REDES SOCIALES | Noticias | 23 AGO 2007

Los usuarios de YouTube protestan por la publicidad en los vídeos

Tags: Multimedia
Puede que Google deba replantearse la anunciada inclusión de publicidad en los vídeos de YouTube tras las protestas iniciadas por algunos grupos de usuarios del servicio de vídeos en Internet.
Arantxa G. Aguilera

Muchos usuarios han respondido a la anotación en el blog de YouTube en la que se pide su opinión sobre la inserción de pequeñas franjas publicitarias en algunos de sus vídeos (los procedentes de empresas, no los particulares). Como era de esperar, los usuarios no están de acuerdo, e incluso han comenzado a publicar vídeos de respuesta en el propio YouTube.

El nuevo servicio de anuncios InVideo que Google lanzó ayer en su división YouTube muestra una franja superpuesta en la parte inferior del vídeo, ocupando en torno a un 20% del mismo. El usuario puede ignorarlo o hacer clic y verlo, y después continuará viendo el vídeo deseado.

La compañía tiene intención de incluir esta publicidad solamente en los vídeos de usuarios no particulares para evitar la posibilidad de que ésta se muestre sobre contenidos que violen algún tipo de copyright. Los ingresos procedentes de esta publicidad, que sigue el modelo de coste por clic, serán compartidos entre Google y el propietario del videoclip.

La reacción contraria de los usuarios era de esperar en un servicio que desde el principio ha sido gratuito y libre de publicidad, ya que consideran que arruina la "experiencia YouTube", y en algunas de las respuestas que muestra el blog de YouTube muestran su intención de marcharse a otros servicios de compartición de vídeos online que no coloquen publicidad en los clips.

Los usuarios de Estados Unidos pueden ver ya ejemplos de esta publicidad en los vídeos Crime Mob - Rock Yo Hips y Madina Lake - House of Cards, que en el resto del mundo se muestran sin publicidad, ya que se puede segmentar por áreas geográficas. 

Los expertos aplauden la medida

Pese a la reacción de los usuarios, los analistas de mercado aplauden la medida, ya que consideran que representa el equilibrio adecuado entre lo que los usuarios toleran y lo que los anunciantes están dispuestos a pagar. Además, esta posibilidad de percibir ingresos justificaría el elevado precio (1.650 millones de dólares) que Google pagó por el servicio de vídeos en Internet.

No obstante, reconocen que Google debe ser cautelosa en su proceso de introducción, ya que los usuarios suelen tolerar mal la publicidad antes de los vídeos. Joe Laszlo, analista de la consultora JupiterResearch, afirma que "aunque a los usuarios no les guste ver 30 segundos de anuncios antes del vídeo seleccionado, puede que sí acepten una publicidad superpuesta que sólo dura 20 segundos".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información