MOVILIDAD | Noticias | 06 SEP 2006

La Wi-Fi más rápida supone precios más elevados

Las nuevas redes inalámbricas, basadas en un borrador del próximo estándar de la industria, están introduciéndose en las pequeñas empresas y en el mercado de consumo, a pesar de que su coste supone más del doble que otros productos.
Pablo Oliveira y Silva
En el segundo trimestre, los fabricantes de todo el mundo vendieron routers y tarjetas basadas en el primer borrador del estándar IEEE 802.11n, por valor de 25 millones de dólares (cerca de 19,5 millones de euros), según un informe de la compañía americana de investigación de mercado Dell’Oro Group. El estudio sólo cubre parte del trimestre debido a que las primeras unidades de los nuevos productos no se pusieron a la venta hasta iniciado el trimestre.

El estándar 802.11n aumenta la velocidad y la cobertura de las redes LAN inalámbricas, a través de tecnologías que integran múltiples antenas. Esta tecnología ha generado un amplio debate entre los fabricantes y se espera que no esté finalizada hasta algún momento del próximo año, como pronto. Sin embargo, diferentes fabricantes han lanzado productos basados en el borrador de esta especificación.

Los nuevos productos han conseguido en poco tiempo una buena porción del mercado: los modelos del borrador 802.11n suponen un 8 por ciento de los ingresos del mercado de routers y sobre un 6 por ciento del mercado de tarjetas de red. Y esto se ha conseguido a pesar de un precio medio de más del doble con respecto a un producto del actual estándar 802.11g. El precio medio para distribuidores de un router basado en el borrador N es de 86 dólares (67 euros), frente a los 36 dólares (28 euros) de media de un router 802.11g, según Dell’Oro.

Hay que tener en cuenta que cuando los routers 802.11g eran nuevos en el mercado, en su primer trimestre consiguieron un 29 por ciento del mercado. Pero la diferencia de precio medio entre estos routers y los anteriores routers 802.11b era de 115 dólares (89 euros) frente a 90 dólares (70 euros).

Además del precio, la incertidumbre sobre el estándar probablemente afecte también a las ventas en el segundo trimestre, pero se espera que las ventas del borrador N se incrementen, mientras los precios bajen a lo largo de lo que queda de año. “El típico consumidor de tecnologías de vanguardia se hace con el nuevo estándar para extender la cobertura de su red LAN inalámbrica por toda la casa o la oficina. La velocidad también puede ser otro beneficio para los usuarios que intercambian vídeo y otros archivos de gran capacidad”, comentan en su informe.

Además, los productos del borrador N no serán actualizables al estándar final, una vez que sea lanzado, pero eso parece que no frena a los actuales compradores. Los precios son suficientemente bajos como para que las personas puedan actualizarse a un nuevo producto cuando el actual estándar esté aprobado.

La división Linksys de Cisco Systems, el mayor vendedor de productos para redes LAN inalámbricas domésticas del mundo, ha extendido su liderazgo también en esta nueva categoría.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información