MOVILIDAD | Noticias | 10 DIC 2013

Los chips móviles no podrán aumentar su velocidad infinitamente, asegura el presidente de Broadcom

La industria productora de chips afronta grandes retos para los próximos años, según el presidente y cofundador de Broadcom, Henry Samueli, compañía nacida en 1991 y que hoy cuenta con ingresos anuales de más de 8.000 millones de dólares.
smartphones_funky
Stephen Lawson, IDG News Service

Este gigante de los componentes fundamentales de redes, dispositivos y móviles que utilizamos a diario empresas y consumidores, vivirá cambios de calado, como la futura tecnología 5G.

Como reconoce Samueli, Broadcom tiene gente en los organismos de normalización de la futura 5G y, ahora que han adquirido Renesas Mobile, aprovechará este nuevo equipo para centrarse aún más en los futuros estándares, en diferentes “sabores” de LTE-Advanced y en el denominado espacio 5G, donde están estas pequeñas células ultradensas.

En cuanto a la duración de la batería en los smartphones, el directivo cree que al reducir su tamaño, desde 28nm a 16nm y 10nm, la disipación de potencia de los chips no se reduce y, por desgracia, la carrera por construir núcleos más rápidos continua, pasando de 2 a 2,5 GHz, y más tarde a 3GHz.

Y además las reducciones en el consumo de batería no son cuánticos, sino progresivos, por lo que no será sencillo que el usuario pueda dejar la obligación de recargar su dispositivo todas las noches.

Esta batalla por la velocidad es, en opinión de Samueli, una decisión de la industria, ya que el usuario siempre demandará lograr el máximo posible, pero llegará un momento en que los fabricantes decidan ahorrarse unos cuantos megahercios de velocidad de reloj, a cambio de una duración más larga de la batería. De hecho, Apple ya está en esa ecuación, asegura el directivo, y ha decidido diseñar justo el procesador de apps que necesita para que iOS funcione.

No obstante, reconoce que se mantendrá cierta tendencia a mejorar la velocidad de proceso y, con  el tiempo, se estabilizará y se optará por mayor duración de la batería.

En cuanto a la progresiva miniaturización de los chips, el directivo ve que desde los 28nm actuales, puede llegarse a 16nm ó 14nm e incluso 10nm, pero más allá de eso resulta muy aventurado entrar. Por ejemplo, en transistores de 5 nm, los átomos de silicio estarían separados por medio nanómetro y habría en cada celda 10 átomos de silicio. Y el directivo no cree que esa barrera física pueda cruzarse en el medio plazo, siquiera. “Se trata de un límite físico fundamental, por lo que no le resulta sencillo imaginarse algo más pequeño”, concluye.
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información