MOVILIDAD | Noticias | 28 JUL 2011

La OCU pide a Competencia que investigue a Microsoft

Tags: Software
La casi completa imposibilidad de comprar un ordenador con Linux, o al menos sin Windows, o bien que los distribuidores devuelvan el dinero de la licencia de Windows a quien no quiera utilizarlo, ha llevado a la OCU a solicitar a la Comisión Nacional de la Competencia que investigue si Microsoft utiliza alguna práctica anticompetitiva.
Oscar García

La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, acaba de publicar el número de julio-agosto de su revista Compra-Maestra, en el que, entre otros artículos, hace un breve estudio de ordenadores portátiles. Durante el estudio, han intentado comprar, en 57 tiendas de 6 ciudades, algún ordenador que tuviera Linux instalado pero, como se quejan en el propio artículo, solamente en dos comercios pudieron hacerlo, y sólo uno ofrecía la posibilidad de de devolver el coste de una licencia de Windows no utilizada. La OCU destaca que, entre las grande marcas, solo hay un modelo de Acer que se venda con Linux preinstalado.

A la vista de estas dificultades, la OCU ha pedido a la Comisión Nacional de la Competencia que "investigue si existe algún tipo de práctica por parte de Microsoft contraria a las normas de defensa de la competencia", que podría estar perjudicando a los consumidores al obligarles a pagar por la licencia de Windows aunque deseen utilizar un sistema alternativo. Además, reclama que se ofrezca la opción de un reembolso en los ordenadores que incluyan un software preinstalado que el usuario no vaya a emplear.

Las iniciativas para incluir Linux en portátiles más conocidas son los primeros netbooks y algunos modelos que Dell comercializó durante algún tiempo. A principios de 2007 Dell detecto en su Idea Store, que había miles de usuarios interesados en comprar ordenadores con Linux, por lo que decidió ofrecerlos y promocionarlos, sin embargo, el pasado verano se retiraron todas las configuraciones con Linux de la tienda online. Entre medias, Dell había pasado de anunciar Linux como un sistema más seguro que Windows, a aconsejarlo sólo para los interesados en programación open-source.

En el caso de los netbooks, las escasas prestaciones de los primeros modelos llevaron al uso obligado de diferentes distribuciones Linux, hasta que Microsoft reaccionó con una versión especial de Windows XP menos exigente con el hardware que, ante la imposibilidad de que Windows Vista pudiera llegar a funcionar de forma fluida en un netbook, se presentó después de que Microsoft hubiera dado por finalizada la vida de este sistema. Desde entonces Windows se impone como sistema operativo en los netbooks, llegando a principio de 2009, según anunciaba la propia Microsoft, a una cuota del 96% en el mercado mundial.

Después, Windows 7 contó con la versión Starter desde el momento de su lanzamiento, y desde entonces los netbooks con Linux prácticamente han desaparecido del mercado.

No obstante, esa situación podría cambiar si Google tiene éxito con sus Chromebooks, una nueva categoría de portátiles que utilizarán el sistema operativo Google Chrome OS, también basado en Linux. Los primeros Chromebooks llegarán a España en agosto, fabricados por Samsung.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información