MOVILIDAD | Artículos | 11 FEB 2016

SmartWatch con Android y conectividad 3G: ¿Merece la pena?

¿Tienes previsto comprar un SmartWatch como complemento de tu Smartphone? En el mercado tienes dos tipos de producto: aquellos que viven y se alimentan del teléfono al que están asociados, siendo Android Wear una plataforma de referencia; o los que pueden funcionar de forma autónoma, también llamados WatchPhone.
Intex irist 1
Marc Corredera

¿Cómo se encuentra la actual situación entorno a los relojes inteligentes? La empresa analista Gartner pronostica que en 2016 el número de unidades podría alcanzar los 50 millones en todo el mundo, una cifra que supondría un aumento respecto a 2015 de algo más de un 60%. 

Una pregunta que se cierne en mi cabeza es la siguiente: ¿Merece la pena apostar por un WatchPhone? Así se les suele llamar a los SmartWatch con conectividad 3G y plena autonomía funcional, sin que se requiera móvil alguno al que asociarse. 

La gran mayoría de relojes inteligentes de referencia se nutren del dispositivo con el que se asocian, gracias al cual obtienen acceso a Internet y reciben notificaciones. Son buena prueba de ello productos como el G Watch de LG, Samsung Gear S2 o Motorola Moto 360, entre otros.

 

Hace ya un par de semanas recibí para pruebas una interesante propuesta del fabricante Intex, el iRist, la clase de SmartWatch que uno puede elegir si se quiere independencia total respecto a un Smartphone. El dispositivo responde con ligereza, está bien terminado y por el momento ha cumplido holgadamente en la mayoría de actividades en las que lo he puesto a prueba. 

Como buen wearable capaz de funcionar de forma autónoma, en el iRist será clave el tener alojada una tarjeta SIM, de tipo micro, para acceder a Internet mediante la red móvil. ¿Qué más condicionará el uso del reloj? Será una pieza central el contar con Android 4.4 KitKat, sistema operativo que le confiere al producto plena capacidad funcional. 

¿Qué ventajas clave puede conllevar el uso de un WatchPhone? 

  • Sincronización de notificaciones a través de redes móviles 2G/3G, de forma que los mensajes de correo, Twitter o Facebook, o de servicios de mensajería, nos llegan más allá de estar conectados a una red Wi-Fi.
  • Acceso a servicios en línea de uso habitual tales como Facebook, Instagram o Twitter, utilizando la aplicación estándar de Android.
  • Geolocalización enriquecida por las redes móviles, más allá del uso del módulo GPS integrado. 
  • Realización y recepción de llamadas.

La incorporación de Android como sistema operativo será lo que haga posible un mejor aprovechamiento de un SmartWatch que puede funcionar autónomamente, pues se tendrá pleno acceso a servicios en línea asociados a aplicaciones diseñadas para la plataforma de Google: con el Intex iRist no hay más que que vincular una cuenta de Gmail, iniciar la Play Store y descargar cualquiera de las apps disponibles. 

¿Qué funciona y qué no funciona en un reloj como el iRist? No hay que perder la cabeza y pensar que, por el hecho de tener Android, cualquier cosa vale y que se satisfarán plenamente nuestras necesidades.

A continuación me gustaría comentar brevemente lo que considero puede manejarse bien en un reloj como el de Intex, para que el lector pueda valor si le encaja comprar un WatchPhone:

  • Recibir y gestionar correo electrónico. Creo que habrá ciertos límites a la hora de contestar mensajes, mayormente si se pretende utilizar el reloj para respuestas elaboradas a nivel de estructura y extensión. El uso de la voz para redactar un mensaje será el método recomendado para conformar un texto, pues el teclado virtual en pantalla no resulta muy práctico. La efectividad aumentará si se  descarga el teclado de Google y se utiliza un método swype.
  • Redes sociales. Me ha resultado bastante cómodo manejar las aplicaciones de Facebook, Twitter e Instagram, aunque la experiencia no puede compararse con la obtenida a través de la pantalla de un Smartphone. Se puede hacer un retweet, dar un like a una foto o leer titulares de noticias. 
  • Reproducir música. Es habitual ver a gente haciendo footing por la calle o practicando deporte en un gimnasio, escuchando música con auriculares inalámbricos. ¿No sería más cómodo utilizar un reloj como fuente de reproducción? El Intex iRist cumple muy bien con esta función, yo mismo habiendo hecho pruebas con los auriculares incluidos por la marca y mis Sony SBH60. Para tener una buena biblioteca musica es conveniente usar una tarjeta de memoria.

