BUSINESS TI | Noticias | 04 ENE 2010

Intel comienza 2010 renovando sus procesadores Core y extendiéndolos a toda la gama de PC

Tags: Hardware
Intel ha presentado 17 nuevos procesadores Intel Core con HD Graphics integrados, 7 nuevos Core i5, chipset que acompañan a las nuevas CPUs, así como soluciones WiMAX y la nueva generación inalámbrica WiFi denominada Centrino. Además, las CPU Mobile integran por vez primera el chip gráfico junto al procesador (CPU+GPU).
Alfonso Casas

Como ya anunciáramos a finales del pasado año, Intel ha anunciado el desarrollo de nuevos procesadores Intel Core, tanto para la gama de ordenadores de sobremesa, como de portátiles, haciendo extensible sus procesadores Core, conocidos como Nehalem, a cualquiera de los nuevos entornos, ya sean tope de gama o de nivel de entrada. De esta forma, además de ampliar la gama Core i7 con cinco nuevos procesadores, o de renovar los Core i5 con 8 nuevos modelos, se estrena la familia Core i3 de entrada de gama con cuatro modelos que cubren las necesidades de uso más básicas. Todos ellos requieren de nuevos chipset que actúen de controladores

La principal novedad de estos nuevos procesadores Core i5 e i3 es que son los primeros del mercado que presentan una tecnología de fabricación de 32 nanómetros (conocidos con el nombre en código Clarkdale), frente a los Core i7 e i5 actuales de 45 nanómetros (nombre en código Lynnfield). Como principal novedad con respecto a anteriores generaciones, destaca el hecho de llevar integrado el controlador de memoria o IMC. Además, la tecnología Turbo Boost va integrada en la totalidad de los modelos Core i7 y Core i5, ofreciendo un rendimiento dinámico óptimo de cada uno de los núcleos que forman parte de cada procesador. De hecho, Turbo Boost ofrece de forma inteligente un rendimiento incremental de las frecuencias de reloj de cada CPU, para ajustarse de manera automática a la carga de trabajo existente, de forma que se optimiza el consumo de energía y la disipación térmica del sistema.

La otra gran novedad es Intel Graphics HD, presente en los modelos Intel Core Mobile, pensando claro está en la informática móvil y las soluciones integradas en portátiles. Se trata de una solución que integra los gráficos dentro del propio chip, junto a los núcleos de la CPU. De este modo, es posible interactuar entre los procesos de la CPU y los que verdaderamente necesitan potencia gráfica, para optimizar el rendimiento de los equipos y consumir menor energía cuando no sea necesario utilizar gráfica dedicada. Por el momento, van a convivir los 32 nanómetros utilizados en la fabricación de las CPUs, con los 45 nanómetros de la GPU, para en un futuro unificar el proceso de fabricación en ambos chips. Con esta solución, cualquier portátil que esté basado en estos nuevos procesadores va a poder desactivar el chip de gráficos avanzados y manejar el integrado en la CPU para tareas cotidianas, y activarlo sólo en los instantes que se utilicen aplicaciones de mayores requerimientos gráficos. Intel HD Graphics permite manejar múltiples monitores (HDMI o DisplayPort), así como reproducción fluida de contenidos de alta definición. Todo ello aportado por el chip gráfico integrado en la propia oblea de silicio.

Con estos lanzamientos Intel pretende cubrir las nuevas necesidades de los usuarios. Según los últimos estudios llevados a cabo por las principales consultoras, los nuevos usos de los PCs están impulsando la necesidad de adquirir configuraciones de mayor rendimiento a la hora de poder crear contenidos. Con los nuevos procesadores, incluso los equipos de entrada de gama ofrecerán potencia suficiente para poder editar fotografías, manejar vídeos, así como componer música y reproducir juegos en 3D con una experiencia de visualización satisfactoria, y presentada en una amplia gama de tamaños y formatos de PC.

Los modelos desktop, conocidos como Clarkdale integran 512 KB de memoria cache L2, así como 4 MB de memoria Cache L3. Utilizan socket del tipo LGA 1156, introducido el pasado mes de Septiembre por Intel, y requieren de placas base con nuevo chipset, ya sea el H55 o el H57.
Así, el nuevo rango de procesadores comienza con los Core i3-530 e i3-540, cuyas velocidades de reloj son de 2,93 GHz y 3,06 GHz respectivamente. Les siguen los Core i5-650, 660 y 670, con valores que oscilan entre los 3,2 y 3,4 GHz, y con posibilidad estos modelos de aplicarles Turbo Boost de manera individual a cada uno de los núcleos.
Ningún Westmere Core i7 ha sido anunciado para equipos de sobremesa, pero existe el Core i5 661, identico al Core i5-660 con gráficos integrados. Sus valores de TDP oscilan entre los 73 y los 87 vatios.
De esta forma, las principales novedades recaen en los diseños móviles, conocidos con el nombre en código Arrandale. Un total de 7 nuevos modelos con diversidad de configuraciónes en función de la velocidad de reloju y de la memoria caché. Para identificarlos, es posible recurrir a las siglas M, LM y UM, que se corresponden con las modalidades de bajo voltaje y ultra bajo voltaje, y con márgenes de TDP de 35, 25 y 18 vatios respectivamente. En los siguientes números de la revista, ofreceremos análisis de rendimiento de los nuevos modelos de procesadores, así como la gran aportación que suponen las tecnologías Turbo Boost y HD Graphics, haciendo por fin realidad el hecho de implementar CPU y GPU en una misma oblea de silicio.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información