MOVILIDAD | Artículos | 01 NOV 2011

Perfilando el portátil del futuro

Diseño, testing e innovación en los equipos HP EliteBook
Alfonso Casas.
Coincidiendo con las dudas surgidas sobre lo que sucederá con la División de PC de la compañía HP, visitamos el Campus HP PSG situado en Houston, donde actualmente multitud de ingenieros con una gran experiencia diseñan y perfilan el portátil del futuro. Realizan test de resistencia y durabilidad a la completa familia Elite de equipos PC y portátiles profesionales, con el fin de garantizar un correcto funcionamiento cuando se encuentren en manos de empresas y profesionales.

A pesar de que la cadena de fabricación, tanto de equipos de sobremesa, como de portátiles, hace ya años que se trasladó a Asia debido al abaratamiento de mano de obra, los servidores de gama alta siguen montándose aquí, con cadenas de montaje que se encargan de ensamblar las configuraciones de equipos realizadas bajo pedido, todo de forma muy manual, como pudimos comprobar en las diferentes cadenas de montaje. Del mismo modo, el diseño y pruebas de resistencia y durabilidad siguen efectuándose aquí, con procesos muy estudiados y en los que la presencia de los ingenieros tiene un gran calado, con el fin de conseguir acabados de productos superiores, esos que les ha permitido ser actualmente números uno en la venta de este tipo de equipos personales.
Inicialmente asistimos a unas sesiones muy didácticas sobre consideraciones generales de diseño que son tenidas en cuenta para la fabricación de los equipos, tanto de los portátiles, como de los equipos profesionales y ordenadores PC All-in-One. Stacy Wolf, director de diseño de productos portátiles de HP, destaca que es necesario tener todo tipo de consideraciones para conseguir productos innovadores. En este sentido, trabajan codo con codo con los departamentos de testing y evaluación con el fin de garantizar a empresas y profesionales una alta fiabilidad de los productos. La familia de portátiles EliteBook es la más robusta de la compañía, y como tal, debe garantizar su funcionalidad con el paso del tiempo y en condiciones de uso extremo.

Sucesión de estrictos test
Posteriormente visitamos los diferentes departamentos encargados de realizar las pruebas a los equipos, con las que es posible garantizar las diferentes certificaciones de producto. Allá por donde pasamos nos topamos con ingenieros muy experimentados, entrados en edad, a los que con gran probabilidad los equipos actuales les deben todo su éxito.
Entre las operaciones que se llevan a cabo a los equipos cabe destacar los ensayos de emisiones realizados en cámaras aisladas. Los EliteBook están siendo evaluados con más de 100.000 horas de test, cubriendo 50.000 pasos individuales. Su director Wolf nos muestra instantes de las pruebas test más rigurosas que despliegan a la familia EliteBook, y cómo tecnologías como DuraCase (estructura de aleación de magnesio aeroespacial) han sido desarrolladas por ellos e implementadas en los equipos para garantizar una mayor durabilidad.
Todos los componentes son expuestos a situaciones de estrés y pruebas del más alto nivel, como la aplicación de presión sobre la pantalla, que garantiza cierta resistencia cuando el portátil es transportado en bolsas o mochilas, caída desde alturas superiores al de cualquier mesa, resistencia del embalaje del producto, así como descargas de electricidad electrostática.
En un edificio aledaño al campus, se encuentra la gran sala de medición de emisiones de radiofrecuencia de cada uno de los componentes que se integran en los equipos. Es la forma de garantizar que el equipo no se verá afectado por radiaciones electromagnéticas, ni que pueda afectar a otros que se encuentren en su entorno. Otro de sus principales ingenieros, Joe Sharkey, nos explica que dentro de la sala se realizan las pruebas a todo tipo de equipos de HP, no sólo los EliteBook, con el fin de que puedan ser certificados y cumplir las obligaciones más estrictas impuestas por los gobiernos de cada país.

