se intensificarán las negociaciones entre los Estados miembros para avanzar en el propósito de instaurar un nuevo código de conducta, previsto para el mes de mayo próximo, y que será la primera actualización importante en cuanto a protección de información, desde 1995.

Además del endurecimiento de las sanciones, el nuevo régimen obligará a las empresas a buscar el consentimiento del usuario antes de utilizar su información personal y podría limitar el intercambio de datos con terceros países, sin la supervisión europea, además de establecer el "derecho de borrado" de los datos personales o huella digital del usuario, que incluiría desde  fotografías, hasta correos electrónicos y mensajes en Internet.

Sin embargo, expertos de la consultora Ovum destacan que la definición de “datos personales” es aún muy vaga y puede dejar muchos resquicios abiertos, además de ser necesario un gran trabajo para garantizar lo que se denomina como “consentimiento expreso e informado” del usuario.

Las enmiendas aprobadas ahora también incluyen normas más estrictas en cuanto a la transferencia de datos personales a países de fuera de la UE, que solo sería ya posible con autorización expresa de un organismo europeo. Esta parece una reacción, según los mismos expertos de Ovum, a los últimos escándalos surgidos alrededor del programa estadounidense PRISMA y, si fuera aprobado de esta forma, el mandato podría limitar la transferencia de los datos de usuarios europeos a compañías estadounidenses.

El eurodiputado alemán del Partido Verde, Philipp Albrecht -que ha sido uno de los principales impulsores de la iniciativa- asegura que debe servir de llamada de atención para que Google y otras empresas utilicen correctamente los datos que recogen de usuarios europeos, sobre todo después de las filtraciones de datos que el analista norteamericano, Edward Snowden, sacó a la luz hace meses sobre las actividades de vigilancia y seguimiento que había realizado la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos en países de todo el mundo.

"Han superado un largo proceso de aprendizaje y ahora tenemos que decirles claramente cuáles son las reglas y cómo se van a aplicar", ha señalado Albrecht, refiriéndose a Google, Facebook, Yahoo! y muchos otros que compartieron datos de sus usuarios con las autoridades norteamericanas.
A pesar de que el eurodiputado no niega la influencia del caso Snowden en la propuesta, prefiere destacar a Reuters que la nueva norma se aplicará a todas las empresas, no sólo norteamericanas.

Albretch, no obstante, considera que ninguna empresa debe temer la nueva normativa “y podrán hacer sus negocios como hasta ahora. Pero, si conservan los datos de los usuarios más tiempo del necesario o no informan a los consumidores de cómo utilizan esta información, estarán incumpliendo las reglas del juego”, advierte.

La futura norma ya ha encontrado una fuerte oposición en las empresas de tecnología desde que se dio a conocer a principios de 2012. Éstas consideran que puede dañar su modelo de negocio, imponiendo una costosa barrera a la forma en que manejan actualmente los datos y en su habilidad para dirigir productos y servicios concretos a sus usuarios.

Las autoridades estadounidenses también están preocupadas, ya que si Europa establece un nuevo régimen de protección de datos más duro, otros países de América Latina, Asia, Oriente Medio y África podrían secundarla, lo que obligaría a su país a ofrecer el mismo nivel de protección, ya que unas reglas de actuación diferentes en distintas partes del mundo penalizaría la capacidad competitiva de las empresas de su país.

Según Albrecht, uno de los miembros más jóvenes del Parlamento Europeo, “tenemos que reevaluar la relación entre los consumidores y empresas y pensar en la forma en que son controlados los datos de los ciudadanos".

Suspensión de la transferencia de datos bancarios a EE.UU
Por otro lado, en la tarde de hoy miércoles, el Parlamento Europeo ha pedido a la Comisión suspender de forma temporal el acuerdo que permite la transferencia de datos bancarios europeos a Estados Unidos como respuesta por el supuesto espionaje norteamericano a instituciones y ciudadanos de la UE a través de Internet.

La resolución se ha aprobado por 280 votos a favor, 254 en contra y 30 abstenciones pero no tiene carácter vinculante.


 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información