MOVILIDAD | Artículos | 01 SEP 2011

Motorola Atrix

Revoluciona la informática móvil
Alfonso Casas.
Aunque su principal seña de identidad es actuar como teléfono móvil avanzado, también puede reemplazar a un PC Media Center, así como a un portátil netbook de 11,6 pulgadas. Veamos cómo resuelve este hándicap al trabajar conjuntamente con sus accesorios.

Motorola Atrix se desmarca del resto de smarthpone desde el momento que cae en nuestras manos junto al conjunto de accesorios, garantizando que es capaz de ofrecer una nueva experiencia de informática móvil, a medio camino entre el uso del portátil, el de un PC Media Center y el de móvil inteligente.
Así, con la Multimedia Dock (base de carga y conexión multimedia con puertos USB y salida HDMI), Atrix se convierte en un dispositivo Media Center que podrá ser conectado a un televisor de gran pantalla. Con la Lapdock (accesorio con teclado, pantalla de 12 pulgadas y batería integrada), Atrix viene a convertirse en un portátil tipo netbook con sistema operativo adaptado mediante WebTop y conexiones que permiten alcanzar una experiencia de uso similar a la del PC.

El terminal como móvil
Su hardware se asemeja bastante a lo que existe en el mercado, con gran pantalla de 4 pulgadas y tecnología Glossy Glass para ofrecer una mayor protección. También dispone de procesador de doble núcleo a 1 GHz, 1 GB de memoria RAM y 48 GB de almacenamiento ampliables mediante la ranura de tarjetas microSD. Lo más llamativo del móvil es el sistema implementado de acceso al dispositivo mediante lector de huellas dactilares, ubicado en su parte posterior, y pensado para poder hacer login de forma cómoda con el dedo índice de cualquiera de nuestras manos. Motorola ha trabajado sobre los ajustes de Android 2.2 para sacar partido de esta funcionalidad. Comprobamos durante el uso que responde bien y nos evita el proceso de teclear una clave numérica, aunque siendo sinceros, no se consigue ganar nada de tiempo durante el proceso de login. Algunos terminales incluso permiten manejar funciones del reproductor de música con la pantalla bloqueada, aspecto que Atrix no permite, siendo necesario acceder al escritorio del sistema.
Como hemos comprobado en anteriores modelos Motorola, la firma personaliza la interfaz Android, optimizando de forma interesante la gestión del uso que hacen las aplicaciones de su batería. Para ello, indica de manera transparente el consumo que realiza cada una de ellas para poder cerrarlas o definir reglas de uso. Al tratarse de un móvil tan especial, dispone de batería de gran capacidad, de 1.930 mAh, muy por encima de los 1.500 mAh que estamos acostumbrados a ver en otros modelos de gama alta.
También nos agrada muy especialmente el sistema de administración de tareas, con el que es posible programar cierres automáticos de las aplicaciones cuando se apaga la pantalla, forzar el cierre de una aplicación determinada, o comprobar el uso de CPU y memoria RAM que realiza cada una de ellas de los recursos del sistema. A efectos de uso, la cámara posterior de 8 megapíxeles con su doble Flash LED recoge buenas instantáneas, a pesar de que carece de enfoque automático. Su altavoz ofrece una gran intensidad sonora. Los auriculares que se adjuntan son mejorables, ya que no ofrecen control alguno sobre la música que se reproduce, limitándose a cumplir con la función de manos libres al recibir una llamada.

Pruebas de batería
Llevamos a cabo diversas pruebas de rendimiento y autonomía. En el primero de los casos, Atrix es capaz de alcanzar un valor con Quadrant Benchmark de 2.435, el segundo mejor valor que hemos alcanzado, pero muy por debajo de los 3.120 conseguidos con el Galaxy S II de Samsung. A nivel de autonomía, utilizando la Lapdock, conseguimos reproducir vídeo de manera continuada con el brillo al máximo y la red inalámbrica Wifi activada, durante 5 horas y 52 minutos antes de agotarse por completo las baterías de su base. La del móvil, por su parte, permanecía al cien por cien de su carga, ya que no hace uso de la misma. Durante la reproducción, el sistema WebTop tan sólo muestra el estado de la batería de Atrix, y para adivinar la de la base, hay que recurrir al botón físico y a los cinco indicadores de luz que ofrecen una visión aproximada de su estado. La gran dependencia del móvil hace que no se emitan mensajes de estado de la batería, con lo que llegados a tal punto, el equipo se apaga sin previo aviso. Es algo que debería mejorarse de cara a informar al usuario y ofrece la posibilidad de cerrar el trabajo con el que estemos o la función que se este realizando.