  • Reproducción de vídeos de YouTube. Aunque el reloj que estoy evaluando tiene una pantalla de solamente 1,56", lo cierto es que será suficiente de cara a consumir contenidos tan breves como el trailer de una película. 
  • Gestionar llamadas. Contar con conectividad 2G/3G en un SmartWatch puede ser un recurso inestimable para cuando debemos contestar a una llamada mientras se conduce, utilizando el altavoz y micrófono integrados; o mientras se practica deporte, para lo que será más conveniente emplear los auriculares Bluetooth conectados. 

El SmartWatch con Android está pensado para funcionar como herramienta independiente, no siendo muy amigable en la asociación con un Smartphone si el fin que se persigue es que actúe como mero complemento: el iRist de Intex trae una aplicación llamada iConnect, la cual solamente permite gestionar llamadas entrantes, enviar/recibir mensajes SMS y sincronizar los contactos del teléfono. Nada que ver con el resolutivo sistema de notificaciones a lo que nos tiene acostumbrados la versión wearable de Android, Android Wear.

¿Tiene sentido comprar un reloj con Android si la idea es utilizarlo como complemento natural de un Smartphone? Al menos para mí, no tiene sentido alguno. Un caso a parte sería si el usuario contara con dos tarjetas SIM asociadas a un mismo número de teléfono, empleando el WatchPhone y el Smartphone de forma independiente y no simultáneamente.

Si lo pensamos detenidamente, y al menos por el momento, considero que los relojes inteligentes autónomos son menos propicios para la comercialización en masa. Con ello no digo que sean una mala alternativa, o que no tengan su hueco para un determinado perfil de usuario, pero considero más cercanos y funcionales aquellos wearables con Android Wear o Tizen OS.

A continuación me gustaría exponer cinco claves que considero juegan a favor de relojes como el G Watch, Moto 360 ol SmartWatch 3 de Sony, los tres con Android Wear y todos ellos forzados a convivir con un teléfono:

  • Gestión de notificaciones muy manejable, en un  formato visual bien adaptado y más convincente. Las aplicaciones de uso común se encuentran en el teléfono, desde donde se podrá determinar qué alertas nos tienen que llegar a través de la pantalla del reloj. 
  • Interfaz de usuario más amigable, mejor estructurada y más accesible, gracias a la distribución de los menús y los escritorios.
  • Control efectivo y directo sobre la música que se está reproduciendo en el teléfono, dispositivo que debería ostentar una gran capacidad de almacenamiento.
  • Mejor gestión del consumo energético, siendo fácil estimar el tiempo de uso restante del reloj. En mi experiencia, la autonomía se sitúa entre uno y dos días de uso de media.
  • Por lo general, la disponibilidad de producto presenta diseños más atractivos, estilizados y de construcción más sólida.

Aunque el Intex iRist me parece un producto interesante, manejable y funcional, creo sinceramente que un SmartWatch con Android Wear o Tizen OS se adapta mejor a mis necesidades. No deseo que mi reloj substituya al teléfono como herramienta social, de entretenimiento y para mantenerse comunicado.Simplemente quiero que mi SmartWatch me permita filtrar notificaciones, controlar fácilmente la música que escucho y conocer cuál ha sido mi actividad diaria. 

A título personal, creo que el teléfono móvil debe seguir siendo el protagonista, y el reloj inteligente solamente una práctica extensión de él. ¿Tú cómo lo ves?

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información