SEGURIDAD | Artículos | 02 NOV 2011

Análisis de la influencia en Twitter

Gonzalo A. Marañón

En los últimos años, las redes sociales como Facebook, Linkedin o Twitter han experimentado un crecimiento inimaginable. Con una base de millones de usuarios, resulta difícil hacerse un hueco dentro de la comunidad. Es por ello que han surgido aplicaciones de terceros que pretenden revelar un perfil de los usuarios para que puedan no sólo conocerse mejor a sí mismos, sino también mejorar su popularidad e influencia. En este artículo se examinan Klout y Twitalyzer, dos herramientas web que permiten analizar a nivel social a los usuarios de la red Twitter y cómo mejorar, gracias a ello, su influencia real.

Ya lo dijo Andy Warhol: “En el futuro, todo el mundo tendrá sus 15 minutos de fama”. Los medios sociales están acercando cada día más ese futuro. Están brindando la oportunidad a profesionales y pequeñas empresas con recursos económicos limitados de dar a conocer su imagen o marca hasta confines antes inimaginables. Paralelamente, ha cundido entre empresas y particulares una fiebre por obtener el mayor número posible de fans, seguidores o amigos en plataformas sociales como Facebook o Twitter: cuanto mayor sea su número, más exitosa se considera la presencia en redes sociales y mayor la influencia. Ahora bien, ¿hasta qué punto tener más fans o seguidores es sinónimo de mayor alcance o supone una mayor influencia social?

influencia twitterAunque esos números inflados pueden alimentar el ego personal o de empresa, resultan en realidad poco significativos como única medida de la influencia social. Tener muchos seguidores en Twitter no implica necesariamente que los tuits sean leídos por todos ellos ni retuiteados a sus propios seguidores, ni mucho menos que actúen sobre ellos. Para calibrar el verdadero éxito que está obteniendo una estrategia de medios sociales es necesario medir el compromiso (engagement) de los seguidores para con el usuario de Twitter y de éste con sus seguidores.

Existen muchos usos profesionales de Twitter, posiblemente tantos como usuarios: desde autónomos y profesionales liberales, hasta políticos influyentes, pasando por estrellas del cine y de la música, empresas o medios de comunicación, sin olvidar a aquellos que, mediante bots de spam, degradan la calidad e imagen del servicio. Cada individuo o empresa se acerca a Twitter con sus propios fines: publicidad, marketing, marca personal, difusión de información, poder mediático y/o político, simple contacto social...; sin poder afirmarse con rotundidad que sean usos correctos o incorrectos, más allá de los sancionados tácitamente por la comunidad, como por ejemplo el envío de spam. Pese a que los objetivos que persiguen todos ellos son muy dispares, en la mayor parte de los casos el primer y más importante paso para alcanzarlos consiste en obtener una mayor popularidad dentro de la red social. Ahora bien, hacerse un hueco en una comunidad que está formada por millones de personas y dominada por la economía de la atención no es tarea fácil. Salvo en contadas excepciones, donde la persona goza de tanta fama en el mundo real que en la red social no tarda en seguir los mismos pasos, como  por ejemplo los casos de Lady Gaga o Justin Bieber, en general el usuario debe cuidar especialmente su forma de actuar. De lo contrario, puede caer en el riesgo de que su presencia pase totalmente inadvertida entre el inmenso caudal de ruido generado. Lo importante pues no es cómo se debe usar Twitter, sino tener claros los objetivos de una estrategia que incluya el uso de Twitter entre sus herramientas. Una vez definido el objetivo y después de comenzar a usar Twitter en esa dirección, ¿cómo saber si se está alcanzando o no?

Es en este complicado entramado de relaciones sociales donde han surgido aplicaciones de terceros que intentan ayudar al usuario a conocerse mejor a sí mismo, para que, de este modo, pueda corregir sus deficiencias y enfocarse en la tarea de aumentar su influencia y popularidad. Mediante el cálculo de diversas métricas, estas aplicaciones permiten trazar un perfil que describe el comportamiento del usuario dentro de la red, desglosándolo en diversas secciones que le permiten tener una visión clara de cada una de sus facetas, con sus debilidades y puntos fuertes.

Este artículo revisa las dos herramientas web más utilizadas para analizar el perfil de los usuarios de Twitter: Klout y Twitalyzer, explicando las métricas más importantes que proveen así como la clasificación que realizan de sus usuarios a partir de éstas, los cuales no son más que un reflejo del comportamiento de su “yo virtual”. Finalmente, se proponen una serie de consejos para aumentar la influencia en Twitter.

¿Cómo somos en la red?

Las redes sociales virtuales comparten muchos rasgos con las redes sociales del mundo real. Como es de esperar, existe una gran heterogeneidad entre sus usuarios: del mismo modo que en el mundo real cada individuo tiene una personalidad única, en las redes sociales los usuarios muestran caracteres muy variados.

Dado que categorizar con palabras el comportamiento exacto de cada persona es complicado incluso en el mundo real, Klout y Twitalyzer optan por definir un conjunto de personalidades estereotipadas, y clasificar a cada usuario en una de ellas acorde al comportamiento que muestran en Twitter. Aunque el repertorio de personalidades preestablecido dista de ser perfecto, es lo suficientemente amplio como para que, salvo excentricidades particulares, la mayoría de los tuiteros puedan enmarcarse en alguna de ellas. El cómo se decide en qué categoría cae un usuario depende de las métricas que estas aplicaciones calculan, y que son, naturalmente, un reflejo de su identidad.

Klout contempla un amplio repertorio de personalidades tuiteras. Para clasificar a sus usuarios, hace uso de una matriz de influencia, que los incluye en uno de los 16 grupos que tiene predefinidos. En esta clasificación se tienen en cuenta factores como el grado de participación del usuario en la red, su grado de compromiso, lo específico de los temas que trata, o su capacidad de creación de contenido genuino, original.

Twitalyzer, por otro lado, establece una clasificación de sus usuarios basada en el trabajo de Lisa Barone, quien distingue cinco tipos de influyentes en las redes sociales. Esta clasificación, si bien más sencilla que la de Klout, abarca el comportamiento de la mayoría de los usuarios que pueden encontrarse en las redes sociales.

El interés de la mayoría de los usuarios de Twitter es aumentar su popularidad, para lo cual un punto clave es conocerse a uno mismo. Es posible que muchas personas estén haciendo uso de las redes sociales sin llegar a ser la persona que querrían. Saber la personalidad que se está mostrando actualmente y compararla con la que se busca tener puede servir de gran ayuda para aquellos que todavía no han logrado abrirse un hueco en la comunidad.

Métricas de Klout

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información