MOVILIDAD | Artículos | 01 NOV 2011

Linksys E3200

Prioriza el tráfico WiFi
Alfonso Casas.
El router inalámbrico con doble banda de frecuencias destaca por desplegar un amplio rango de cobertura de señal gracias a SpeedBoost, además de garantizar su funcionamiento sobre especificación IPv6.

Cisco dispone de una amplia familia de routers inalámbricos de la Serie E, cada uno de los cuales potencia determinados aspectos para adaptarse a las necesidades del usuario y de su hogar. En el caso del E3200, su topología N de doble banda le permite transmitir en las frecuencias de 2,4 y 5 GHz, optimizando la tasa de transferencia para poder desplegar un entorno de video streaming o juego en red a través de la conexión inalámbrica.
El diseño del router E3200 es minimalista, y físicamente presenta el mismo formato que viene ofreciendo la Serie E de Linksys. La doble banda de frecuencia garantiza sobre la teoría una velocidad cercada a los 300 Mbits/s, aunque como veremos a continuación, difiere considerablemente de las velocidades reales, algo que les sucede a todos los routers. Cuenta además con cuatro puertos Gigabit Ethernet y un puerto USB ubicado en la parte posterior del mismo. Está muy orientado a ser colgado de la pared, con el fin de que sus puertos queden accesibles en su parte superior. En lo que respecta a identificación visual, tan sólo los diferentes puertos de conexión tienen su indicador de luz asociado, sin nada que mostrar en el dispositivo. Lo que siempre es de agradecer en entornos domésticos es el interruptor que permite añadir nuevos dispositivos a la red de forma segura, sin necesidad de tener que recordar claves complejas, así como el interruptor físico que permite apagar el router cuando lo estimemos oportuno.

Sus posibilidades
Manejando la interfaz Web del E3200 comprobamos que se basa en el desplazamiento por pestañas situadas en modo horizontal en su parte posterior. Cada función habilita nuevas posibilidades que aparecen justo debajo de cada opción, lo que evita en muchas ocasiones el hecho de tener que manejar el scroll para ver sus opciones. Notamos un gran esfuerzo realizado por parte de Cisco con el fin de simplificar al máximo la interfaz, a pesar de que para ello tenga que prescindir de algunas funciones avanzadas.
Con QoS, observamos rápidamente que es posible priorizar la calidad del servicio para cada tipo de aplicación, dando prioridad a las que consideremos más importantes para las necesidades de nuestro hogar y de cada uno de los miembros.
Otro aspecto que se encuentra dentro de las posibilidades de gestión del router es la completa información que puede ofrecer al usuario que hace las funciones de administrador, como es el hecho de informar sobre la velocidad de cada uno de los puertos. Es una característica heredada de modelos superiores, la cual permite controlar el uso que se está haciendo del router, y priorizar los servicios que más nos interesen, como pueda ser el streaming de vídeo. Como es lógico, puede que lo que hoy sea prioritario, tenga que ser cambiado mañana, para lo que basta con modificar la priorización de acceso a Internet de cada una de las aplicaciones que aparecen a modo de listado.

Cómo se comporta
Desde el primer instante comprobamos que se trata de un router rápido, especialmente a cortas distancias. Ambas bandas se comportaron de forma razonable, aunque mejoró los resultados la banda correspondiente a los 5 GHz, en la que conseguimos promedios de transmisión cercanos a los 121 Mbits/s, con una conexión inalámbrica llevada a cabo entre dos portátiles.
Cuando ampliamos la cobertura, su comportamiento fue menos estable, con velocidades que cayeron por debajo de los 86 Mbits/s cuando se trataba de transferencias de ficheros de gran capacidad. Sobre la banda de los 2,4 GHz, las velocidades fueron muy inferiores, con rangos estimados en los 58,8 Mbits/s. Cuanto mayor es la cantidad de datos a transferir, más le cuesta al router mantener una velocidad sostenida.
Despista el hecho de que carezca de antenas externas y pueda conseguir velocidades elevadas, especialmente cuando se trata de transmitir contenidos de vídeo dentro de la red WiFi. Desde Cisco destacan el uso de la tecnología SpeedBoost, con la que se aprovechan al máximo la ubicación de sus antenas integradas bajo la carcasa. Nuestras pruebas confirmaron el buen hacer transmitiendo desde un disco duro conectado a su puerto USB, al que accedíamos desde un ordenador portátil. Nos movimos por los diferentes rincones de la oficina y sólo cuando descendimos en altura, fue cuando comenzaron a palparse los problemas de velocidad, de modo que las escenas sufrieron de cierta ralentización. En el resto de situaciones, resuelve muy bien este tipo de transmisiones.

Algunas mejoras
Como mejoras a llevar a cabo, echamos en falta la posibilidad de tener un mayor control sobre cada una de las bandas de frecuencia que permiten la conexión WiFi. Es posible manejar el modo de seguridad de cada una de ellas por separado, así como su clave correspondiente. La red de invitados puede ser ampliada en función del número de invitados, así como su difusión. Sin embargo, no tenemos control sobre el hecho de poder adecuarla a una u otra banda de frecuencias, lo cual queda a la elección del fabricante.

Conclusión
Si algo destaca en este router de Linksys es la sencillez de uso y configuración. A cambio, Cisco prescinde de ofrecer funciones algo avanzadas que satisfagan a los usuarios más exigentes, como pueda ser el despliegue de determinados perfiles de conexión. Por citar un ejemplo, en el acceso de invitados no es posible fijar parámetros para diferentes situaciones, de manera que sea sencillo elegir una u otra modalidad de conexión en función de si viene un gran grupo de personas o tan sólo queremos dar acceso puntual a algún dispositivo. Por lo demás, las velocidades mostradas y su cobertura garantizan un buen comportamiento para cualquier hogar típico, a pesar de que Linksys ya disponga de routers que garantizan velocidades superiores al ser compatibles con los 450 Mbps.


Sencilla puesta en marcha
-------------------------------------
Mención especial merece su software Cisco Connect, una herramienta sencilla que se instala en modo local bajo entorno Windows, con el que se facilita enormemente las tareas de personalización de ajustes, el hecho de dar prioridad a determinado tipo de tráfico y servicios, así como añadir nuevos dispositivos a la red de forma segura. Todo usuario que carezca de ciertos conocimientos informáticos valorará estos aspectos, sin tener que manejar claves seguras del tipo WPA2 o la encriptación. De forma adicional, Connect permite limitar los tiempos de acceso de cada equipo o dispositivo, así como fijar el Control Parental más adecuado para cada caso.
Dentro de las pestañas habituales que suelen encontrarse en la gestión Web de cualquier router de este tipo, destaca la presencia de la opción denominada “Directiva de acceso”, donde se marcan las pautas para restringir el acceso a Internet y desplegar políticas de control parental. Se puede indicar el bloqueo de direcciones URL específicas, así como especificar horarios para los días de diario y los fines de semana, marcando un tiempo máximo de uso de Internet. Bajo la función de almacenamiento, Cisco Connect permite administrar la capacidad de los discos que sean conectados el router. De este modo, podemos fijar carpetas que compartirán los contenidos, u otras en las que será necesario el uso de claves para acceder a sus contenidos.


Cisco Linksys E3200
-----------------------------
www.linksysbycisco.com/eu/es
P.V.P: 124,90 EUR.
LO MEJOR: Software de gestión
Ancho de banda para vídeo
LO PEOR: Sin indicaciones LED
Cobertura mejorables
Calificación: ****

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información