BUSINESS TI | Noticias | 26 NOV 2007

La PYME no utiliza todas las capacidades de sus equipos multifunción

Una encuesta realizada por Ipsos para Lexmark revela que las pequeñas y medianas empresas españolas deberían invertir más en equipamiento de oficina para aumentar su productividad, siendo el ahorro de costes y el incremento de la comunicación electrónica las razones más comunes para invertir.
Hilda Gómez

Un 69 por ciento de las empresas españolas de pequeño y mediano tamaño cuentan al menos con un dispositivo multifunción que les permita imprimir, fotocopiar, escanear y enviar faxes. Sin embargo, menos de la mitad utiliza todas las funciones de estos dispositivos, y la mayoría no utiliza la función de archivo (sólo un 7 por ciento) o la posibilidad de imprimir fotografías (un 6 por ciento). Estos son los algunos de los datos que se extraen de una encuesta realizada Lexmark y la firma de análisis de mercado Ipsos a más de 1.400 empresas de menos de 250 empleados localizadas en siete países, tras la cual, se ha llegado a la conclusión de que muchas PYMES en Europa y Estados Unidos han invertido en un alto estándar de tecnología. Es más, en las PYMES con mayor número de empleados (151-250 empleados), la proporción de encuestados que posee una impresora multifunción asciende hasta a 89 por ciento.

Según el estudio, las empresas justifican la optimización de sus recursos de impresión en el ahorro de costes y en razones tácticas más que por razones estratégicas u objetivos a largo plazo. Así, el 21 por ciento de las pequeñas y medianas empresas encuestadas considera que una de las mayores presiones a las que tienen que hacer frente es sin duda la reducción de costes de impresión. No obstante, y a pesar de que dos tercios de las empresas (el 66 por ciento) en nuestro país están llevando a cabo medidas para la reducción de costes, la puesta en marcha de las mismas responde más a razones tácticas, como el incremento de la comunicación electrónica (con 74 por ciento), que a cambios estratégicos a largo plazo, tales como la mejora en el flujo de trabajo de la oficina.

Atendiendo al número de empleados de las empresas y su preocupación por la reducción de costes, el estudio desvela que las organizaciones más grandes son más propensas a la introducción de métodos estratégicos orientados hacia la productividad. Por ejemplo, aquellas cuyo número de empleados oscila entre los 151 y 200 están más predispuestas a controlar el acceso a las impresoras de color, un 34 por ciento, cifra que supera el 20 y el 12 por ciento de las empresas con empleados entre 51-151 y 10-50, respectivamente.

En la misma línea, el 35 por ciento de las organizaciones con menor número de empleados no cuenta con ninguna estrategia para la reducción de costes, mientras que esa cifra alcanza el 17 por ciento en las empresas de mayor tamaño.

Por otro lado, España, junto con Italia, se encuentra a la cabeza de los países más concienciados en la implementación de mejoras y estrategias para mejorar el nivel de productividad. Según el estudio, el 17 por ciento de las empresas españolas, y el 14 por ciento de las italianas, realizan revisiones de la infraestructura de impresión regularmente, cifra que contrasta con el 1 por ciento de empresas de Holanda o Estados Unidos.

A modo de conclusión, el estudio prevé que las continuas presiones del negocio llevarán a las pequeñas y medianas empresas a invertir en tecnología ,a fin de obtener un mejor rendimiento. No obstante, todavía existe la necesidad de invertir de cara a una mejor productividad a largo plazo; de lo contrario, toda medida emprendida sin ese objetivo en mente, puede convertirse en un inconveniente a corto plazo.

Según José Luís Domínguez, director de canal y de marketing para la división profesional de Lexmark España, esta visión conducirá a las PYME de nuestro país a buscar un aumento de la productividad utilizando correctamente los dispositivos de impresión y sacando de ellos su máximo potencial. “El hueco existente entre las capacidades de cada uno de los dispositivos y el uso diario de los mismos sugiere una posible mejora significativa de la productividad. La clave radica sin duda en la integración de la tecnología y la productividad”, señala Domínguez.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información