MOVILIDAD | Noticias | 06 SEP 2013

Los fabricantes de móviles piensan en desplegar sus propios sistemas operativos, con Google y Microsoft cerrando filas

Tags: Actualidad
Muchas veces no se puede dejar de prestar atención a lo que hace alguien detrás de la cortina. Hace escasos días se anunciaba la compra de Nokia por parte de Microsoft, por más de 5.440 millones de dólares, para hacerse con el control total del mundo Windows Phone, desde hardware y software hasta los servicios y la realidad es que las compañías que hay detrás de los sistemas operativos para smartphones compiten directamente con sus socios de fabricación.
PCWORLD PROFESIONAL

Y cada vez es más evidente. Si para evitar suspicacias, Google puso un “cortafuegos” entre su sistema Android y los equipos Motorola, cuando adquirió al fabricante de móviles el pasado año, Microsoft no planea hacer lo mismo con Nokia,  pero hay muchas dudas sobre si será capaz de pasar de ser un mero fabricante de smartphones para Windows Phone a un contendiente global.

Este nuevo paso hacia la “verticalización global” debe estar haciendo temblar a los fabricantes de móviles, tipo Samsung, HTC o LG. “Los proveedores que no estén estrechamente alineados con el sistema operativo se preguntarán si quizás deberían en el futuro estar más cerca o incluso adquirir su propio sistema operativo…”, describe Ramón Llamas, responsable de investigación del equipo de telefonía móvil de IDC.

De hecho, con un futuro incierto en torno a las opciones de los tres sistemas operativos, fabricantes como HTC han empezado a combatir fuego con fuego, creando sistemas alternativos de smartphones.

La integración vertical ya era difícil de ignorar con casos como el de Apple y Google. Pero ahora resulta imposible con Microsoft abriendo su propia vía. Esto vuelve a subrayar la necesidad de un sistema operativo móvil realmente abierto”, señala Patrick Moorhead, analista de Insights Moor and Strategy.

Esta es la misma idea de Samsung con Tizen, un sistema operativo de código abierto desarrollado en colaboración fundamentalmente con Intel, pero también con Huawei, Fujitsu, Panasonic y otros. Si fuera un éxito, sería otro motor para el floreciente negocio de sus móviles Galaxy.

Se espera que el primer móvil Tizen llegue este mismo año, “pero aunque lo logre, tardará muchos meses hasta que sea una plataforma viable”, advierte Llamas. El futuro previsible es que Samsung sigua mucho tiempo con Android.

También proliferan los proyectos con Firefox como sistema operativo. Compañías como LG, quinto fabricante de móviles mundial gracias a Android, también está apoyando proyectossmartphones-teléfonos móviles con Mozilla, basados en la tecnología de Firefox. Este verano se ha lanzado en España el primer móvil con Firefox y ya están otros en camino.

Por su parte, HTC, la que fuera gran estrella del mundo Android en Estados Unidos, también ha experimentado con Windows Phone, aunque es probable que eso dure poco, como apunta Carolina Milanesi, vicepresidenta de investigación en el mercado de consumo en Gartner. “De hecho, creo que muchos fabricantes están ahora sentados a ver qué pasa con Windows Phone. El mundo de los smartphones tampoco puede soportar un gran número de sistemas operativos compitiendo por la atención de los mismos desarrolladores”, concluye Milanesi.

Esta es una información de Ian Paul. TechHive

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información