BUSINESS TI | Noticias | 24 JUL 2007

Los nuevos chipsets de Intel conectarán los servidores a mayor velocidad

Tags: Hardware
El fabricante aportará mayores ventajas a la interfaz de red de los servidores con el fin de sacar mayor provecho de los nuevos avances en sistemas multiprocesador, en los procesadores de múltiples núcleos y en la virtualización de los sistemas.
Alfonso Casas

La compañía ha revelado, durante la celebración de una conferencia sobre redes de Cisco, un par de nuevos chips orientados a las tarjetas de red de los servidores y a las placas base de dichos sistemas. La controladora Intel 82598 10-Gigabit Ethernet estará lista para su producción en el mes de septiembre, mientras que la Intel 82575EB Gigabit Ethernet ya se encuentra disponible para los principales fabricantes del mercado. La compañía no quiso desvelar precios.  


Las nuevas tecnologías están incrementando la capacidad de proceso de los centros de datos y ayudan a los negocios a sacar mayor partido de sus sistemas. Sin embargo, las conexiones de red llevan estancadas desde hace unos años, con los típicos cuellos de botella que deben ser eliminados. En este sentido, los nuevos chips presentados contemplan la capacidad de virtualización, dando prioridad a determinados paquetes de datos y con nuevas características en el almacenamiento en red para acabar con los típicos cuellos de botella.  


Por ejemplo, hasta ahora los chipsets de Intel dirigían la comunicación entre los servidores y el almacenamiento en la red, con doble trayectoria de entrada y salida del sistema. El hecho de clasificar los paquetes que se dirigen a cada procesador o núcleo hasta ahora ha sido trabajo de la CPU del sistema, lo cual puede llegar a requerir de una carga de trabajo extrema para el procesador.  


Los nuevos chips presentados han avanzado en este sentido al incorporar múltiples colas (zonas de memoria donde un conjunto de paquetes espera a ser procesado) para su gestión mediante el software necesario, sin necesidad de que la CPU participe en el proceso.  


Con los chips, Intel también introduce Virtual Machine Device Queues (VMDQ), para asignar paquetes a diferentes máquinas virtuales que sean creadas en un servidor. Para que esta función pueda hacer bien su trabajo, los desarrolladores de software de virtualización tendrán que hacer compatible su software con VMDQ. Actualmente, Intel ya está trabajando con VMWare, XenSource y Microsoft, entre otros, en este área. Ahora bien, según Steve Schultz, director de marketing de producto de Intel, es poco probable que para septiembre existan nuevas versiones de software que contemplen dicha característica. 


Además de lo comentado, las controladoras que incorporen dichos chips podrán trabajar nativamente con redes de almacenamiento iSCSI (Internet Small Computer System Interface). La tarjeta 10-Gigabit tiene algunas características diseñadas para utilizarla con tecnología FCOE (Fibre Channel Over Ethernet). A día de hoy se sigue trabajando en el estándar FCOE para que vea la luz lo antes posible, ya que por el momento tan sólo PoE (Power over Ethernet) se ha extendido entre los productos que copan el mercado.  


Con la controladora 10-Gigabit, Intel mejora las velocidades de acceso tanto del bus PCI-X, como la del más rápido PCI Express. La nueva característica más destacada será sin duda la posibilidad de alcanzar los 10 Gbps de transmisión con apenas un 10 por ciento de uso de la CPU.


 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información