Comprobaciones del más mínimo detalle
A efectos de fiabilidad, los equipos son inspeccionados por microscopios electrónicos que permiten examinar aspectos de soldadura de los componentes cuando son soldados a las placas base. Se trata de un proceso que continúa siendo muy manual, con supervisión humana, pero que permite mejorar los procesos automatizados desplegados en las cadenas de montaje.
También se les aplican descargas electrostáticas de voltaje y corriente con el fin de garantizar su posterior funcionamiento. Los equipos sufren cambios bruscos de temperatura que pueden llegar a superar los 100 grados centígrados (entre -29 ºC y 60 ºC), además de colocarles en cámaras de polvo y remolinos de viento para comprobar su estado con el paso del tiempo. El ingeniero John Wozniak destaca la tortura a la que son sometidas las diferentes baterías y celdas de autonomía empleadas en sus equipos, con el fin de comprobar si se hinchan, y evitar posibles explosiones cuando se encuentren en manos de los usuarios. En definitiva, tanto los equipos de sobremesa, como portátiles de la gama Elite, son testeados con más de 100.000 horas de test, recreando escenarios atípicos a los que el portátil no podría llegar a enfrentarse a lo largo de su vida.
El director de diseño de productos de portátiles de HP PSG nos destaca que esperan la llegada de nuevas versiones de sistemas operativos como Windows 8, con el que poder centrarse en nuevos modos de trabajo e interfaz del sistema, dado su comportamiento con las pantallas táctiles. “No tenemos prisa en ofrecer soluciones de portátiles Ultrabook, apunta, pero que no te quepa la menor duda de que tarde o temprano HP fabricará también modelos Ultrabook, mejor dicho, los mejores equipos Ultrabook que puedas encontrar en el mercado”.


Test de tortura a los EliteBook
-------------------------------------------
Los EliteBooks son portátiles pensados para uso empresarial y profesional, y como tal, deben cumplir una serie de estándares (en algunos casos militares) para garantizar su funcionamiento en las situaciones más extremas que puedan producirse. En Estados Unidos, el Departamento de Defensa exige el cumplimiento de la normativa MIL-STD-810G, para la que muy pocos equipos están preparados. El nuevo modelo HP EliteBook 8460p cumple con los estándares más exigentes en cuanto a caídas, vibraciones, exposición al polvo, túnel de viento, o temperaturas y altitud extremas.

Caídas. El EliteBook se deja caer un total de 26 veces por cada uno de sus lados, bordes y esquinas, con el fin de garantizar que se encuentra bien reforzado para soportar los envites diarios y los golpes en su transporte. La prueba de caída libre se realiza desde los 76 centímetros, la altura media de cualquier mesa. La aleación de titanio de las pantallas ha permitido garantizar mayor resistencia a los equipos sin que suponga un extra de peso de cada unidad.

Vibraciones y durabilidad. No sólo se prueba el equipo encendido expuesto a vibraciones constantes, sino que además, se contemplan las típicas vibraciones que pueden llegar a sufrir las cajas durante su transporte. El embalaje de los equipos garantiza la mayor protección posible ante incidentes. Las vibraciones se aplican simulando un recorrido superior a los 1.609 kilómetros, tanto para portátiles, como para cabinas de servidores, garantizando que el equipo lo recibirás en plenas condiciones de funcionamiento.

Exposición al polvo. Durante más de 6 horas seguidas, el portátil es expuesto dentro de una cabina preparada para tal fin, a diferentes entornos medioambientales hostiles y cambios bruscos de temperatura y humedad.

Altitud. Otra cabina simula la presión que se produce a cierta altitud, de modo que los EliteBook garantizan un perfecto funcionamiento hasta altitudes de hasta 4.572 metros, con la finalidad de que puedan utilizarse en helicópteros o situaciones similares.

Drenaje de teclado. La familia de portátiles EliteBook garantiza su continuidad de funcionamiento ante cierta cantidad de derrame de líquidos que pueda producirse sobre su teclado, ya que dispone del drenaje apropiado para su expulsión. La bandeja metálica impermeable garantiza el aislamiento entre el líquido y la placa y los componentes del portátil.

