MOVILIDAD | Noticias | 08 NOV 2006

Las complejidades de llevar el mundo de Internet al dispositivo móvil

A pesar del interés que despierta lo que podría ser una industria lucrativa, las compañías de Internet han de tener cuidado con las piedras en el camino que se encuentran a la hora de ofrecer sus aplicaciones y servicios a los usuarios de dispositivos móviles.
Arantxa Herranz
Durante la celebración del Symbian Smartphone Show, el vicepresidente de investigación y desarrollo de Google, Alan Eustace, asegura que estamos ante un ecosistema cambiante, por lo que las compañías como la suya han de trabajar con una larga lista de partners con el fin de ofrecer servicios más allá de los usuarios móviles.

Estas empresas no pueden, como en los ordenadores personales conectados a Internet, simplemente poner una página Web desde la que ofrecer un servicio (como compartir fotos o llamadas a través de Internet) cuando se dirigen a estos usuarios móviles. Esto se debe a que los teléfonos tienen limitaciones al contar con menos memoria y con unas conexiones a Internet más lentas, además de que sus navegadores no pueden interactuar con algunas funciones de los teléfonos, según detalla el analista de Ovum, Tony Cripps.

Si una aplicación necesita que los usuarios instalen en sus terminales algo de software para permitir este servicio, el desarrollador deberá hacer a medida este software para los diferentes sistemas operativos, muchos de ellos propietarios. Siguiendo con el ejemplo de Google, esta compañía anunciaba a principios de año que los propietarios de teléfonos móviles Sony Ericsson podrían de una manera sencilla actualizar fotos en sus respectivos blogs. Ahora Google se encuentra trabajando para que otros usuarios de otros terminales puedan hacer lo mismo.

Sin embargo, los problemas no acaban cuando los desarrolladores han diseñado sus aplicaciones para diferentes plataformas, puesto que luego se tienen que enfrentar a los operadores. “Los operadores controlan el acceso, ofrecen el servicio y su distribución”, explica Eric Lagier, director de desarrollo móvil en Skype, “lo que supone un ecosistema muy cerrado”. Compañías como la suya, que podrían competir con estas operadoras, tienen que enfrentarse a retos excepcionales ya que las operadoras podrían evitar que sus clientes pudieran utilizar estos servicios.

Los fabricantes de dispositivos de mano y sus aplicaciones aseguran que el entorno móvil es completamente diferente al de Internet “con cables” por lo que los proveedores de aplicaciones y servicios tendrán que amoldarse si quieren tener éxito en esta materia. “Es un mercado totalmente diferente al que están acostumbrados”, señala Mikael Nerde, director de planificación de contenido y desarrollo de programas en Sony Ericsson.

Symbian también lo ve desde una óptica parecida. “Si quieren estar en cada teléfono móvil, tienen que llegar a acuerdos con sus fabricantes”, explica Andy Brannan, vicepresidente ejecutivo de ventas y operaciones a clientes. Este responsable asegura que trabajar con un proveedor como ellos ayuda a estas terceras compañías porque Symbian está presente en una gran mayoría de smartphones.

El analista de Ovum asegura, además, que por mucho que crezca este negocio sus cambios serán mínimos. Algunas operadoras como Vodafone u Orange han empezado a estandarizar algunos sistemas operativos de dispositivos de mano, lo que significa que los desarrolladores de aplicaciones sólo tendrán que crear unas pocas versiones de sus productos para alcanzar la gran mayoría de los usuarios móviles.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información