MOVILIDAD | Artículos | 29 MAR 2016

Elegir un SmartWatch: ¿Autónomo con 3G o con Wi-Fi y dependiente de un Smartphone?

¿Interesado en comprar un SmartWatch? En el mercado hay bastantes opciones a elegir, sobretodo si se dispone de un Smartphone con sistema operativo Android.
Marc Corredera

He tenido la oportunidad de tomar contacto con la mayoría de opciones posibles en cuanto a diversidad de relojes inteligentes, incluyendo aquellos ingeniados en el mercado asiático. ¿Cuál es la alternativa más válida para el día a día?

Si no se tiene en consideración el sistema operativo que los gobierna, podemos distinguir entre dos tipos de SmartWatch: los que son autónomos, pues incorporan conectividad 2G/3G; y los que únicamente tienen Wi-Fi y, por tanto, dependen de un Smartphone para operar al 100% de sus capacidades.

En el vídeo que encabeza el artículo muestro dos tipos de reloj muy distintos: el Intex iRist, con sistema operativo Android 4.4 KitKat; y el LG G Watch, con sistema operativo Android Wear. Dos formas de entender el concepto de reloj inteligente y separar los usos que cada uno le pueda dar a este wearable. 

 

Depender o no del teléfono: ¿Qué es mejor?

¿Cuál es mi experiencia con este tipo de productos? En mis pruebas he tenido en las manos relojes con Android Wear (Moto 360, Sony SW3, G Watch), Android (Intex iRist), Tizen OS (Gear S2 de Samsung) y sistema operativo propietario (Nº 1 S3, InnWatch, Ulefone uWatch...). 

En mi opinión, y para el grueso de usuarios, los más prácticos serán los relojes con Android Wear: para funcionar y aprovecharse su potencial, necesitarán estar vinculados a un Smartphone. Creo que es clave que los datos se almacenen en el dispositivo a utilizar para todo, es decir, en el teléfono.

Además, aunque el Gear S2 es un reloj asombroso y efectivo, los productos con Android Wear deben ser la elección de referencia para todo usuario con un teléfono Android: los sistemas operativos propietarios, como el que se encuentra en el Innjoo InnWatch y el Nº 1 S3, no se han desarrollado lo suficiente como para proporcionar una experiencia a la altura del software de Google. 

Un reloj con Android Wear cuenta con aplicaciones propias que lo hacen independiente, aunque las funciones clave están ligadas a las capacidades propias del teléfono:

  • Controlar la reproducción de música, ya sea en el avance/retroceso de las pistas, pausa/reanudación de la reproducción o ajuste del volumen del sonido. Algo básico para mi día a día. 
  • La gestión de las notificaciones será el motivo principal para comprar un wearable como éste, ya sea para enviar respuestas cortas de mensajes de WhatsApp a través de comandos de voz, leer y archivar mensajes de Gmail, saber si alguien ha dado un like a un foto de publicada en Instagram o advertir cualquier notificación de las apps instaladas en el teléfono. 
  • La gestión de llamadas también será una característica principal en el uso de un reloj inteligente, pues con un simple gesto se puede atender o rechazar una llamada. O incluso iniciar una llamada accediendo al listado de contactos sincronizado en el reloj. 
  • Si uno dispone de un teléfono LG y un G Watch, también se puede emplear el reloj como control remoto para tomar fotografías: así se aprovecha la calidad de imagen que solamente la cámara trasera puede ofrecer. 

¿Qué ventajas puede traer el uso de un reloj con conectividad 2G/3G y sistema operativo Android? Mi experiencia con el Intex iRist me ha demostrado que no es un tipo de producto pensado para todos los públicos, siendo capaz brindar las siguientes funciones de forma autónoma: 

  • Atender llamadas, vinculando un dispositivo manos libres o utilizando el altavoz integrado.
  • Almacenar y reproducir contenidos multimedia, pues se puede utilizar una tarjeta micro SD.
  • Descargar aplicaciones y juegos desde Play Store, aunque debido a las limitaciones de la pantalla puede no tener sentido correr algunos de ellos.
  • Tomar fotografías, si se cuenta con una cámara integrada. 
  • Explorar páginas web y manejar aplicaciones de redes sociales, siendo esto último muy factible.

Un SmartWatch autónomo tiene sentido para aquellos usuarios que, debido a sus hábitos o tipo de trabajo, les puede resultar cómodo tener un mismo número de teléfono en dos dispositivos diferentes, se lleven o no encima todo el tiempo y a la vez.

Por tanto, para un uso corriente y menos específico, relojes como el Gear S2, LG G Watch o Moto 360 son más prácticos: por norma general no se almacenará información, salvo datos tales como el número de pasos, alarmas o citas configuradas en la aplicación del reloj. 

Otra de las cosas que me ha sorprendido descubrir en los relojes con Android, de la mano del Intex iRist, es que puede no existir una aplicación que permita sincronizar los datos del teléfono de la forma que se haría con Android Wear o Tizen OS. Es decir, el reloj no leerá ni reproducirá todas las notificaciones llegadas al Smartphone, si no que apenas se podrán gestionar llamadas y mensajes de texto. 

En mi opinión, y para un uso generalizado, tiene más sentido utilizar un SmartWatch no-autónomo, que solamente actúe como un espejo de las notificaciones y de la información sincronizada desde el teléfono. La conectividad Bluetooth se encargará de mantener un canal abierto entre los dos dispositivos móviles. 

La elección del sistema operativo

¿Tienes un iPhone? O eliges un SmartWatch chino o el Apple Watch, siendo recomendable esta última opción si estás seguro de que vas a utilizarlo a diario. Los propietarios de un Samsung Galaxy S6 o Galaxy S7 pueden elegir entre cualquier reloj con Android Wear o el Gear S2, siendo una alternativa más efectiva la del Gear S2: se podrán hacer más cosas y, puedo asegurar al lector, es un producto de altos vuelos. 

¿Tienes un teléfono LG, Sony, Motorola, ZTE, Huawei o HTC? Hay un buen abanico de opciones, siendo aún mayor si se mira a las tiendas online de China y se aventura uno con dispositivos con precios entre los 40 y los 100 euros. A mí me gustó particularmente el Nº 1 S3, pero reconozco que el sistema operativo no da para mucho: a la espera estoy de que marcas como Elephone, Ulefone o Xiaomi se animen a lanzar sus propios wearables "Low Cost" con Android Wear.

Los propietarios de móviles Android deben decidir cuanto quieren gastarse en su reloj inteligente y ser conscientes de cuál va a ser la función que va a desempeñar. ¿Tiene sentido invertir más de 200 euros en un producto destinado a usarse escasamente o sólo para medir pasos y ver si llegan notificaciones? 

Los SmartWatch chinossi se elige bien, se convertirán en una buena toma de contacto con el mundo de los wearables, pero a día de hoy no serán todavía capaces de proporcionar la experiencia de dispositivos diseñados por Motorola, Sony, LG o Samsung. 

Hay grandes productos en el mercado, unos más baratos y otros más caros, pero el precio no debe convertirse en la referencia básica a la hora de elegir: puede que merezca la pena invertir un poco más si con ello el producto encaja mejor con las necesidades reales del usuario.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información