BUSINESS TI | Noticias | 25 MAR 2010

Intel explora soluciones de almacenamiento de energía alternativa a las baterías de litio

Tags: Hardware
Los supercondensadores de nanoescala utilizados como acumuladores eléctricos podrían acabar reemplazando el uso de las baterías de Litio empleadas en la mayoría de dispositivos móviles actuales.
Alfonso Casas

Ingenieros de Intel Lab están explotando las posibilidades de los materiales de nanoescala, los cuales podrían ser utilizados para crear acumuladores eléctricos con una densidad de energía superior que las baterías de Litio que estamos acostumbrados a ver, y que habitualmente alimentan a nuestros portátiles y equipos. De resultar satisfactorio, los nuevos materiales podrían tener una gran aceptación por parte del mercado y ser producidos a gran escala para proveer a sistemas, dispositivos móviles, vehículos eléctricos, así como cualquier otro producto que se precie.

El proyecto está llevándose a cabo por medio de un selecto grupo ingenieros con conocimientos en desarrollo de sistemas de energía, y fue establecido por Intel allá por el mes de mayo del pasado año. El laboratorio está focalizado en términos de microgrids (sistemas eléctricos centralizados), también conocidos como pequeñas redes eléctricas locales, que según su director de proyecto, Tom Aldridge, están llamadas a ser el futuro de las redes eléctricas inteligentes.

Aldridge destaca que “es demasiado pronto para anunciar resultados, pero vemos con otros ojos y de forma renovada la construcción de células de almacenamiento de energía utilizando nuestra experiencia en la fabricación de nano materiales a gran volumen”. Los objetivos de esta investigación deben ir más allá de lo que es el almacenamiento de energía de la batería, en términos de densidad de energía, y descubrir cómo el montaje de estos supercondensadores con capas de nanoescala en este tipo de infraestructuras, tiene rangos de voltaje útiles que deben ser bien aprovechados.

La forma de almacenar energía está explorando el uso de nuevos componentes y dieléctricos para crear condensadores que puedan ser interconectados a gran escala. Tanto el MIT, como otras universidades, también están implicadas en el tema, explorando el comportamiento de los condensadores de nanoescala como un medio alternativo para alargar el tiempo de vida de las baterías actuales y ofrecer mayor resistencia a las condiciones adversas.

El laboratorio sigue explorando tópicos sobre la arquitectura de microredes, incluyendo sensores de energía, infraestructura en pequeños edificios, así como vehículos interconectados. El equipo de Aldridge también se encuentra trabajando en estos aspectos junto con desarrolladores de otro laboratorio que Intel abrió no hace mucho en Rio Rancho (Nuevo Méjico), como parte de la nueva iniciativa de tecnología verde.

Los condensadores son utilizados habitualmente para el almacenamiento eléctrico en pequeñas cantidades, sirva como ejemplo, una calculadora solar, de forma que el condensador almacena energía para proporcionarla durante un período corto de tiempo. Los supercondensadores, por su parte, vienen a ser modelos de gran capacidad, capaces de almacenar energía durante períodos más largos. En este sentido, las nuevas investigaciones tratan de extrapolar la tecnología y permitir su uso en pequeñas dosis, de forma que puedan ser empleadas en dispositivos personales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información