MOVILIDAD | Artículos | 14 MAR 2016

¿Qué elementos influyen en la calidad de la cámara de un Smartphone?

¿Quieres inmortalizar un momento importante para ti? Los teléfonos móviles están arrinconando a las cámara digitales compactos, y eso es debido a que siempre los llevamos encima y al hecho de que, año tras año, los sensores van mejorando en prestaciones.
Cámaras móviles
Marc Corredera

Hoy en día, los teléfonos móviles se utilizan como sustituto de las cámara digitales, ya sea para tomar fotografías como para grabar vídeo: son dispositivos más ligeros, con tamaño de bolsillo, los tenemos siempre a mano y son como una navaja suiza, multifunción. 

Ahora bien, una gran mayoría de personas caen en el error de considerar el número de pixels como el determinante a la hora de valorar la calidad de la cámara de un Smartphone. ¿Por qué? Es tan simple como decir que hay varios elementos clave que van a contribuir también en el resultado final a obtener. ¿Quieres conocer los cuatro más importantes?

 

El sensor

En mi opinión, el sensor es el componente clave a tener en cuenta a la hora de elegir el teléfono, sobretodo si no es de un terminal de gama alta. ¿Por qué? Basándome en mi experiencia, me he encontrado mayormente sensores de Sony y de OmniVision, aunque este último está quedando arrinconado en los móviles con precios superiores a los 140 euros. 

¿Buscas un Smartphone de gama media? La referencia la marcaron n 2015 los sensores de Sony, siendo el modelo IMX214 el que más tirón tuvo y sigue teniendo en la actualidad: hay que fijarse en esto cuando se compra un móvil chino, lo que da mayores garantías en calidad de imagen. 

¿Qué grado de importancia tienen los megapixels? Sólo fijándose en su número no podemos determinar si la cámara será de calidad, pues en el mercado hay teléfonos móviles con precio de poco más de 100 euros que traen cámara de 13MP. ¿Se puede competir con un producto con la misma resolución pero con un precio superior a los 200 euros? Poco probable. 

Algunas marcas de móviles chinos se dedican a multiplicar el número de pixels mediante interpolación, lo cual no favorece si no que perjudica a la calidad final de la fotografía. En cierto modo es como hacer trampa.

Se puede afirmar que puede ser mejor la cámara cuantos más MP pueda proporcionar el sensor, pues ello afectará a la nitidez de la imagen una vez se plasme en pantallas de ordenador o monitores de alta resolución: en la pantalla del teléfono no se apreciará la diferencia de resolución, ya sea por las dimensiones o por nuestra distancia de visualización. 

La lente

La lente es otra parte del hardware que va a contribuir irremediablemente al resultado final en una foto o en un vídeo grabado con el teléfono. Hay ópticas compuestas por 4, 5 o incluso 6 elementos, siendo esta última configuración la más utilizada en dispositivos de mayor calidad y con sensor más potente. 

¿Qué protagonismo tiene la apertura (valor f)? Determinará cuanta cantidad de luz será capaz de llegar al sensor y, por tanto, afectará a la calidad de la imagen resultante, especialmente si las condiciones de iluminación de la escena no son propicias. En muchos móviles de gama media encontramos cámaras con apertura F2.0, que casi es un estándar, aunque en Smartphones como el LG G5 y el Samsung Galaxy S7 se llega a valores F1.8 y F1.7 respectivamente.

Algunas marcas, si uno se fija bien, añaden protección extra al cristal que cubre la óptica trasera de los teléfonos, lo que puede ser un componente importante de cara evitar arañazos en la superficie: a la larga, si este elemento se ralla mucho se perderá definición de imagen. Por poner un ejemplo, Apple utiliza cristal de Zafiro en sus iPhone y Samsung implementó cristal Gorilla Glass en los Galaxy S6. 

El procesador

El procesador de un teléfono móvil no solamente determinará el rendimiento en el manejo de las aplicaciones y de los juegos, pues condicionará también la resolución máxima a obtener al tomar fotografías o al grabar vídeo.

Por ejemplo, el procesador Qualcomm Snapdragon 412 puede aguantar un sensor de hasta 13,5MP y grabar vídeo hasta 1920x1080 pixels. Por el contrario, el procesador más premium de MediaTek, el Helio X20, puede soportar una cámara con sensor de 32MP y grabar vídeo en 4K con HDR activo. 

En mi experiencia, un mismo sensor de 13MP de Sony puede rendir de forma distinta dependiendo del procesador incorporado en el teléfono, sobretodo cuando se trata de grabar vídeo en FULL HD. Al tomar fotografías también afectará en la velocidad de captura, que puede afectar en gran medida cuando las condiciones de iluminación no son las deseables. 

El software

¿Quien se atrevería a decir que el software no interviene en el resultado final de una fotografía o de un vídeo? Solamente los móviles más punteros del mercado incorporan una aplicación de cámara con ajustes manuales, los cuales permitirán exprimir el sensor en condiciones de iluminación menos favorables y realzar los puntos de luz que hacen que la escena cobre otro sentido. 

Un terminal de gama media contará con una aplicación de cámara correcta, con efectos de color y ajustes de imagen con configuraciones básicas para el balance de blancos, la ISO o el nivel de exposición. ¿Qué beneficios traen terminales como el LG V10, LG G4 o el Samsung Galaxy S7?

Una modalidad de cámara "Pro" o "manual", con la que exprimir aún más las cualidades en fotografía del teléfono: se puede disfrutar de un enfoque manual de la escena, perfecto para cuando el enfoque automático no es capaz de detectar ciertos elementos de la escena; configurar a placer la apertura y la ISO, ajustes que pueden ser fundamentales para escenarios nocturnos, haya o no elementos en movimiento; y, por supuesto, se puede adaptar el balance de blancos o elegir entre varios modos de medición de la escena.

Debo decir que, durante años, la aplicación de cámara de los móviles Sony Xperia no había proporcionado una velocidad de captura en fotografía acorde con el procesador, siendo algo que se ha corregido con el Xperia Z5. Hoy en día, y para mi sorpresa, se sigue fallando en el sistema de captura que permite tomar escenas de gran amplitud visual. 

En los últimos años, las cámaras de los móviles han estados sujetas a una constante evolución y mejora, hasta el punto de lograr reemplazar a la cámara digital compacta. "¿Por qué comprar y llevar otro dispositivo si el teléfono cumple a la perfección?" Eso es lo que se preguntarán muchos usuarios, que confían en las prestaciones de su terminales. 

En mi opinión y experiencia, los Smartphones de gama alta pueden ser perfectos "soldados de reemplazo" para las aparatosas cámaras reflex. Llevo años realizando grandes viajes con mi Lumia 1020, que trae una cámara con sensor de 41MP, y solamente en ocasiones muy puntuales he echado de menos mi vieja Nikon D70.  

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información