SEGURIDAD | Noticias | 18 FEB 2014

Cuidado con los emails masivos de créditos baratos, advierte Kaspersky

Ahora que muchas personas necesitan préstamos, los créditos se han convertido en una de las principales fuentes de ingresos para el sector financiero y en un reclamo, casi único, para el mundo de la delincuencia. Los emails masivos sobre la concesión de créditos baratos suelen proceder de estafadores online, según ha detectado la firma.
correo spam
R. Alonso

Kaspersky Lab alerta de que tras estos mensajes se esconden organizaciones poco honestas cuyos servicios son o mucho más caros de lo que prometían o proceden de estafadores de Internet, y subraya que el intento de aprovechar el crédito procedente de un envío de spam puede tener consecuencias desde la etapa de lectura del mensaje electrónico.

El principal peligro que advierten es el intento de aprovechar el reclamo económico para robar datos financieros (phishing), conseguir la entrega de datos personales mediante páginas web falsificadas, virus o programas infectados, y campañas de spam que inundan el buzón de correo.

Los mensajes engañosos suelen incluir publicidad vistosa, con logotipo de la compañía, dirección jurídica, teléfonos de contacto, correo electrónico (por lo general registrados en hostings de dominios "de un solo día"), explican en Kaspersky. El destinatario del mensaje puede ser engañado y presentar una solicitud de crédito, simplemente llamando a los teléfonos indicados o enviando un mensaje a la dirección de correo.

Incluso, el spam puede proceder de una persona particular que se identifica personalmente y ofrece el servicio de prestamista abiertamente y en varios idiomas. Otros remitentes se presentan como organizaciones cristianas o de beneficencia que ayudan a todos los que lo necesitan.

En todo caso, la firma de seguridad recomienda no olvidar que un banco serio no participará nunca en publicidad vía spam y enviar ofertas de crédito a personas que nunca fueron sus clientes.

Kaspersky Lab también ha identificado spam propagado en las redes sociales más populares, como Facebook, LinkedIn y otras, en los que se envía publicidad no solicitada al cliente en un mensaje personal de un contacto desconocido.

Para evitarlo, recomienda  no poner datos personales en sitios dudosos o introducirlos en formularios recibidos por correo y enviados por remitentes desconocidos, no ejecutar ficheros ni abrir adjuntos dudosos, ni enviarse correos con compañías desconocidas y prestamistas particulares.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información