Horno de temperatura. El portátil es colocado en un horno o cámara de ciclo térmico que simula ciclos y condiciones de temperatura extremas, pasando de los 60 grados centígrados de calor extremo, a los 29 bajo cero. También se barajan condiciones de humedad de la vida real. Es la única forma de garantizar que el portátil seguirá funcionando a pesar de haberlo dejado olvidado en el maletero del coche un día de mucho calor. También se tiene en cuenta las diferencias de temperatura en cada zona del portátil, para mejorar la ubicación de los elementos mecánicos y garantizar temperaturas de trabajo apropiadas que alarguen la vida útil del producto.

Presión en pantalla. La presión aplicada tanto a la base, como a diferentes puntos estratégicos de la pantalla puede llegar a ser de 50 kilogramos en las zonas más frágiles con el fin de garantizar la durabilidad ante posibles presiones en un maletín durante un viaje, o alguien que pueda llegar a sentarse encima. La tecnología DuraCase desplegada durante la fabricación permite repartir la presión a lo largo de toda la pantalla para evitar su rotura prematura.
Vida útil de bisagra y teclado. Tanto las unidades ópticas de los portátiles EliteBook, como sus pantallas son introducidas en un banco de test en el que brazos robóticos simulan su apertura y cierre constantes durante más de 5.000 ciclos de uso. En lo que respecta al uso del teclado, los ciclos de pulsación superan el valor de 250.000.

Interferencias electromagnéticas. Disponen sin duda alguna de una de las salas más grandes dedicadas para este tipo de pruebas, ocupando lo mismo que cualquier chalet o casa baja. De este modo, es posible garantizar que el portátil o PC no se verá afectado por otros instrumentos electrónicos, y del mismo modo, éste no afectará al resto de dispositivos.

Descargas electrostáticas. Se trata de una de las pruebas que sigue realizándose de manera totalmente manual. Los ingenieros de HP verifican que todas las partes del sistema se encuentren perfectamente aisladas con el fin de evitar que puedan producirse daños en los componentes internos. Las descargas electrostáticas pueden llegar a los 14 vA, aplicándose tanto a conectores, como a la batería y adaptadores de corriente.

Acústica. La cámara anecóica montada por HP permite aislar a los equipos de cualquier ruido externo para absorber el ruido que se produce en su interior y evitar la formación de ecos. De este modo, es posible recoger de forma fehaciente incluso el ruido producido por las teclas al ser accionadas. La norma ISO 7779 define el entorno silencioso para un índice de 35 dBA, a pesar de que los EliteBook se encuentren muy por debajo de dicho nivel.


HP PSG: el complejo más grande de la compañía
-------------------------------------------------------------------
Desde el primer momento de nuestra llegada al enorme complejo, anteriormente sede principal de la compañía Compaq, comprobamos que el Campus HP PSG (Personal Systems Group) es el más grande de la compañía a nivel mundial, si tenemos en cuenta el resto de sedes y oficinas repartidas por todo el mundo. La cifra de trabajadores hecha pública varía entre los 7.000 y los 9.000, repartidos entre los 16 edificios anexos que se encuentran intercomunicados por largas pasarelas de vidrio. De este modo, el grupo de diseño de equipos de sobremesa y portátiles se encuentra principalmente aquí, en Houston, así como las divisiones de ventas y marketing de la compañía. Hay también un gran espacio dedicado al apartado de pruebas, testing, investigación y desarrollo, del que a continuación, damos cuenta.
Aunque nadie lo expresa abiertamente, no cabe duda de que el reciente cambio de CEO que se ha producido dentro de la compañía (Meg Whitman por Apotheker), ha devuelto la sonrisa a la inmensa mayoría de los trabajadores de HP PSG. Es algo que se palpa en el ambiente. Durante la visita al campus, nos desplazamos por diferentes departamentos, y en todos ellos reina una actitud positiva y de futuro esperanzador. Mike Hockey, responsable de producto de la división, fue una de las personas que más tiempo nos acompañó durante el recorrido. Indica que el número de empleados que actualmente trabajan en Houston supone cerca del 70 por ciento de los que pertenecen al Grupo de Sistemas Personales o división PSG.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información