MOVILIDAD | Noticias | 21 OCT 2013

Los primeros PC con Broadwell no llegarán antes de mediados de 2014

Intel vuelve a reconocer que ha debido retrasar la producción de sus próximos chips Broadwell hasta el primer trimestre de 2014, con lo que no veremos PC con esta nueva generación de microprocesadores hasta mediados del año próximo.
Intel logo 2
Mark Hachman. PCWorld

Este será el primer retraso de Intel sobre su calendario previsto desde el lanzamiento de los primeros Pentium, hace ya una década. Como ya habíamos informado, la compañía admitió en su presentación de ingresos trimestrales un defecto en el proceso de fabricación de 14 nanómetros que utilizará por primera vez su próximo chip Broadwell, lo que viene a retrasar su aparición, desde este último tramo del año al primer trimestre de 2014, como poco.

Los dispositivos que incluyan el deseado chip deberán esperar, al menos, hasta mitad de año para ver la luz, aunque el fabricante de procesadores se niega a establecer una fecha definitiva para suministrar los primeros nuevos chips.

Lo más que ha reconocido su CEO mundial, Brian Krzanich, es que “seguimos haciendo progresos en el primer proceso de fabricación de 14nm y en nuestra segunda generación de transistores 3D. Broadwell, que será el primer producto fabricado de este modo, está listo y funciona bien, como demostramos el mes pasado en nuestro Intel Developer Forum”, ha venido a subrayar el directivo. Sin embargo, también admitió que “aunque estamos cómodos con su rendimiento, desde el punto de vista del calendario, estamos casi un trimestre por detrás de nuestras expectativas, y ahora esperamos iniciar la producción en el primer trimestre de 2014”, concluyó.

Broadwell y Haswell serán "compatibles en cuanto a pins”, lo que significa que podrán utilizarse como reemplazo uno del otro, también constató Krzanich, en la versión oficial de la compañía que, no obstante, en esta ocasión difiere de la opinión en privado de otros directivos de la firma que sitúan la fecha de producción en el primer semestre del año, con un retraso superior a tres meses.

En años anteriores, los nuevos chips de Intel se anunciaban en enero, como en el caso de su última generación de núcleos Sandy Bridge en 2011. El año siguiente se solía aprovechar para afinar y acelerar la técnica de fabricación. Este ritmo funcionaba como un reloj, pero cada año era más complicado de seguir. Ya se evidenció este verano con el lanzamiento de los chips Haswell que llegaron algo más tarde de lo esperado y puede que en esta ocasión el retraso se agrave aún más.

De hecho, algunos analistas consideran ya seguro que los nuevos PC con Broadwell no llegarán hasta después del verano de 2014, lo que sería demasiado tarde para la campaña de vuelta al cole de ese año.

En todo caso, los analistas no esperan que esta ralentización del calendario previsto tenga impacto sobre los chips de 14nm, llamados Airmont y que se destinarán a tablets y smartphones. Lo que sí es seguro es que los usuarios que pretendan sustituir los, por otro lado excelentes, chips Haswell, deberemos esperar un poco más.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información