BUSINESS TI | Noticias | 04 MAY 2009

Intel ayuda a gestionar la energía en los centros de datos

Tags: Hardware
Esta herramienta de desarrollo de software permite a las compañías reducir los costes relacionados con el suministro de energía en los centros de datos.
Paula Bardera

Intel ha presentado Data Center Manager, un conjunto de herramientas de software que pueden reducir el consumo generado por los servidores en los centros de datos y lo consigue explotando los recursos de hardware del sistema.

Este conjunto de herramientas de desarrollo de software permite a las compañías construir herramientas para gestionar o poner un tope en el consumo de energía por servidores individuales o por grupos de servidores, lo que podría reducir los costes de energía en los centros de datos. No se trata de software específico para el usuario final, sino, simplemente de un conjunto de herramientas para desarrollarlo.

El middleware Data Center Manager (DCM), construido gracias a este conjunto de herramientas podría adaptar dinámicamente el consumo de energía de los servidores, basándose en las cargas de trabajo y las necesidades de recursos. Así lo ha explicado Jon Khazan, vicepresidente y director general de la división de gestión y middleware de Intel. De este modo, DCM puede ser añadido a anteriores herramientas de gestión de sistemas como una consola o como un servicio Web.

El consumo de energía es suministrado por DCM a través de la comunicación con el software Intelligent Power Node Manager de Intel, que debe estar instalado en los chipsets de cada servidor. El middleware gestiona Node Manager para establecer los límites de energía de los servidores, basándose en su nivel de actividad. Por ejemplo, DCM puede poner un límite al consumo de energía en los servidores inactivos, mientras que aumenta el de los que tengan más actividad.

La herramienta ha sido diseñada para su uso en servidores equipados con chips Xeon 5500,  que incluyen placas madre con el software Node Manager. Este conjunto de herramientas software no funcionaría efectivamente con servidores basados en viejos chips de Intel, puesto que no incluyen las capacidades de gestión térmica necesarias, aclara Khazam. Tampoco este software funcionaría apropiadamente con herramientas de gestión de energía propietarias de empresas como IBM  o HP.


Gestionar la energía en los centros de datosY esto, pese a que HP integra chips Xeon 500 en muchos de sus servidores, pero ha incluido su propia tecnología de gestión de la energía para regular su consumo.  Así, ha incorporado 32 sensores en algunos servidores que pueden hacer un seguimiento y reducir dinámicamente el consumo de energía de los servidores. Los sensores miden la actividad térmica de componentes tales como ventiladores y utiliza esos datos para ajustar la operatividad de los componentes y refrigerar así los sistemas de manera más eficiente.

Para utilizar el middleware DCM, los usuarios necesitan deshacerse de antiguas herramientas de gestión de la energía. El software desarrollado utilizando este conjunto de herramientas, DCM, puede gestionar hasta 1.000 servidores, número que se ampliará en el futuro.

Intel no ha dado a conocer el precio de este producto, afirmando que dependerá de las instalaciones de los clientes. Lo cierto es que en febrero, desde Intel se declaró que el consumo de energía y la refrigeración de los centros de datos suponían hasta el 23 por ciento de los costes de despliegue de este tipo de instalaciones. Por ello, las empresas están intentando reducir costes en esta partida e Intel está tomando las medidas precisas, tanto en hardware como en software, para ayudarles a conseguirlo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información