MOVILIDAD | Noticias | 01 DIC 2015

Cómo potenciar la comunicación entre trabajadores remotos

Mantener un vínculo fuerte con trabajadores que trabajan a distancia desde lugares remotos, como puedan ser sus casas, optimiza la conducta, la productividad y el estado de ánimo de los implicados. Veamos algunas pautas para fortalecer lazos.
Trabajo desde casa
Jaime Buitrago

La tendencia de trabajar desde casa ya es una realidad bastante extendida en el mundo. Se desmitifica que el empleado sea vago o se distraiga y no haga bien su trabajo. Según un estudio de Global Workplace Analytics, el 2,5 % de los trabajadores (3,7 millones) pasa al menos la mitad de su tiempo en casa o trabaja en ella a tiempo total. Para ponerlo en contexto, desde 2005 el número de empleados que trabajan desde sus hogares ha subido un 105 %, sin contar con las personas que trabajan por cuenta propia.

El resultado es que el trabajador es más feliz por la flexibilidad de su horario y por el esfuerzo que hacen para demostrar su responsabilidad fuera de la oficina, según un estudio de la Asociación para las Ciencias Psicológicas. El teletrabajo se traduce en menos estrés laboral, mayor satisfacción, y mejor desempeño del trabajo. A pesar de ser una buena noticia, el único inconveniente se encuentra en solidificar las relaciones con los compañeros.

Estrechar lazos para mejorar el rendimiento

La importancia de mantener una buena relación con el jefe o con los compañeros es vital para llevar a cabo proyectos en equipo con la mayor fluidez posible. Pero a lo mejor no parece fácil ni mucho menos rápida. Lleva tiempo, confianza y comunicación. Aparte de los proyectos y el trabajo en equipo, los compañeros de trabajo permiten despejar la mente en los pasillos, hablar de otros temas que no están relacionados con el ámbito profesional, de tal forma que se crean vínculos fuertes que podrían aparecer a la hora de la solución de problemas profesionales de cada uno. El trabajador solitario puede a veces sentirse aislado o demasiado autosuficiente.

Dennis Collins, director de marketing de West Unified Communications Services, asegura que tampoco es muy complicado. La tecnología acerca cada vez más a las personas y en lugar de ser un simple número en una cadena de emails, el trabajador remoto puede llamar, felicitar en fechas clave, o realizar acciones tan simples como cambiar el avatar de su perfil para mostrar su personalidad.

Herramientas que unen

El que no se relaciona es porque no quiere. Es prácticamente imposible no mantenerse conectado con la tecnología que hoy nos traen herramientas como Skype, Lync o Slack; programas que permiten la videoconferencia uniendo a varias personas a la vez desde lugares remotos. Estas reuniones on-line también ayudan a una conversación más distendida y a poner cara y voz a los diferentes compañeros de trabajo aun cuando éstos trabajan fuera de la oficina. Sin quererlo, esto construye una relación mucho más potente que la que permiten la mensajería instantánea o el correo. Collins además apunta que este tipo de diálogos crean lazos más fuertes.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta, es el horario. Aun siendo flexible, el adjetivo que mejor describe el calendario en el hogar, las horas deben adecuarse a aquellas de la oficina, de los compañeros y sobre todo del jefe. De tal manera, el empleado de domicilio es accesible cuando sus colaboradores le necesitan y también para saber cuándo una persona puede estar ocupada o no. Sin embargo, la comunicación debe ser clave para saber esto último. No por trabajar a 10 metros de tu habitación vas a estar pendiente de los problemas laborales las 24 horas del día.

En conclusión, el tele trabajo es una actividad que día tras día adquiere mayor relevancia, extendiéndose por todo el mundo. Pero es importante que esto no signifique soledad y autosuficiencia. La comunicación, la interacción, la confianza y sobre todo el sentimiento de pertenecer a un grupo pueden hacer que el trabajador de hogar sea más productivo y se sienta más cómodo en los proyectos que se realizan en equipo. No es difícil y en el presente es casi imposible estar aislado, pero es necesaria la dedicación y el tiempo para mantener una relación fuerte y sana con los compañeros y con los superiores.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información