MOVILIDAD | Noticias | 07 OCT 2013

DoCoMo muestra tres prototipos de gafas del futuro con 'pantalla táctil'

La informática para llevar puesta, de la que las gafas Google son un exponente, permite ver contenidos e interactuar con el mundo en movimiento, pero tienen como inconveniente no contar con una interfaz física en el que el usuario pueda hacer clic, arrastrar o navegar por los contenidos. La firma japonesa NTT DoCoMo quiere acabar con esta carencia.
Martyn Williams probando prototipos gafas DoCoMo
Martyn Williams. IDG News Service

DoCoMo, el mayor operador de telefonía de Japón, acaba de presentar tres prototipos de gafas inteligentes que podrían conseguirlo en la feria Ceatec que se ha celebrado en Tokio. Los tres son proyectos de investigación y no hay planes inmediatos para convertirlos en productos comerciales.
Básicamente, su tecnología aprovecha cualquier superficie de papel, una hoja o la página de un libro y con el simple toque de un dedo se convierte en una pantalla que está delante de nuestros ojos.
Hasta la principal feria de tecnología de Japón se trasladó Martyn Williams, del servicio de noticias IDG News Service, quien probó el prototipo de gafas de DoCoMo, que parece diseñado para pruebas de laboratorio y no tanto para el consumidor.
Dispone de dos lentes a través de las cuales se puede ver el mundo exterior y el sistema de navegación funciona con un pequeño anillo sensible al movimiento que se pone en el dedo con el que se está navegando. El informador cuenta en primera persona su experiencia: “Me agaché y cogí un cuaderno de papel normal, pero cuando di un pequeño golpe en su cubierta con el dedo apareció el contorno de una pantalla. Otro toque me trajo una interfaz simple que parecía proyectado en el bloc de notas”, explica.
A partir de ahí, pudo navegar por varios menús, deslizar los iconos de un notebook y elegir los que quería seleccionar. Al tocar el icono de vídeo, se comenzó a reproducir  una película proyectada sobre la cubierta del cuaderno. “Pero la imagen se reproducía solo en las gafas y cualquier persona a mi alrededor lo que observaba era como si estuviera tecleando en una página en blanco. Para ellos, debí parecer un loco, pero a mis ojos todo tenía sentido”, matiza.
Por tanto, en lugar de utilizar los comandos de voz o botones pequeños para controlar las gafas, pudo utilizar algo tangible.
Otros ejemplos
Otro de los ejemplos se llama interfaz espacial, y permite manipular objetos virtuales. En la demostración, según explica Williams, un objeto virtual flotaba frente a él y podía llegar a tocarlo para variar su tamaño y forma”. Una pequeña cámara de infrarrojos alojada en las propias gafas permite hacer un seguimiento de las manos del usuario e interpretar los movimientos de manipulación del objeto que parece está sosteniendo.
Al igual que con el primer sistema, las personas que están alrededor, ven sólo una persona agitando sus manos en el aire.
Una tercera tecnología portátil utiliza la realidad aumentada para proporcionar información adicional sobre el mundo que nos rodea. Cuando se acerca una persona, el dispositivo montado en la cabeza utiliza el reconocimiento facial para tratar de identificarla, y luego proyecta su nombre y otros detalles en una pantalla.
Por tanto, en lugar de volvernos locos intentando recordar el nombre de alguien cuando nos lo encontramos inesperadamente, se puede responder con un saludo seguro y confiado e, incluso tal vez, un comentario sobre la última vez que nos vimos. Es un modelo muy futurista, pero que podría incrementar los problemas y dudas sobre la privacidad.
El mismo sistema puede ser usado para traducir texto en la carta de un restaurante, por ejemplo. Si lo mantenemos delante de las gafas, lo lee y nos ofrece una traducción.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información