BUSINESS TI | Noticias | 08 ABR 2009

La tecnología "nanotáctil" llega a las pantallas más pequeñas

Prototipos de esta tecnología permiten a los usuarios controlar una pantalla táctil desde su parte trasera, para no obstaculizar la visión de la misma.
Paula Bardera

Las pantallas táctiles no pueden ser todo lo pequeñas que quisieran, pues hasta ahora, estaban limitadas por el tamaño de los dedos. Así, sólo podían reducirse hasta un tamaño que hiciera posible que éstos pudieran interactuar con las mismas. Sin embargo, Microsoft Research ha llevado a cabo un trabajo de investigación con el Hasso Plattner Institut alemán, llamado Nanotouch, que permite que los dispositivos con pantallas táctiles puedan controlarse desde su parte de atrás y evitar así que los dedos puedan bloquear la pantalla.

“Estamos utilizando un principio denominado pseudo transparencia, de modo que podemos ver a través de la pantalla y al hacerlo así, podemos ver los documentos que manipulamos y el dedo. De este modo, no hay ningún tipo de oclusión de la pantalla, consiguiendo así una manipulación más precisa”, explica Patrick Baudisch, investigador científico de Microsoft Researh y profesor del Departamento de Interacción humana con computadores del Hasso Plattner Institut.

Baudisch ya ha mostrado varios prototipos de pantallas táctiles de 2,4 pulgadas en la conferencia Computer Human Interface, celebrada en Boston. Una de estas pantallas contaba con esta tecnología de pseudo transparencia, que mostraba un dedo en la pantalla cuando uno real tocaba la parte trasera del dispositivo. Otro prototipo exponía un juego de disparos en el que el jugador movía la pistola utilizando la parte trasera del dispositivo. En la parte de atrás del prototipo se encuentra una rejilla gris y blanca con cuatro núcleos elevados, similares a los que se encuentran en las teclas F y J de los teclados tradicionales. Baudisch ha explicado que sirven para orientar a los dedos a la hora de moverse en la parte trasera de los dispositivos.

Pero hasta que la tecnología “nanotáctil”  pueda incorporarse a gran escala en todo tipo de dispositivos, aún debe desarrollarse más. Según Baudisch, esta tecnología debe reducirse aún más para encajar en nuevos dispositivos, cada vez más pequeños. Por ejemplo, según este científico, en un año o dos, un reproductor móvil de audio del tamaño de una moneda podrá integrar esta tecnología y en unos cinco años, un teléfono móvil podrá contar con estos avances.

Baudisch afirma que ya existen relojes con pantallas táctiles en el mercado, pero necesitan punteros para controlarlos. Los planes de Baudisch pasan por embeber la tecnología en la correa del reloj, de modo que el usuario consiga así mayor control, sin tapar con el dedo la pantalla del mismo. “No es que estemos esperando un tiempo específico para empezar a hacer esto, pero cada año que la tecnología se reduce, podemos introducir más avances en estos dispositivos”, concreta este científico.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información