BUSINESS TI | Noticias | 14 SEP 2009

Una pequeña compañía lanza SSD empresariales más rápidos y eficientes

Se trata de la start up Pliant, que afirma que sus discos de estado sólido ofrecen hasta el doble de rendimiento que los de sus competidores.
Paula Bardera

Pliant Technology ha presentado su primera serie de discos de estado sólido empresariales basados en un diseño propietario ASIC que, según la compañía, pueden manejar, sin utilizar ninguna caché, más del doble de operaciones de entrada y salida por segundo, IOPS, que las mejores soluciones de sus competidores.

Los dos primeros productos, denominados EFD, por sus siglas en inglés (Enterprise Flash Drive), son los modelos EFD LS y EFD LB, de 3,5 y 2,5 pulgadas respectivamente. Se trata de discos que pueden llegar a producir hasta 180.000 IOPS y 140.000 IOPS. El disco de 3,5 pulgadas puede alcanzar unas velocidades de lectura de hasta los 500 MB por segundo y de escritura de 320 MB por segundo. Por su parte, el modelo de 2,5 pulgadas lee 420 MB por segundo y escribe a 220 MB por segundo.

Según Greg Goelz, vicepresidente de marketing de esta compañía de tan sólo tres años de andadura, estos dispositivos pueden aguantar un ritmo de trabajo intenso durante cinco años sin problema.

Desde Pliant también afirman que no existe límite al número de escrituras que pueden realizarse en el dispositivo y que podrá trabajar sin bajar el ritmo durante, al menos, cinco años. Estos discos están especialmente pensados para fabricantes de equipamiento como EMC, HP, HDS o Sun Microsystems.

“Son capaces de lograr unas tasas de rendimiento bastante sólidas en lectura y escritura. Además, también pueden ofrecer ciclos ilimitados de programación y borrado”, explica Joseph Unsworth, director de investigación de semiconductores flash NAND de Gartner. “Son datos importantes. En un entorno empresarial, es precisamente una de las principales preocupaciones. El desgaste de los SSD”.

La mayoría de las empresas que fabrican SSD para entornos corporativos utilizan conectividad Fibre Channel. Sin embargo, los primeros productos de Pliant emplean SAS, una tecnología de la que la mayoría de los observadores de la industria piensan que es la interconexión del futuro tanto para servidores como para sistemas de almacenamiento. “Nadie quiere saturar los núcleos de las CPU de los servidores y, cuando lo consiguen, se dan cuenta de que, aunque cuentem con unos SSD muy buenos, el cuello de botella se encuentra entonces en la interfaz. Se trata, a fin de cuentas, de una cuestión de velocidad”.

Actualmente, SAS soporta unas velocidades de transferencia de datos de 6Gb por segundo y en las previsiones de su desarrollo futuro se apunta que doblará esta velocidad en el año 2012. Los discos Fibre Channel son, hoy en día, capaces de ofrecer unas velocidades de transferencia de datos de 4 Gb por segundo. Por eso, SAS está eclipsando esos ratios a nivel de dispositivo.

“Los seis gigabits de SAS en términos de rendimiento van a convertirle en el líder”, ha declarado el analista de memoria flash de IDC, Jeff Janukowicz. Por su parte, uno de los principales proveedores de SSD empresariales, STEC, ha anunciado su propio modelo SAS. Pero incluso esa próxima generación de productos sólo alcanza un máximo de 80.000 IOPS, mientras que los de Pliant llegan a los 180.000 IOPS.

La arquitectura de controlador de SSD de Pliant es muy diferente a la de otros fabricantes de SSD. Cuenta con 12 canales independientes de entrada y salida de datos para intercalar celdas de único nivel de chips flash NAND de Samsung. Además, los dispositivos están configurados como RAID 0 para incrementar el rendimiento y el controlador.

La mayoría de los SSD empresariales actuales utilizan controladores FPGA, mientras que Pliant emplea un controlador personalizado que está programado específicamente para asuntos propios de SSD tales como amplificación de escritura, por ejemplo.

También es único el uso que hace de algoritmos de código de corrección de errores de triple redundancia para asegurarse de que los metadatos están a salvo incluso cuando dos copias de los mismos se corrompen. También es única en Pliant la ausencia de cualquier tipo de caché DRAM, que puede almacenar escritura de datos más rápidamente, les aparta hasta los chips flash NAND en los períodos de menos actividad.

Algunos de los servidores SSD más populares, como los de Intel, utilizan interfaces SATA, que cuentan con una interfaz half-duplex, mientras que en SAS, al igual que en Fibre Channel, es full duplex. La diferencia entre ambos es que full-duplex permite lectura y escritura al mismo tiempo y en el caso de half-duplex debe elegir entre una y otra.

Pliant, cuya sede central está en Milpitas, California, presentó sus nuevos SSD para que los probaran los beta tester el año pasado y tiene previsto ponerlos a disposición general a finales de este mes. “Creo que con este anuncio, estamos empezando a ver materializarse algunas de las verdaderas promesas de SSD”, ha declarado Janukowicz, quien continúa explicando que “muchas de estas aplicaciones son de misión crítica, aplicaciones 24/7 que requieren alta fiabilidad, eficiencia y un rendimiento predecible. Además, basándonos en las afirmaciones de Pliant, parece que han cumplido muchos de estos puntos”.

La compañía no ha querido facilitar posibles precios para estos productos aunque, en cualquier caso, sí ha destacado que serán más caros que los X25-E SSD de Intel , que se venden por 780 dólares el modelo SATA de 64 GB y que serán más baratos que el Zeus SSD de STEC, que se comercializa por 6.000 dólares en el caso del modelo de 73 GB Fibre Channel. ssd de intel

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información