MOVILIDAD | Noticias | 13 JUL 2015

Cobertura de red hasta en el último rincón de la casa

En un lugar sin acceso a Internet prevalece, hoy en día, el sentido literal de la palabra silencio. Para poder leer correos electrónicos, consultar información o reproducir música y películas necesitamos un acceso a Internet rápido ?y a ser posible también, en todos los rincones de la casa. La forma más elegante de conseguir este reto es con un router Wi-Fi avanzado.
Red domestica Wifi
Tillman Braun

Internet nos hace sentir bien cuando podemos utilizarlo para lo que lo necesitamos. En ese punto es donde comienza el problema para algunos usuarios. Os preguntaréis por qué. Pues bien, la mayoría de las veces, el router WiFi que nos ofrece nuestro operador de telecomunicaciones de forma gratuita solo incluye las prestaciones básicas, que, por desgracia, no suelen ser demasiadas. Con estos routers, si la conexión no es estable o no es lo suficientemente rápida, tendremos limitaciones a la hora de utilizar la nueva televisión Smart TV en nuestro dormitorio o la videoconsola en el ático.

Por ello es recomendable utilizar routers que tengan la potencia suficiente para transferir un flujo de datos masivo en aplicaciones de reproducción de contenido audiovisual en HD o televisión a la carta. Con la nueva generación del estándar WiFi N se pueden conseguir velocidades de hasta 450 Mbps; valores que para la mayoría de usuarios de Internet son más que suficientes. Todo aquel que quiera más prestaciones necesitará un router que soporte el nuevo estándar AC. Dependiendo del número de antenas, en el rango de frecuencia de 5 Ghz se pueden alcanzar tasas de transferencia de más de 1300 Mbps. Para ello es necesario que el hardware también soporte el estándar AC. La mayoría de dispositivos habituales como ordenadores de mesa, portátiles y pantallas planas no tienen esta funcionalidad.

 

Además del alcance y estabilidad de la red inalámbrica, cuando se adquiere un router es muy importante que este disponga de los puertos necesarios para poder integrar los dispositivos de red existentes en la red del hogar. Los discos duros e impresoras se pueden conectar a través de puertos USB para que puedan ser utilizados por todos los usuarios autorizados de la red —por supuesto, también mediante un smartphone o tableta. Los puertos LAN y los conectores para teléfonos son otra ayuda excelente para configurar una red doméstica.

 

Cuando las barreras arquitectónicas impidan que hasta el mejor router cumpla su función, tiene sentido utilizar un repetidor WiFi. Factores como el grosor de las paredes, las grandes distancias dentro de las casa, así como las paredes acristaladas que acumulan humedad, pueden afectar a la intensidad de la onda. Un repetidor nos permitirá aumentar la señal del router sin necesidad de utilizar largos cables de red o tener que hacer horribles agujeros de taladro en la pared. El único requisito es que el repetidor se instale dentro de una red WiFi existente. Si nuestro televisor o el decodificador no soporta WiFi, podremos convertir un repetidor WiFi en una extensión LAN. En este caso, el único cable que ha de conectarse es el cable de red que une el enchufe con el dispositivo LAN correspondiente, como por ejemplo el televisor. 

 

De forma alternativa se puede utilizar la red eléctrica para la transferencia de datos y la configuración de una red en el hogar. Ha de tenerse en cuenta que los adaptadores PLC son dispositivos a 500 Mbps. Con estas tasas de transferencia se pueden conseguir transmisiones en directo y abarcar los requisitos de contenidos en alta definición. Como ocurre con los repetidores Wi-Fi, algunos de los modelos de adaptadores PLC amplifican la señal WiFi o conectan los dispositivos de red correspondientes mediante un conector LAN integrado. Algunos fabricantes también ofrecen productos que permiten integrar electrodomésticos o lámparas en la red, mediante un enchufe integrado o el estándar de red DECT ULE.

 

Cuando tengamos que elegir un dispositivo PLC deberemos tener en cuenta que el adaptador esté cifrado —a ser posible de fábrica— con una contraseña 128-bit AES. De este modo, tendremos una red doméstica segura, extensa, sin interrupciones, a prueba de obstáculos y a salvo de aquellos que pretenden acceder a nuestros contenidos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información