MOVILIDAD | Artículos | 01 OCT 2011

Portátiles Ultrabook: cinco modelos a elegir

Intel promueve estos portátiles competencia del MacBook Air
Intel promueve la categoría de portátiles Ultrabook, potenciando el diseño, que sean delgados, ligeros, con gran autonomía, y dispongan de gran pantalla de visualización. Los principales fabricantes exhiben sus apuestas en el marco de IFA.

Son varios los fabricantes que están ofreciendo su visión del concepto de portátiles Ultrabook basados en los procesadores de Intel. De hecho, marcas de primera línea como son Acer, Samsung, Asus, Toshiba y Lenovo ya han mostrado lo que serán sus primeros modelos Ultrabook basados en procesadores Intel de bajo voltaje.
Intel destaca que bajo la referencia de Ultrabook podremos contar con varias modalidades. Por un lado se encuentran los posicionados en un precio de 493 a 710 dólares, cuyo grosor se mantendrá por debajo de los 18 milímetros, equiparándose para hacernos una idea al diseño del actual MacBook Air de Apple, o el modelo Serie 9 de Samsung. Un poco más económicos quedarán posicionados los que cuenten con un grosor ligeramente superior de 21 milímetros, con precios que podrían oscilar entre los 470 y los 650 dólares.
Lo que está claro es que Intel pretende abaratar las soluciones que hasta ahora conocíamos como portátiles ultraligeros, comercializados a un precio muy superior a los 1.000 dólares, y para ello está promoviendo la utilización de sus procesadores de bajo voltaje. Aunque está por confirmar la disponibilidad, Intel se encuentra desarrollando las nuevas CPU denominadas Ivy Bridge cuyo proceso de fabricación se ha reducido a los 22 nanómetros.
Otro factor que de momento es muy común en estos equipos es el tamaño de la pantalla, de 13,3 pulgadas, con el fin de presentar un equilibrio perfecto entre tamaño y movilidad. Los equipos que a continuación mencionamos presentan una resolución máxima de 1366 x 768 píxeles, aunque esperamos que algunos potencien sus posibilidades gráficas y puedan alcanzar al menos los 1440 x 900 píxeles.
Por último, no podemos dejar de lado el factor de autonomía de los equipos. La utilización de procesadores de última generación Intel Core, la futura plataforma Ivy Bridge de 22 nanómetros, garantiza que ofrecerán la máxima autonomía posible en portátiles. Desde Intel destacan que se superarán las 8 horas en modo de uso típico. Cuando el equipo se encuentre en modo standby, éste podrá recuperarse incluso habiendo superado los 50 días de espera, gracias al nuevo estado “Deep Sleep” y su gestión de la alimentación en plataformas móviles de este tipo. Veamos a grandes rasgos los primeros equipos:

Acer Aspire S3
Acer ya cuenta con su modelo Aspire S3 Ultrabook, un equipo con carcasa de magnesio muy ligero, de apenas 1,3 kilogramos, que dispone de una pantalla de 13,1 pulgadas. Su grosor en la parte más liviana es de 13 milímetros, mientras que en la parte posterior donde se encuentran los conectores es de 17 milímetros. En su interior, cuenta con procesador Intel Core i5 2547M de 1,6 GHz de velocidad. Las diferentes configuraciones indican que se comercializará tanto con discos duros tradicionales, como con unidades de estado sólido SSD.

Toshiba Portégé Z830
El nuevo equipo de Toshiba que cumple con las especificaciones de ultrabook también dispone de pantalla de 13,3 pulgadas. Aunque no se menciona el grosor del mismo, su peso no supera los 1,4 kilogramos. Desde Toshiba destacan la gran conectividad del equipo, con la incorporación de puertos USB 3.0, Bluetooth 3.0 y 3G opcional. En cuanto a prestaciones, este modelo todavía cuenta con procesador de la primera generación, aunque los que se comercialicen finalmente dispondrán de los nuevos, unidades SSD de 128 GB, así como 6 GB de memoria RAM.

Lenovo IdeaPad U300S
Desde Lenovo están potenciando el mensaje de que su equipo es más delgado incluso que el MacBook Air, con apenas 14,9 milímetros de grosor y 990 gramos de peso. Puede ser adquirido con diferentes procesadores de bajo consumo, y puede alcanzar las 8 horas de autonomía, así como las 30 horas en modo standby, algo que parece común a todos los nuevos portátiles Ultrabook.

Samsung Serie 900X3A (Serie 9)
Se trata de un modelo que ya lleva algún tiempo en el mercado, y por tanto, muchos no lo engloban dentro de los considerados Ultrabook por el tipo de procesador Intel que incorpora, aunque su concepto de integración como plataforma es muy similar. Es de esperar que Samsung incorpore a esta Serie 9 sus configuraciones de Ultrabook. Dispone del procesador Intel Core i5 2537M integrado en una pantalla de 13 pulgadas, cuyo peso se encuentra por debajo de los 1,3 kilogramos. También dispone de puertos USB 3.0, micro HDMI, Gigabit Ethernet, y lector de tarjetas SD. Los conectores se encuentran recubiertos con una tapa de protección, y su diseño es de tipo “unibody”, con lo que toda la carcasa de aluminio envuelve al equipo.

Asus UX21
Asus mostró su modelo inicial coincidiendo con la celebración de la feria Computex 2011 que tuvo lugar en Taiwan. Está formado por procesadores Sandy Bridge de bajo voltaje, ya sea el Core i5-2557M de 1,8 GHz, o el Core i7-2677M. Ambos tienen un valor TDP de apenas 17 vatios, varios núcleos de procesador y soportan tanto HyperThreading como Turbo Boost technology. A diferencia de los mencionados con anterioridad, el UX21 presenta una pantalla de visualización de 11,6 pulgadas, lo que le hace ser más ligero todavía que el resto. No obstante, Asus ya ha anunciado que lanzará al mercado al menos cinco modelos diferentes.
Ya el pasado mes de mayo, destacábamos la fuerte apuesta de Intel por esta nueva modalidad de portátiles que pretende en poco tiempo desbancar a los que venimos conociendo como equipos Netbook, que tan grata aceptación han tenido en el mercado. Tanto a Intel como a los fabricantes e integradores de equipos les interesa esta nueva modalidad, debido a que los precios son ligeramente superiores y permiten obtener mayor margen de beneficios. Recordemos que un equipo Netbook actual con lo último en configuración se encuentra en torno a los 300 euros de precio de venta, lo que deja al fabricante sin apenas beneficio.
El usuario medio, por su parte, tras la adquisición y uso de un equipo netbook, parece tener clara su siguiente adquisición. Mantener las características de los citados, con formato reducido y gran autonomía para poder llevar el equipo a todas partes, pero añadiendo una pantalla de mayor tamaño que permita trabajar de forma más cómoda. De todos es sabido que la pantalla de los equipos netbook apenas superan las 11,6 pulgadas en los equipos de mayor tamaño. A pesar de que han mejorado en diseño, la resolución máxima que pueden manejar es de 1366 x 768 píxeles, con rendimiento en gráficos que toca techo para muchos de los usuarios, que ven como no pueden incrementar este factor.

www.intel.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información