MOVILIDAD | Artículos | 01 OCT 2011

Sony Vaio SB1S1E / W

Ligereza en la gama profesional
Alfonso Casas.
La serie S de portátiles Vaio de Sony van dirigidos al mercado profesional pero sin dejar a un lado todas las bondades del mercado de consumo. El analizado destaca por potenciar la conectividad y por ser especialmente ligero para su transporte.

Como suele ser una tónica con los equipos VAIO, no podemos negar el gran resultado estético conseguido en cuanto a diseño en esta serie S de portátiles de Sony. Comenzamos por el tipo de acabado conseguido, basado en un chasis de magnesio, mezclado con aluminio, para reforzar la zona donde descansan las palmas de nuestras manos durante su uso. La utilización de estos componentes hace que sea extremadamente ligero, apenas 1,72 kilogramos con batería y unidad óptica integradas. Su teclado presenta el típico aspecto cliché con gran separación entre las teclas, con el fin de evitar los típicos errores durante su uso. Por su parte, el touchpad ofrece un tamaño especialmente generoso para poder desplegar los típicos gestos con los dedos, a los que obtendremos respuesta del sistema operativo. Una vez que se pliega la pantalla, el equipo queda perfectamente acoplado, pensando en su óptimo transporte.
Su diagonal de pantalla alcanza las 13,3 pulgadas, un tamaño que bien parece haberse instaurado como elección preferida entre los usuarios dentro de la gama de portátiles ultraligeros. Con ella, es posible fijar resoluciones de 1366 x 768 píxeles con calidad HD. No es del tipo brillante, como sucede con la gama de equipos orientada al público en general, algo que agradecerá todo aquel que lo utilice en entornos de oficina, evitando reflejos indeseados, a pesar de que visualizando imágenes se pierda cierta esencia. No obstante, su alta luminosidad nos convence para cualquier tarea multimedia.
Si nos adentramos en sus componentes, comprobamos que cuenta con un procesador Intel Core i5-2520M de 2,9 GHz que admite el despliegue de Turbo Boost, uno de los más rápidos que actualmente ofrece Intel en su catálogo orientado a este tipo de equipos ultraligeros, en los que prima el bajo consumo y una gran autonomía. La cantidad de memoria proporcionada en el modelo evaluado es de 4 GB en un solo módulo, con lo que podemos acometer nuevas ampliaciones en el banco que queda libre, de manera sencilla, con sólo retirar la cubierta ubicada en la parte posterior del equipo.
Para el almacenamiento, contamos con un disco duro Western Digital de 500 GB y 2,5 pulgadas, una cantidad más que generosa para poder albergar gran cantidad de datos y contenidos. Tan solo cabía esperar un modelo de tecnología superior, ya que se trata de un disco duro en el que los platos giran a 5400 rpm, frente a los de 7200 rpm presentes en el mercado.

Aceleración gráfica
En lo que respecta a rendimiento, el apartado gráfico obtiene un extra de aceleración debido a la utilización del chip AMD Radeon HD 6470M, con sus 512 MB de memoria RAM dedicada, en lugar de depender de los gráficos integrados. A efectos prácticos, permite obtener un gran rango de fps a la hora de reproducir títulos de juegos de última generación, garantizando su compatibilidad con los últimos lanzamientos del mercado. Entre los múltiples conectores cabe destacar un único puerto USB 3.0 que se añade a los otros dos de tipo USB 2.0. También contarás con salidas de vídeo VGA y HDMI, así como el lector de tarjetas compatible. De forma opcional es posible adquirir el Series S con conectividad 3G para entornos profesionales que lo requieran.
A efectos de rendimiento, el procesador nos permitió alcanzar un valor en nuestra batería de pruebas PC WorldBench de 124, un valor que perfectamente puede competir con cualquier equipo de sobremesa, salvo los que integran procesadores Core i7 tope de gama. Con la autonomía comprobamos que también se encuentra a la altura de las circunstancias, alcanzando las 2 horas y 20 minutos mientras se ejecutaban las pruebas de rendimiento con el sistema trabajando en modo de “alto rendimiento”.
Como aspecto ya destacado en anteriores análisis de portátiles de la marca, el software incluido de serie con el Vaio SB1S1E es abundante, con utilidades en torno a VAIO Care y Media Gallery para el manejo de fotografías. Además, no falta la correspondiente licencia de Windows 7 Professional de 64 bits.

Conclusión
En entornos profesionales está claro que no podemos prescindir de casi ninguna funcionalidad, y esto es algo que ofrece el equipo de Sony. No falta la unidad óptica, además de acertar con el tipo de tecnología de pantalla integrada, que no es de tipo brillante. Sus dimensiones, en base al tipo de pantalla de 13,3 pulgadas implementada, resultan bastante certeras. Tan sólo echamos en falta alguna opción adicional de seguridad, como el control de acceso mediante huella dactilar o alguna implementación de este tipo. Por lo demás, incluso el disco duro dispone de protección anti golpes que se encarga de aparcar sus cabezales en situaciones de riesgo.


CARACTERÍSTICAS
--------------------------
Procesador Intel Core i5-2410M a 2,9 GHz
Pantalla 13,3 pulgadas
Resolución 1366 x 768 píxeles
Memoria SDRAM DDR3 de 4 GB
Disco duro Western Digital de 500 GB
Unidad optica DVD+-RW
Puertos 1 USB 3.0, 2 USB 2.0, Gigabit Ethernet, Bluetooth 3.0, ranura de
tarjetas Memory Stick y SD
Salidas de vídeo VGA y HDMI
Sistema Operativo Windows 7 Professional 64 bits
Peso (kg) 1,72
Dimensiones (mm) 224 x 24 x 331
Autonomía 2 horas 20 minutos
Rendimiento PC WorldBench 124


Sony Vaio SB1S1E/W
----------------------------
www.sony.es
P.V.P: 1.000 EUR.
LO MEJOR: Diseño ligero y robusto
Potencia la movilidad
LO PEOR: Cantidad de memoria RAM
Sin integrar disco SSD
Calificación: ****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información