MOVILIDAD | Artículos | 01 NOV 2011

Linksys Wireless-N Range Extender

Amplia la cobertura de tu Wi-Fi
Oscar G. Peinado.
Las redes Wi-Fi permiten conectar cualquier dispositivo cómodamente, pero tienen el gran problema de que la cobertura no siempre es tan buena como desearíamos y, a veces, resulta impredecible.
Una casa muy grande, unas paredes que bloqueen demasiado la señal, la presencia de muchas Wi-Fi en el mismo edificio, e incluso otros dispositivos que funcionen en el mismo rango de frecuencias, pueden hacer que en alguna zona del hogar la cobertura sea demasiado débil, haciendo imposible la conexión, o degradando la velocidad hasta hacerla inutilizable.
En esas situaciones normalmente se recurre a soluciones cableadas para colocar un repetidor en las zonas de sombra, que se conectaba a la red bien mediante un cable Ethernet o bien mediante unos adaptadores PLC, que utilizan el cableado eléctrico para convertir cualquier enchufe en una toma de red local, pero que también sufren bastante degradación con la distancia.
Lo que ahora nos propone Cisco es una solución que prescinde completamente de las transmisiones por cable y se limita a recoger del aire una señal débil, amplificarla y volverla a emitir reforzada, logrando ampliar la cobertura de la red Wi-Fi sin ninguna complicación.
El repetidor se presenta en forma de una caja negra de mediano tamaño que se enchufa directamente a cualquier toma de corriente de la pared, únicamente con la finalidad de tomar la alimentación. Si lo deseamos también lo podemos poner como dispositivo de sobremesa, conectado con un cable, gracias a un ingenioso conector intercambiable.
Gracias a su software de configuración, la instalación es trivial. Nos pedirá que lo conectemos, inicialmente en un sitio con buena cobertura, y que indiquemos a qué red Wi-Fi existente queremos vincularlo. No es necesario que la red proceda de un router de Linksys ni de Cisco, sino que funcionará con cualquier red Wi-Fi, sea “g” o “n”. Una vez asociado a esa red, podemos desenchufarlo y llevárnoslo a un punto cercano a donde se empieza a degradar la cobertura. En cuanto lo volvamos a conectar empezará a hacer su trabajo y a crear una nueva zona de cobertura a partir de ese punto, que será completamente transparente para el usuario, que sigue viendo la misma red, con el mismo nombre (SSID).
Es importante que el repetidor esté colocado en un lugar en el que la señal aún sea suficientemente buena, pues si no puede dar lugar a una sensación equivocada. Al RE1000 le bastará con la última rayita de cobertura del indicador de Windows para establecer conexión y, si nos colocamos cerca de él, nos la ampliará hasta el máximo. Pero así no lograremos hacer funcionar la red, pues aunque la conexión del ordenador al repetidor es muy buena (por eso marca el indicador al máximo), la que hay entre el repetidor y el router es tan débil que no será suficiente.
En cambio, si colocamos el repetidor demasiado cerca del router, su señal no llegará demasiado lejos y la que se debilita, al alejarnos, es la conexión entre ordenador y repetidor. El mejor resultado para lo lograremos por ensayo y error, y un buen punto de partida para empezar a probar es cuando un portátil nos indique que la cobertura pasa de tres a dos rayas. En este sentido se echa en falta que Cisco hubiera incluido una buena herramienta de medición de la potencia de la Wi-Fi, pues las incluidas por defecto en el sistema no brillan por su precisión.
Incluso, si después de instalar el repetidor no llega la cobertura hasta donde queremos, podríamos encadenar hasta cuatro repetidores, cada uno un poco más lejos que el anterior, para conseguir mayor alcance. Aunque en estas condiciones puede ser más interesante canalizar un cable de red y usar un punto de acceso.
También podemos montar tantos repetidores como queramos en una configuración “en estrella” en el que el centro es el router, y alrededor colocamos varios repetidores para que cada uno de cobertura a una zona diferente.
El RE1000 puede hacer las veces de puente inalámbrico, es decir, proporcionar conectividad Wi-Fi a dispositivos de red que solo tengan conexión Ethernet. Para ello dispone de un puerto Ethernet al podemos conectar una impresora, un televisor, etc.


Linksys Wireless-N Range Extender
--------------------------------------------------
www.cisco.com
P.V.P: 79,99 EUR.
LO MEJOR: Sencillo de instalar
LO PEOR: Sin software de medida de la potencia
Calificación: *****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información