BUSINESS TI | Noticias | 06 MAY 2009

Windows 7 es más rápido con discos SSD

Según destaca el grupo de ingenieros que ha participado en el desarrollo de Windows 7, los procesos habituales de velocidad de lectura son mucho más rápidos en discos SSD que en los modelos tradicionales.
Alfonso Casas

Según destaca Michael Fortín, uno de los ingenieros más destacables que han trabajado en el desarrollo del nuevo sistema operativo, “la lectura de datos puede llegar a ser hasta 100 veces más rápida desde un disco SSD que los mecánicos tradicionales, ya que se evitan procesos como el reposicionamiento físico de los cabezales”. Fortín también añade que “la lectura de ficheros grandes como es el caso de los contenidos de vídeo puede ser el doble de rápida que un disco duro”.

La primera generación de discos SSD introducida principalmente en los portátiles netbook hace ya dos años, tenían mayores limitaciones, además del ser más lentos y presentar un precio mucho más elevado. Con el paso del tiempo, han ganado en prestaciones, capacidad de almacenamiento, así como en velocidades de acceso a su memoria. Asus, por citar un ejemplo, recientemente ha presentado su nuevo portátil S121 de 12,1 pulgadas, el cual incluye un disco SSD de última generación y 512 GB de capacidad.

Fortín también añade en sus declaraciones que “los usuarios podrían experimentar pequeños retardos cuando se procede a la escritura de ficheros pequeños, factor que podría producirse en los SSD de mayor tiempo e inferior calidad”.

El problema de cuelgues instantáneos puede ser causa de la complejidad de las células de la memoria flash, y debido a que los datos deben ser borrados antes de que los nuevos puedan ser escritos en su lugar. No obstante, desde Microsoft señalan que la utilización de discos SSD en las configuraciones de equipos van a modificar algunos hábitos de los usuarios, de modo que el nuevo sistema operativo Windows 7 tendrá la suficiente inteligencia como para comportarse de uno u otro modo en función de si el almacenamiento se realiza en un disco SSD, o en uno tradicional.

Características como ReadyBoost, que fue desarrollada por Microsoft para obtener ventaja de utilizar dispositivos de memoria Flash a través del puerto USB, con el fin de acelerar el rendimiento de Windows Vista, podría ser desactivada al utilizarse de forma conjunta con discos SSD. También la función de defragmentación es desaconsejable trabajando con los SSD, por lo que en Windows 7 vendrá desactivada, así como la compresión de los discos. Otras como Windows Search y Bitlocker Encryption, trabajan de forma idéntica o mejor en los SSD.

Como ya hemos podido observar en los últimos modelos de SSD, los más avanzados están incluyendo memoria RAM de caché, la cual permite acelerar los diferentes procesos de los dispositivos. Fabricantes como Intel dicen haber mitigado el problema en sus SSD.

Por su parte, Desde el martes 5 de mayo, es posible descargarse la versión Windows 7 Release Candidate. Es algo que hemos venido anunciando estos últimos días en múltiples ocasiones. Sin embargo, ¿Qué deben hacer esos millones de usuarios que se descargaron en su día la versión beta, y que ahora seguramente se planteen migrar a la versión RC, totalmente operativa hasta el próximo 1 de junio del año 2010? Te lo desvelamos en la siguiente entrada del blog.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información