BUSINESS TI | Noticias | 02 ENE 2007

La protección de contenido en Vista suscita dudas

Los usuarios de PC de todo el mundo pueden encontrarse con que el controlador del software deja, de repente, de trabajar en Windows Vista si detecta acceso a contenido no autorizado. Peter Guttman, ingeniero experto en seguridad en la universidad neozelandesa de Auckland, ha escrito un análisis en el que apunta el coste que puede conllevar para los usuarios la protección de contenidos que realiza Vista.
Encarna González
En opinión de este responsable, Windows Vista está intentando alcanzar lo imposible con la protección de acceso a determinados contenidos, los denominados contenidos premium. Así, los usuarios encontrarán que la seguridad de sus PC puede comprometerse con el persistente y continuo chequeo del acceso a contenidos realizados por el sistema operativo Vista.

Para Guttman, estos chequeos, y el asociado incremento de los costes en las tarjetas multimedia, hace de la especificación de protección de contenidos de Vista la “mayor nota de suicidio en la historia”. Los principales elementos en Vista han sido diseñados para proteger el acceso a los denominados contenidos premium, principalmente contenido digital como música y películas, entre otros, y que están protegidos con la tecnología DRM (gestión de los derechos digitales). Así, este diseño requiere cambios en las tarjetas multimedia antes de que Microsoft las soporte para el uso de Vista. Esto significa que las tarjetas que utilicen interfaces no protegidas no pueden ser utilizadas por aquellos PC equipados con Windows Vista.

En opinión de Guttman, Windows Vista está perjudicando los sistemas de alta gama de audio y video, ya que la interfaz de audio más común para audio de alta gama es la S/P DIF (Sony/Philips Digital Interface Format), que no dispone de ninguna protección para contenidos. Ésta debe inhabilitarse en los sistemas que disponen de Windows Vista cuando se está ejecutando el contenido multimedia protegido con DRM. De la misma forma, un componente de la interfaz de video (YPbPr), tampoco tiene protección de contenidos y debe inhabilitarse cuando se reproduce el contenido de video.

Además, las comunicaciones de voz realizadas a través del PC confían en la cancelación automática del eco (AEC) con el objetivo de proporcionar una aceptable calidad de voz. Esto requiere una retroalimentación en la mezcla de audio en el subsistema de cancelación del eco, lo que no está permitido en el esquema de protección de contenidos de Vista. De esta forma, la calidad de la comunicación por voz en los PC disminuye porque el eco aún persiste.

No obstante, Vista también dispone de un sistema de reducción en la calidad de la reproducción que requiere que cualquier interfaz que proporcione una alta calidad de salida degrade la calidad de la señal que pasa a través si hay contenido premium presente. Además, este sistema operativo utilizará más recursos de la CPU ya que la protección de contenidos de Vista requiere de los controladores de hardware y software si detectan algo inusual. Asimismo, con la mirada puesta en prevenir el forzar las comunicaciones, todos los flujos de comunicación tienen que ser cifrados y/o autenticados. Por ejemplo, el contenido enviado a dispositivos de video debe ser encriptado con la especificación AES-128, de forma intensiva en la CPU.

Por todo ello, Guttman alerta que estas inconveniencias podrían impulsar la adopción, ya en auge, del sistema Linux para equipos de sobremesa, e incluso de otras opciones como el Mac de Apple.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información