MOVILIDAD | Noticias | 08 JUL 2011

Oracle podría cobrar por el uso de Android

Al parecer, está empezando a pedir a los fabricantes de dispositivos de mano que paguen por usar Android.
PCWORLD PROFESIONAL

¿Mantendrán los fabricantes de teléfonos su apoyo a Android si tienen que pagar por él? Ésa es la pregunta que los expertos se hacen al seguir la batalla entre Google y Oracle. Algunos de ellos creen que la respuesta es no.

Si finalmente sale adelante la demanda que Oracle ha interpuesto contra el gigante del software, las consecuencias para Google y el mercado Android podrían ser muy duras. Oracle no parece que vaya a establecer un pago fijo, pero sí parece querer una porción de cada teléfono vendido. Eso añadirá costes a la economía de los fabricantes de teléfonos, tan es así, que es posible que alguno de ellos quiera revisar sus compromisos con la plataforma Android.

Así, aunque es poco probable que los fabricantes abandonen Android si tienen que pagar un par de dólares por dispositivo, podrían empezar a buscar otras alternativas como Windows Phone, más atractivas y empezar a reducir el número de teléfonos Android que fabrican en favor de otras plataformas.

La disputa comenzó el año pasado, cuando Oracle demandó a Google por infringir ciertas patentes y derechos de autor en Android. Oracle alega que la máquina virtual Dalvik de Google, que pone en marcha aplicaciones Java en dispositivos Android, utiliza tecnología desarrollada por Sun Microsystems sin licencia. El año pasado también Oracle cerró la compra de Sun.

“Basándome en lo que he visto hasta ahora, creo que Oracle está en una posición muy fuerte”, ha declarado Dave Mixon, abogado de Bradley Arant Boult Cummings LLP, que ha estado siguiendo el caso muy de cerca. En una vista previa, que establece el tono de las disputas, el juzgado favoreció a Oracle.

Con Google a la defensiva, Oracle mantiene la presión. “Está tomando una posición muy agresiva en este asunto, pues entiende que tiene que poner presión en el tema y puede ganarlo”.

Al parecer, Oracle podría estar intentando impulsar su caso pidiendo directamente a los fabricantes de software que paguen por su software, entre 15 y 20 dólares. Oracle está acercándose a los principales OEM y les está invitando a que se unan a un programa de adoptadores bajo el que licenciarían la tecnología directamente desde Oracle, según Jonathan Goldberg, analista del Deutsche Bank.

Oracle ha declinado hacer comentarios sobre si está tomando a cabo estas iniciativas y tampoco por parte de Google han querido declarar nada al respecto.

Esos costes de licencias harían que utilizar Android fuera comparable al coste de las licencias de Windows Phone 7. Microsoft suele señalar que mientras que Android es técnicamente gratuito, los OEM deben financiar los trabajos relacionados con la integración del software en su hardware. Con Windows Phone, Microsoft incluye servicios de soporte que ayudan a los fabricantes de hardware a hacer todo esto como parte de la tarifa por la licencia.

Así las cosas, “los fabricantes de teléfonos Android van a tener que pensar largo y tendido si permanecen fieles a Android”, ha declarado Jack Gold, analista de J. Gold Associates.”Actualmente apoyan a Android porque es gratis y modificable. Si empiezan a cambiar los términos, los fabricantes de teléfonos empezarán a buscar otras proposiciones de negocio”. Es cierto que no todos querrán abandonar la plataforma, pero sí les hará replantearse las cosas.  oracle android

Aun así, parece que Oracle no es el único que está pidiendo a los OEM que paguen por utilizar la tecnología Android. Microsoft, que también afirma contar con tecnología propia en Android, ha anunciado acuerdos de licencias para tecnología en dispositivos Android con HTC y otros nombres menos conocidos.

Es cierto que los grandes de la industria como Samsung y Motorola pueden hacer frente al pago de un dólar o dos por teléfono, pero eso podría tener un impacto mayor en China, donde gran cantidad de fabricantes de teléfonos utilizan Android y es más que probable que no estén dispuestos a pagar por sus licencias y puedan llegar a provocar un fuerte dolor de cabeza tanto en usuarios como en desarrolladores.

Hasta que esto ocurra, la batalla legal continúa. Dependiendo de lo seguros que estén de su posición ambas partes, el caso podría prolongarse durante años a través de apelaciones y problemas con la oficina de patentes. “Pero si Google siente que puede perder, podría resolverse rápidamente”. En ese caso, mientras que probablemente se dé a conocer la cantidad de la licencia, los términos del acuerdo serán confidenciales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información