BUSINESS TI | Noticias | 04 DIC 2012

Sony desarrolla una nueva tecnología de detección del estado de la piel

Tags: Actualidad
Sony ha desarrollado una nueva tecnología para cámaras digitales, móviles y tablets, que permite analizar el estado de nuestra piel, e incluso detecta sus impurezas, antes de que sean visibles.
PCWORLD PROFESIONAL

La compañía asegura que su nuevo Programa de Evaluación Inteligente de la Piel (SSKEP) puede analizar diferentes longitudes de onda de la luz que se refleja en la piel del sujeto y así determinar su textura, pigmentación y hasta niveles de melanina. Incluso, puede detectar manchas debajo de la superficie de la piel.

El nuevo SSKEP utiliza tecnología de sensor de imagen CMOS, con la que la compañía es líder de la industria, junto con un nuevo software desarrollado para inspeccionar la imagen digital de cada pixel, al mismo tiempo, y de este modo detectar posibles irregularidades en la piel. La compañía asegura que la luz no visible, incluida la más cercana al espectro infrarrojo, puede utilizarse para observar por debajo de la superficie de la piel.

Sony asegura que anticipará una amplia gama de aplicaciones para esta tecnología, aunque no ha adelantado ninguna. En Japón, los productos de cuidado de la piel además del análisis y los tratamientos clínicos son un “boom” en estos momentos, especialmente entre mujeres.

La compañía quiere ampliar el uso de sus sensores CMOS, cuya potencia ya utilizan los móviles más avanzados, como el iPhone 5 o el Samsung Galaxy S3. Para ello, pretende que se aprovechen más como sensores inteligentes que como simples cámaras, capaces de detectar y analizar movimientos, formas y colores en diferentes contextos.

Al tiempo que Sony sigue intentando externalizar muchos de los componentes que utiliza en sus productos de electrónica, como parte de su plan de reestructuración, la compañía también está promoviendo activamente sus sensores de imagen, especialmente aquellos que se utilizan en los equipos portátiles. El pasado mes de junio aseguró que invertiría 1.000 millones de dólares para aumentar la producción de estos sensores, a partir de septiembre de 2013.

En agosto, la compañía comenzó a comercializar sus primeros sensores de imagen “alojados”. Los chips utilizan una tecnología que “apila” su circuitería de proceso por debajo de los píxeles utilizados para capturar imágenes, en oposición a dejarlos al lado de ellos, como en actuales versiones, reduciendo así su impacto y logrando un rendimiento más eficiente y un procesamiento más rápido.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información