SEGURIDAD | Noticias | 15 JUN 2012

Administración informática vs. felicidad de los empleados

Tags: Actualidad
Si eres un pequeño empresario típico, no tendrás centralizado el sistema que permite controlar cada ordenador o portátil de tus empleados. O puede que no tengas ni siquiera informático en la plantilla para administrar los recursos y, muy posiblemente, cada empleado tenga su propio método de acceso al sistema, en vez de utilizar un servidor de autenticación centralizado. En otras palabras, tus empleados tienen las llaves de tu reino informático.
PCWORLD PROFESIONAL

Y esto significa que pueden hacer casi cualquier cosa en sus ordenadores, instalar nuevas aplicaciones, algunas indeseables, cambiar controles y quizás incluso corromper de forma no intencionada el sistema de registro o incluso descargarse malware.

Dar a los empleados la libertad para probar nuevas herramientas, que puedan escuchar música mientras trabajan o visitar redes sociales en su tiempo libre mejora su moral y productividad. Pero esa flexibilidad puede rápidamente ser un desastre si hacen lo que quieren con su ordenador, y los llenan de apps poco seguras, o incluso cosas peores.

Equilibrar la felicidad de los empleados y el control de los activos de la empresa es la gran paradoja.

Una estrategia es impedir que los empleados controlen todas las tareas de administración de sus ordenadores. Esta restricción reduce el riesgo de que los ordenadores sean tomados por apps corruptas o malware, porque ninguno será capaz de instalar nada sin tu supervisión. Alguien responsable se encargará de cualquier instalación de programas y de mantener periódicamente los controles de seguridad, parches y actualizaciones.

En vez de controlar todas las tareas también es posible conceder ciertos derechos de administración, sin perder el control total de los ordenadores. Esto puede hacerse instalando un software de base que ningún empleado puede eliminar o modificar y permitir a los empleados ciertas instalaciones que no afecten en ningún caso a estos programas centrales, que podrían incluir herramientas antivirus, navegador Web seguro  y una suite ofimática, por ejemplo.

Después de eso, se pueden utilizar aplicaciones como Drivelmage XML  para clonar el sistema en todo tipo de ordenadores donde se instale. El objetivo es crear una imagen de cada tipo de sistema informático de tu oficina, desde máquinas estándar hasta ordenadores de propósito concreto (workstations de edición de video, por ejemplo), de manera que si ocurre un desastre, siempre se podrá volver fácilmente a la configuración original.

También resultan útiles las políticas y procedimientos que los empleados deben seguir para reducir las oportunidades de que se interrumpan las operaciones de negocio habituales. O programas que permiten bloquear el acceso a sistemas concretos de un ordenador Windows, mediante el Editor de Política de Grupo y navegar hasta la carpeta Sistema en los controles de configuración.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información