MILLENNIALS | Artículos | 10 AGO 2016

Estrellas que se pasaron a la otra pantalla

Ni la caja tonta fue siempre tan tonta ni la pequeña pantalla tan pequeña: hoy los dispositivos se multiplican, y el contenido audiovisual también. Estas figuras del entretenimiento y la comunicación van a la cabeza de la transición digital.
Estrellas que se pasaron a la otra pantalla
Manuela Astasio

Lejos quedan aquellos días en los que Internet y el contenido online debían conformarse con el estatus de trampolín a todo lo demás: al cine, a la televisión, a la industria discográfica. Hoy triunfar en la red ya se considera un triunfo, valga la redundancia, en el pleno sentido de la palabra, y las tornas están cambiando hasta el punto de que son las estrellas de los medios tradicionales las que empiezan a probar suerte en esta otra pantalla, más pequeña, pero cada día más rentable.

Katie Couric, de ABC a Yahoo

Uno de los primeros casos fue el de Katie Couric. A comienzos de 2014 la prestigiosa periodista estadounidense se incorporó al equipo de Yahoo News, entonces en pleno relanzamiento, como jefa de corresponsales. Antes de ser contratada por Marissa Mayer, Couric había pasado por NBC, por CBS News y por ABC News, donde se ejercitó en la televisión informativa y en espacios tan señeros como Good Morning America! Los rumores de su marcha del portal de noticias suenan desde mayo, pero su fichaje supuso todo un hito en un momento en el que parecía impensable que una estrella de la televisión se pasara al vídeo online.

Kevin Spacey, Robin Wright y Netflix

La ficción va muchas veces por delante de la realidad, y en este caso, aunque solo por unos meses, también le llevó la delantera. Antes de convertirse en la primera webserie (calificativo que ya se le queda pequeño) galardonada en los prestigiosos Emmy, la producción de Netflix House of Cards fue pionera en su capacidad por atraer a grandes estrellas del celuloide como Kevin Spacey y Robin Wright, quienes ya solo podrán ser recordados como el perverso matrimonio Underwood, lejos del share televisivo, y en la senda que abrió camino para otros hitos como Orange is the new black. Spacey, de hecho, se incorporó al equipo no solo como actor, sino también como productor.

Gael García Bernal y Amazon

Otro ejemplo de la buena salud de las webseries es el de Mozart in the Jungle, estrenada en 2014 por Amazon y protagonizada por el actor mexicana Gael García Bernal, que en ella da vida a una suerte de alter ego fictio del popular director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel. Producida por Roman Coppola, Jason Schwartzman y Paul Weitz, Mozart in the Jungle cuenta con dos temporadas y 20 episodios cuya duración oscila entre los 25 y los 30 minutos, y se alzó con dos importantes galardones en la última edición de los Globos de Oro, el de mejor comedia o musical para televisión y el del mejor actor protagonista de comedia o musical para televisión, que fue para García Bernal.

Andreu Buenafuente en #0

Lo supimos a finales de 2015: el final de Canal + era inminente, y con él, el de toda una era: aquella en la que una televisión de pago, más sibarita, aterrizó en España. Su sustituto es #0, un nuevo canal que, pese a autodefinirse como generalista, cuenta con varias particularidades: que no tiene informativos, que es propiedad de un operador de telefonía como Movistar y que mantiene una relación muy estrecha con todo lo que tenga que ver con la tecnología y las redes sociales. No solo porque este mundo protagonice buena parte de su programación -Likes, Web therapy-, sino porque se ha convertido en la alternativa para que todos aquellos que no disponen de suscripción al canal disfruten de sus contenidos, y, de paso, en una plataforma de difusión de los mismos. Uno de los buques insignias de #0 es Buenafuente, que ha vuelto al formato late night con ‘Late Motiv’, un programa cuya audiencia se sitúa, en buena medida, en YouTube, donde su canal oficial ya tiene más de 40.000 suscriptores.

El caso de Flooxer

2015 fue también el año en el que el grupo Atresmedia presentó su plataforma de vídeo online Flooxer, un proyecto encaminado a potenciar el contenido de calidad procedente del mundo digital nativo, que arrancó con varios youtubers en plantilla, pero que ha incorporado también a sus filas a lo largo de estos meses a caras conocidas de la pequeña pantalla como Carlos Baute, Quique Peinado y Pepe Colubi, que cuentan con sus propios videologs en la plataforma. Flooxer fue la respuesta a la tendencia creciente de consumo de vídeo digital en nuestro país, que, según datos del grupo Kantar correspondientes a 2015, ya equivale al tiempo que los españoles pasan viendo la televisión.

Fotos: Joella Marano (cc) / Photo Giddy (cc) / Televisione Streaming (cc) / develon acker (cc)

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información