BUSINESS TI | Noticias | 06 MAY 2010

La FirePro RG220 de AMD ofrece gráficos profesionales en remoto

Tags: Hardware
La solución de gráficos profesionales FirePro RG220 de AMD está pensada para ofrecer rendimiento gráfico a cualquier equipo remoto que no disponga de gráfica dedicada. Basada en la conectividad IP, es muy válida para entornos de estaciones de trabajo.
Alfonso Casas

AMD también ha visto la necesidad de ofrecer una solución de tarjeta gráfica profesional con conectividad remota, de forma que pueda ofrecer aceleración gráfica a cualquier equipo remoto que no disponga de una solución dedicada. Son muchas las empresas que optan por desplegar redes con potencia centralizada en el servidor, y puestos de red compuestos por terminales tontos (Thin Client) o con conectividad PCoIP. Para ellos, la nueva ATI FirePro RG220 permite desplegar opciones avanzadas de gráficos basándonos en conectividad IP.

De este modo, la nueva solución “remote graphics” permite potenciar los sistemas con limitada potencia de cálculo a nivel gráfico. Es capaz de ofrecer soporte completo para el renderizado en múltiples monitores, manejando márgenes de compresión de vídeo 1:1, necesario para el funcionamiento a través de la comunicación establecida por conexión Ethernet. No obstante, su conectividad entre un equipo y el remoto se basa en direccionamiento IP. Sin duda, supone un gran impulso a nuevos despliegues, como es el caso del PCoIP, del que ofrecemos un amplio reportaje en este mismo número. El modelo FirePro RG220 dispone inicialmente de 512 MB de memoria dedicada y soporta doble monitor en modo local, con resoluciones máximas de 1.920 x 1.200 píxeles. Su utilización garantiza plena aceleración de vídeo en entornos 2D y 3D, y es posible utilizarla bajo cualquier sistema operativo Windows, ya sea Windows XP, Vista o Windows 7. El driver Catalyst se encarga automáticamente de la configuración automática. Así se garantiza una completa interoperabilidad entre los gráficos y la CPU.

Durante la presentación de la familia FirePro V8800, desde AMD destacaron en diversas ocasiones que ya en el año 2009 aparecieron equipos 3D híbridos pasando a formar parte de la informática heterogénea. Para 2012, los estándares irán más allá de DX y OpenGL, añadiendo IDs, librerías, y fusionando la arquitectura con el soporte del ecosistema, con el fin de mejorar el balanceo de carga de los sistemas. Según destacaba Rick Bergman durante la presentación, “nos dirigimos hacia una abstracción del hardware”.

Hasta el momento, algunos fabricantes como Fujitsu ofrecen soluciones de este tipo dedicadas basadas en la conectividad IP, pero sin estar integrada en la gráfica. De hecho, es necesario dotar a la workstation de una tarjeta dedicada que contemple la conectividad en remoto para manejar determinadas aplicaciones. De esta forma, se elimina la necesidad de llevar la estación gráfica allá donde vayamos, ofreciendo acceso al desktop en remoto. Es el caso de la Celsius Serie X de Fujitsu, de la que informamos a principios de año. Se trata de una solución hardware formada por una tarjeta de acceso remoto y un dispositivo externo dotado de procesamiento y conexiones de vídeo, que permite acceder remotamente a la estación de trabajo y trabajar sobre ella desde cualquier parte. La solución permite tomar el control de la workstation basándose en IP Network, tanto por medio de LAN como WAN, y soporta la visualización de doble pantalla en el puesto del cliente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información