MOVILIDAD | Noticias | 17 SEP 2014

Intel adapta sus chips a los dispositivos wearables

Junto al anuncio de la compañía de la disponibilidad de los nuevos procesadores Intel Core M para tabletas y equipos híbridos, Intel impulsa la integración de sus chips en dispositivos wearables de poner y en el Internet de las Cosas.
Intel MICA wearable
Alfonso Casas

En un reciente encuentro organizado por Intel España hemos tenido la ocasión de comprobar como la presencia de sus chips se extiende a todo tipo de dispositivos, especialmente dispositivos móviles. Es evidente que en materia de teléfonos smartphone su éxito no es el esperado por la compañía, pero en el resto de soluciones y tamaños su presencia sigue afianzándose. De un tiempo a esta parte, los dispositivos wearables y aquellos que pertenecen al Internet de las Cosas comienzan a hacerse realidad.

 

MICA es la pulsera desarrollada junto con la firma Open Ceremony, y es solo el principio de una completa serie de dispositivos de este tipo en los que los chips de Intel tienen mucho que decir. La idea es poder desarrollar soluciones para este nuevo mundo de sensores y dispositivos de poner, con una plataforma capaz de detectar los dispositivos, procesar sus señales y volcar la información hacia avanzados centros de datos.

 

Solo para el año 2020 este mercado contará con más de 50.000 millones de dispositivos, capaces de generar 35 zetabytes de datos, lo que a su vez provocará la demanda de mejores procesadores que puedan analizar tal cantidad de información. A esto hay que añadir los más de 17.000 millones de dispositivos englobados bajo la categoría de “Internet de las Cosas”, que también se prevé que existan por esas fechas.

 

Por este motivo, Intel está adaptando la fabricación de sus chips y los millones de transistores que alberga cada uno, a las nuevas tendencias del mercado, ofreciendo soluciones miniturizadas que puedan formar parte de todos los dispositivos que están por llegar.

 

Core M

Intel tampoco descuida aquello que tantos éxitos le ha brindado, como son los portátiles y la movilidad. Durante la pasada edición de la feria IFA celebrada hace tan solo 15 días, Intel anunció la llegada de los nuevos procesadores Intel M con los que va a potenciar el rendimiento en tabletas y en equipos híbridos 2 en 1. Estos nuevos chips son los primeros que fabrica Intel a 14 nanómetros, en un diseño mucho más compacto y liviano que puede integrarse en dispositivos que prescinden del uso de sistemas de refrigeración, empleando ventilación pasiva sin ventiladores de por medio.

 

El valor TDP o la disipación térmica de estos chips se ha visto reducido a tan solo 4,5 vatios, lo que ofrece una idea de la gran eficiencia energética y el bajo consumo de batería que llevarán a cabo. Estos parecen ser aspectos clave dentro de la miniturización de dispositivos cuyas baterías, por tamaño, cuentan con una capacidad mucho más limitada que la de las tabletas y portátiles.

 

Por último, los procesadores Core M vPro pensados para la empresa llegarán a principios del año que viene, de manos de los principales fabricantes como HP, Dell, Lenovo, Toshiba, Fujitsu y Acer, entre otros. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información