A modo de conclusión
Es todo un avance, y nos encontramos en los pasos iniciales, a falta de pulir ciertos aspectos. Por ejemplo, es posible estar escuchando música, o reproduciendo vídeo en Atrix, y al pincharlo en la Lapdock, transferirle la tarea para que siga reproduciéndose desde el mismo punto. Del mismo modo, podemos estar atendiendo una llamada, y al pinchar Atrix sobre la Lapdock, pasamos a modo de manos libres, aunque por ello durante unos cuatro segundos no oirás a tu interlocutor.
El ecosistema Atrix es interesante y diferenciador en el mercado de móviles. Motorola va por buen camino, y a falta de que lleguen otras soluciones modulares como el PadFone desvelado por Asus, la idea de Motorola es sin duda de las más ingeniosas. Los accesorios se convierten en meros transmisores que permiten mejorar la experiencia de uso del dispositivo. Tan solo resta mejorar la unión entre ellos, y las posibilidades que ofrece el software para sacar toda su funcionalidad.


La Multimedia Dock
----------------------------
A simple vista, parece una docking o base multimedia más de las que existen en el mercado, pero Motorola evoluciona su funcionalidad y permite que sea manejada mediante un mando a distancia. Dado que cuenta con salida Micro HDMI y cable correspondiente, es posible conectarla a una pantalla de gran formato y disfrutar de los contenidos en calidad 1080p, apoyándose en su chipset gráfico Tegra II de nVidia. Dispone de salida de audio para aprovechar el uso de unos altavoces externos amplificados, y sus tres puertos USB, pueden ser empleados para conectar periféricos como, ratón, teclado o llaves US, entre otras. Al pinchar el teléfono, ofrece la posibilidad de lanzar la interfaz Media Center amigable desarrollada por Motorola, o bien, el sistema operativo WebTop, para utilizar el móvil con funcionalidad de portátil y manejar las aplicaciones típicas de navegación, correo, contactos o calendario. Así pues, ¿puede Atrix con su Multimedia Dock, reemplazar el uso de un PC Media Center? Calidad de vídeo no le falta, pero ciertos aspectos deben ser optimizados, como la escasa compatibilidad de formatos de vídeo. Probamos con ciertos contenidos MKVs, AVCHD, MPEG4s y MPEG2 y muchos de ellos no están soportados, por lo que es necesario recurrir a aplicaciones adicionales de Android Market. Al trabajar sobre WebTop, no podemos desplegar dichos plug-ins, por lo que suponemos que Motorola seguirá desarrollando al respecto.


Lapdock
-------------
Motorola Lapdock es el accesorio estrella que permite convertir Atrix en un auténtico portátil tipo netbook, con teclado QWERTY completo, gran área de touchpad con su correspondiente botonera, un par de baterías integradas, y pantalla de 11,6 pulgadas que admite resoluciones de 1.366 x 768 puntos por pulgada. Además, expande la conectividad del móvil con 2 puertos USB y una serie de indicadores LED que permiten averiguar el estado de las baterías que se encuentran integradas en la Lapdock.
A la hora de cargar con el accesorio de un lado a otro, su grosor es inferior a los 16 milímetros, y el peso de apenas 1 kilogramo. Siempre que se conecta Atrix a la Lapdock, comienza a cargarse su batería, aunque no tengamos la corriente eléctrica conectada. Al conectarlo, observamos que la interfaz de Android se convierte en un entorno desarrollado por Motorola denominado WebTop, con grandes iconos ubicados en su parte inferior, asemejándose a la interfaz de Mac OS X. Es posible, desde manejar el navegador o consultar los contactos, hasta acceder a los contactos o funciones del teléfono. Es una lástima que la pantalla no sea táctil, lo que mejoraría la experiencia de uso del terminal. También contamos con Centro de Entretenimiento, que permite acceder a los diferentes contenidos multimedia.
De forma inteligente, al conectar Atrix a la base, la pantalla de este queda en un segundo plano, por lo que se apaga automáticamente para optimizar el consumo de batería. Todo pasa a realizarse desde la Lapdock. Tras los primeros instantes de uso, comprobamos que la velocidad de respuesta de las aplicaciones es mejorable, con cierta ralentización a la hora de abrir páginas web. No obstante, la reproducción de vídeo dispone de la aceleración gráfica esperada. Recordemos que el hardware de Atrix es lo último del mercado, y la base carece de inteligencia alguna. El manejo del teclado es agradable, con teclas espaciadas para evitar errores. Sus altavoces, ofrecen un nivel de audio muy superior al del móvil, como era de esperar, pero con una sensación de audio enlatado y comprimido, que se manifiesta especialmente cuando el volumen se encuentra a niveles altos.


Motorola Atrix
---------------------
www.motorola.es
Desde 0 EUR. con Movistar
Multimedia Dock: 99 EUR.
Lapdock: 299 EUR.
LO MEJOR: Experiencia móvil
Diferentes modos de uso
LO PEOR: Dependencia de smartphone
Calificación: ****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información